Yo soy la Generación Igualdad: Francy Jaramillo Piedrahita, defensora de los derechos humanos y promotora de paz

Miles de millones personas de todo el mundo se sitúan en el lado correcto de la historia todos los días. Alzan la voz, se comprometen, se movilizan y llevan a cabo grandes y pequeñas acciones para promover los derechos de las mujeres. Esta es la Generación Igualdad.

Fecha: viernes, 13 de diciembre de 2019

Yo soy la Generación Igualdad
Francy Jaramillo Piedrahita. Foto: ONU Mujeres/Ryan Brown

Soy Generación Igualdad porque…

En el Cauca, Colombia, hay mucho machismo, y esto ha creado grandes diferencias entre hombres y mujeres. Siempre he sido crítica con la idea de que el espacio de la mujer está en la casa, no en las políticas públicas. Las políticas públicas dan forma a las decisiones que afectan a hombres y mujeres, y es importante reflejar las voces de las mujeres para que dejemos de construir una sociedad desde una perspectiva masculina.

Tres acciones que Francy piensa que puedes realizar para ser parte de la Generación Igualdad:

  • Votar por mujeres en cargos políticos.
  • Comenzar a hablar de la igualdad de género y sobre la construcción de una sociedad donde las mujeres tengan espacios seguros, y reconocer la importancia de los hombres en esta labor.
  • Icon- a girl raises her arm
  • Compartir tareas y quehaceres dentro del hogar y empezar a educar a niños y niñas de manera distinta. Las niñas pueden jugar al fútbol, las madres pueden desarrollar capacidades, y los hombres pueden participar en el trabajo de cuidado, no como ayuda, sino como una responsabilidad compartida.

Mientras crecía, mis actividades sociales eran muy restringidas. Mi padre siempre me preguntaba a qué hora regresaría a casa, y [él creía] que las mujeres debían regresar a casa temprano. Una de mis hermanas fue asesinada por las FARC. También por esa razón mi padre me sobreprotegía.

Todo esto me llevó a implicarme en las cuestiones de género.Cuando terminé la universidad, inicié una fundación para la prevención de la violencia contra las mujeres.

Lo que quieren las colombianas

Hoy en día, las colombianas son protagonistas, y quieren la paridad política. La ley procura sólo el 30 % de representación femenina en cargos políticos, en lugar del 50 %.

Queremos que nuestras ciudades y territorios sean seguros para hablar, caminar y movernos de forma segura. Queremos que se aplique plenamente el acuerdo de paz.

Pero hay desafíos… no hay recursos definidos para la aplicación del acuerdo de paz. La violencia contra las mujeres es uno de los mayores desafíos en este momento. El acuerdo de paz promovió la participación de las mujeres, pero [en las zonas rurales] los maridos no quieren que sus esposas participen.

Hay algunos grupos de mujeres más vulnerables que otros, como las mujeres que tomaron las armas durante el conflicto. Hay mucho estigma en contra de ellas, y enfrentan amenazas de grupos armados. El movimiento de mujeres y el movimiento LGBTQ trabajaron mano a mano en aras de alcanzar el acuerdo de paz, pero las personas LGBTQ también sufren el estigma.

Todo el mundo debería ser activista por los derechos de las mujeres

SDG color stripe

“Queremos que nuestras ciudades y territorios sean seguros para hablar.”

SDG color stripe

La paz en Colombia crearía las condiciones para la construcción de una sociedad que sepa cómo resolver los conflictos de forma pacífica, una sociedad con menos desigualdades, y donde un día todas y todos disfrutemos de la igualdad de derechos.

La educación es fundamental para la construcción de una sociedad diferente.

La acción debe comenzar en nuestros hogares y en el sistema educativo, a fin de educar a los hombres y los niños de forma diferente. Históricamente, sólo los hombres han disfrutado del derecho a participar en los espacios públicos; se les ha enseñado a ser proveedores y se les ha negado el derecho a sentir o a llorar. Tal vez por eso algunos sean tan violentos.

Si trabajamos unidos por los derechos de las mujeres, lograremos una mayor igualdad, y un día estas relaciones serán iguales.



Francy L. Jaramillo Piedrahita es defensora de los derechos humanos con más de una década de experiencia en el trabajo en torno a los derechos de las mujeres, cuestiones relacionadas con la comunidad LGBTQ y la consolidación de la paz en Colombia. Ha encabezado la localización de la aplicación de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad y el acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC en el Cauca, Colombia.