Desde mi perspectiva: Souhad Azennoud

Fecha: jueves, 2 de junio de 2016

Souhad Azennoud
Foto: Mediating

Quote

En la aldea de montaña donde vivimos, aquí en Kissane, en la provincia Taounate de Marruecos, vemos los efectos del cambio climático. Las personas lo advierten y dicen: ‘antes, las espigas del trigo eran más altas y este cultivo no requería fumigación’. Además, tengo la impresión de que estamos perdiendo los conocimientos agrícolas de nuestras ancestral y nuestros ancestros, lo que empeora la situación.

Si abandonamos la región así, nos espera el desastre. Creo que una de las soluciones está en la agroecología, una práctica que apoyo y que promueve la armonía entre los seres humanos y la naturaleza. Aquí, las mujeres somos quienes demostramos mayor interés en proteger las semillas locales que reflejan nuestra tradición. De hecho, hemos creado un grupo de intercambio de semillas. Las mujeres son quienes más sufren el cambio climático debido a que trabajan en el exterior con mayor frecuencia. También son quienes más reconocen la necesidad de adaptarse a esta realidad.

Nuestro objetivo es que toda la aldea comprenda la importancia que tiene la agricultura sostenible. Pero necesitamos traducir esta concienciación en actividades de generación de ingresos. Si las mujeres tienen un buen ingreso se quedarán en las zonas rurales. De lo contrario, emigrarán junto con sus familias. No podemos actuar solas; ¡necesitamos trabajar mancomunadamente! Las y los ministras/os, por ejemplo, sólo escuchan a sus propios grupos de personas. Pertenezco a una cooperativa agrícola, además de haber fundado otras, por lo que aliento a las personas y a las mujeres a trabajar en conjunto. Esto es lo que estamos haciendo con lo que está a nuestro alcance. Pero el cambio climático es un fenómeno global: ¡todo el mundo tiene que trabajar mancomunadamente!".


ODS 13: Acción por el clima
ODS 15: Vida de ecosistemas terrestres

Souhad Azennoud, de 53 años de edad, de la aldea de Kissane, Marruecos, es una de las más de 200 mujeres beneficiarias de un programa de capacitación organizado por Terre et Humanisme y ONU Mujeres, como parte de un proyecto que respalda a las comerciantes de semillas en pos del desarrollo sostenible. Miembro fundadora de la cooperativa agrícola Ariaf Kissane y reconocida pionera de la agroecología, Souhad recibió el primer premio en la ceremonia de Terre de Femmes Maroc en 2016. Su trabajo está directamente conectado con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 13, que busca abordar el cambio climático y sus efectos, y con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 15, que busca velar por la conservación de los ecosistemas montañosos, incluida su diversidad biológica, para el desarrollo sostenible.

Lea mas historias de la serie editorial "Desde mi perspectiva".