La CP 18 adopta una decisión que promueve el equilibrio de género en las negociaciones del cambio climático

Fecha: 11 Dec 2012

La 18ª Conferencia de las Partes (CP-18) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) que se celebró en Doha, Qatar, concluyó el 8 de diciembre con la muy esperada decisión sobre la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en el contexto del cambio climático.

La decisión de “Promover el equilibrio entre los géneros y mejorar la participación de las mujeres en las negociaciones de la UNFCCC y en la representación de las Partes en las entidades establecidas conforme a la Convención o al Protocolo de Kyoto es un paso importante para hacer prosperar las políticas relacionadas con el clima, sensibles a los asuntos de género, haciendo que se oigan las voces de las mujeres.

La Directora Ejecutiva Adjunta de ONU Mujeres, Lakshmi Puri, asistió a la Conferencia para mostrar el compromiso de ONU Mujeres a la hora de garantizar que la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres sean consideraciones esenciales en las políticas del cambio climático y en el establecimiento de normas. Alabó la decisión como un “logro histórico para la representación y el liderazgo de las mujeres en el marco mundial de gobernanza.

El compromiso asumido por ONU Mujeres con las Partes y con los socios de la sociedad civil, especialmente con la Fundación Mary Robinson - Justicia Climática, jugó un papel primordial en esta decisión. La Entidad hizo un aporte considerable al primer proyecto del texto que fue, en última instancia, presentado por la Unión Europea a través del Órgano Subsidiario de Ejecución. ONU Mujeres trabajó luego para garantizar un apoyo amplio y sostenido de la decisión, haciendo una promoción activa y dando la asesoría técnica de expertos a las Partes, cuando lo solicitaron, a través de las negociaciones y hasta su adopción.

La nueva decisión mejora considerablemente el acuerdo adoptado hace diez años, optimizando la participación de las mujeres en la representación de las Partes en los órganos establecidos dentro del marco de la UNFCCC o del Protocolo de Kyoto.

La nueva decisión hará avanzar la igualdad de género de diversas maneras. En primer lugar, adopta un objetivo de equilibrio de género en los órganos establecidos por la Convención y por el Protocolo de Kyoto con el fin de mejorar la participación de las mujeres y de garantizar una política más eficaz del cambio climático que atienda las necesidades de las mujeres y de los hombres por igual.

En segundo lugar, invita a los actuales y futuros presidentes de esos órganos a dejarse guiar por el objetivo de equilibrio de género para establecer grupos informales de negociación y mecanismos de consultas, inclusive en la selección de facilitadores y presidentes. Se insta igualmente a las Partes en la Convención a incluir más mujeres como candidatas a los puestos en esos órganos y a tratar de alcanzar el equilibrio de género en las delegaciones que participan en las reuniones dentro del marco de la Convención y del Protocolo de Kyoto.

La decisión establece mecanismos de examen y de información con el propósito de hacer el seguimiento de los progresos para alcanzar el objetivo de equilibrio de género, y también adopta el tema del género y del cambio climático como un punto fijo del orden del día de las sesiones de la Conferencia de las Partes, mientras que anteriormente se discutía únicamente bajo “Otros Asuntos.

La Sra. Puri hizo notar que las medidas sobre el terreno son igualmente importantes y mostraban cómo las mujeres ya están en “primera fila de las actividades relacionadas con el cambio climático.

Las iniciativas de ONU Mujeres en Viet Nam y Bangladesh en materia de gestión y reducción de riesgos de desastres, así como en África y en la región del Pacífico, son ejemplos de una cooperación Sur-Sur exitosa para fomentar la resistencia y la adaptación a largo plazo de las mujeres a los efectos del cambio climático. La Sra. Puri enfatizó que las respuestas al cambio climático tienen que ser exhaustivas y cubrir la capacitación y la creación de capacidades, mejorar los medios de vida, ofrecer protección social y servicios esenciales básicos, y adaptar las infraestructuras.

La CP-18 terminó con una decisión en el sentido de extender el Protocolo de Kyoto por ocho años más y de crear un calendario firme para adoptar un acuerdo universal en materia de cambio climático para 2015, que entraría en vigencia en 2020.

Enlaces de interés: