Yo soy la Generación Igualdad: “Nací como consecuencia de una violación que ocurrió en la guerra”

Miles de millones personas de todo el mundo se sitúan en el lado correcto de la historia todos los días. Alzan la voz, se comprometen, se movilizan y llevan a cabo grandes y pequeñas acciones para promover los derechos de las mujeres. Esta es la Generación Igualdad.

Fecha: lunes, 18 de noviembre de 2019

Yo soy la Generación Igualdad
Ajna Jusić, 26 years old, is the President of the Forgotten Children of War Association. Photo: UN Women/Maria Sanchez
Ajna Jusić, 26 years old, is the President of the Forgotten Children of War Association. Photo: UN Women/Maria Sanchez

Yo soy la Generación Igualdad porque…

“Decidí buscar a otras personas en situaciones similares, y me puse en contacto con ellas.

Tres cosas que puedes hacer para enfrentarte a la cultura de la violación:

  • Si te encuentras con alguien que es diferente, asegúrate de que esa persona se sienta incluida.
  • Infórmate de los diferentes tipos de familias que existen y alza la voz cuando presencies actos de discriminación.
  • Icon- a girl raises her arm
  • Comparte esta historia en los medios sociales utilizando las etiquetas #orangetheworld y #generationequality para generar más conciencia sobre la cultura de la violación.

Nací como consecuencia de una violación que tuvo lugar en el conflicto de Bosnia. Veintiséis años después, tanto mi madre como yo misma seguimos viviendo con el estigma.

Cuando era una niña teníamos que cambiar de casa constantemente porque las niñas y los niños me acosaban. Yo no conocía la verdad, mi madre guardaba silencio porque quería protegerme y creía que, como el resto de las personas de su entorno, me avergonzaría de ella y la rechazaría.

Cuando estaba en secundaria, una vez, uno de mis profesores me preguntó cómo se llamaba mi padre, y empecé a hacer investigaciones puesto que no sé quién es mi padre. Finalmente di con una descripción muy detallada de lo que pasó con mi madre en un informe de investigación. Aún recuerdo el dolor que sentí en aquel momento, como si yo fuese lo que más provocaba su sufrimiento. Sin embargo, hacer frente a la verdad nos ha unido más.

Contacto con personas similares para gestionar el dolor

Decidí buscar a otras personas en situaciones similares y me puse en contacto con la Dra. Amra Delić, que estaba realizando un estudio sobre este tema.

En 2015, quince personas nos reunimos por primera vez. Durante tres horas, nadie dijo nada. Simplemente estuvimos allí sentadas. Nos dábamos cuenta, por primera vez, de que no estábamos solas.

SDG color stripe

“No queremos ser invisibles; queremos que se nos trate con igualdad.”

SDG color stripe

Conocer la verdad sobre la violación de mi madre también me motivó a estudiar psicología, porque quería ayudarla. Finalmente, empezó a ir a sesiones de terapia hace unos meses.

Tuvimos que esperar hasta 2018 para que mi madre acordara con nosotras hablar del tema públicamente, entonces fue cuando empezó de verdad la lucha. Mi asociación, Forgotten Children of War (Niñas y niños olvidados de la guerra), había estado trabajando en la sombra durante unos años. Ahora realmente estoy marcada como alguien que ha nacido de una violación, ya que las personas me reconocen. A veces siento cansancio, pero nunca me he arrepentido.

La lucha por la igualdad no ha terminado

Mi asociación trabaja en una campaña para que se nos reconozca como un grupo vulnerable con derecho a recibir servicios de protección social. Por ejemplo, las hijas y los hijos de soldados que lucharon o murieron en la guerra perciben becas de estudios. También necesitamos acceso a la atención médica, y al apoyo psicológico y jurídico.

En el diploma de mi universidad, iban a escribir una X al lado de mi nombre porque no conozco el nombre de mi padre. Se trata de una práctica común en Bosnia. Estamos presionando para prohibir esta costumbre. No queremos ser invisibles; queremos que se nos trate con igualdad”.



Ajna Jusić, de 26 años de edad, es la presidenta de Forgotten Children of War Association, psicóloga y feminista de Sarajevo, Bosnia y Herzegovina.