Desde mi perspectiva: “Creé la Fundación Wangu Kanja para prestar a las sobrevivientes el tipo de apoyo que yo no había recibido”

El Informe de 2010 sobre la violencia contra niñas y niños en Kenya reflejaba que 1 de cada 3 niñas keniatas había sufrido violencia sexual antes de cumplir los 18 años de edad. Wangu Kanja, una sobreviviente de la violencia sexual, puso en marcha una fundación para prestar el apoyo a las sobrevivientes de violencia de género que tanto se necesitaba en Kenya.

Fecha: martes, 13 de noviembre de 2018

Wangu Kanja. Photo: UN Women/Kennedy Okoth
Wangu Kanja. Foto: ONU Mujeres/Kennedy Okoth
Quote

A los 18 años de edad y con una pistola apuntándome en la cabeza, me violaron después de robarme el automóvil cuando volvía a casa del trabajo. Busqué asistencia en la clínica médica y denuncié el caso a la policía, que lo registraron como robo con violencia, pero no como violación.

Me sentí sola, hundida y furiosa. No sabía cómo gestionar el trauma y poco a poco fui cayendo en una depresión.

Todo se desmoronó a mi alrededor… Funcionaba por inercia y recurrí al alcohol como mecanismo para afrontar mi situación durante dos años y medio, y no tuve a nadie que me acompañara en esa época tan convulsa para mí. Mi dolor era muy grande y, sin embargo, ni siquiera podía hablar sobre ello ya que tenía demasiado miedo al estigma, a lo que la gente diría de mí.

El camino hacia la justicia para las sobrevivientes de la violencia de género y la violencia sexual a menudo es muy solitario. Tienen que enfrentarse a numerosas dificultades, lo que incluye volver a asumir el papel de víctima al revivir su horrible caso una y otra vez como resultado de un largo proceso judicial que puede durar años. Es muy importante que durante esta experiencia haya personas que te acompañen.

Creé la Fundación Wangu Kanja para prestar a las sobrevivientes el tipo de apoyo que yo no había recibido. Para ayudar a otras sobrevivientes. La fundación ofrece vías de derivación para el acceso a servicios y apoyo directo a las sobrevivientes de violencia sexual.

Establecí una red para las sobrevivientes de violencia sexual en los 47 condados de Kenya a través de la fundación para generar un movimiento que permitiera a las sobrevivientes denunciar su caso y amplificar sus voces para conseguir prevención y protección, así como el enjuiciamiento de los casos de violencia de género.

A nivel de condado la red tiene 30 integrantes y se espera que cada persona trabaje como mentor o mentora de 10 integrantes más a nivel comunitario. El objetivo es contar con una red dinámica de activistas y agentes del cambio a todos los niveles de las instancias administrativas del país, que puedan dirigir y modificar las narrativas en torno al sexo, la sexualidad y la violencia sexual en sus comunidades, y amplificar las voces de las sobrevivientes de la violencia sexual”.



ODS 5: Igualdad de género

Wangu Kanja, activista y sobreviviente de la violencia sexual, puso en marcha la Fundación Wangu Kanja para apoyar a las mujeres que sobreviven a la violencia de género en Kenya. Gracias a su fundación, ha conseguido atender a más de 20.000 sobrevivientes hasta la fecha. Mediante las generosas aportaciones del Gobierno de Finlandia y Suecia, ONU Mujeres respalda la red de sobrevivientes establecida por la Fundación Wangu Kanja. La labor de Wangu refleja la aspiración del Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5, que tiene como propósito eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres.