La salud materna recibe un importante estímulo en Liberia

Fecha: lunes, 17 de julio de 2017

La partera Lorina Karway atiende a una nueva madre en la sala de posparto de la Clínica Bodowhea en River Cess, Liberia. Foto: ONU Mujeres/Winston Daryoue.
La partera Lorina Karway atiende a una nueva madre en la sala de posparto de la Clínica Bodowhea en River Cess, Liberia. Foto: ONU Mujeres/Winston Daryoue.

Con 1.072 muertes maternas por cada 100.000 nacimientos, Liberia es uno de los países con los índices más altos de mortalidad materna en el mundo. En áreas remotas, las clínicas a menudo carecen de infraestructura e instalaciones adecuadas; por la noche, las parteras y el personal de salud tienen que asistir en el parto sin electricidad alguna. Con la instalación de sistemas de iluminación solar por parte de ONU Mujeres y socios, las condiciones han mejorado en 26 clínicas y cinco salas de espera materna recién construidas en Liberia.

Un tenue rayo de sol brilla a través de la ventana de la sala posparto en la clínica Bodowhea en el municipio de River Cess en Liberia. En este pequeño espacio, que también es utilizado como bodega de medicamentos y otros suministros médicos, la partera Lorina Karway, de 41 años, atiende a una madre y su recién nacida/o.

Debido a la falta de electricidad la noche anterior, Karway y sus colegas se había esforzado para ocuparse de la mujer embarazada quien había sido llevada con urgencia a la clínica para un parto de emergencia. Esta vez, pudieron salvar la vida tanto de la mujer como de su bebé.

Lea la historia completa en inglés ►