Inspiradoras mujeres negras que debe conocer

Fecha: miércoles, 15 de julio de 2020

Publicado originalmente en Medium.com/@UN_Women

En plena pandemia de lCOVID-19, las protestas contra el racismo y la discriminación a nivel mundial han demostrado que estamos lejos de conseguir la igualdad. Las mujeres negras se enfrentan a multitud de injusticias y desigualdades transversales, pero también son líderes y pioneras en sus países y comunidades. Si se quiere crear un mundo mejor y más igualitario, los movimientos de igualdad de género no pueden permitirse dejar a nadie atrás.

A lo largo de la historia y hasta la actualidad, mujeres negras de todo el mundo han realizado extraordinarias contribuciones a nuestras sociedades, a veces sin ningún reconocimiento. 

A continuación presentamos siete increíbles mujeres negras que luchan contra la opresión y la discriminación, y lideran la creación de un futuro mejor.

Tarana Burke

Tarana Burke, fundadora del movimiento #MeToo (EE. UU.) «#MeToo trata, en muchos sentidos, de autonomía. No se trata de renunciar a ella, sino de reclamarla».

Tarana Burke fundó el movimiento «Me too» en 2006 y durante décadas ha apoyado a sobrevivientes de la violencia sexual, en especial a mujeres jóvenes de color. Inspirada en el movimiento de Tarana, la movilización «#MeToo» de 2017 llamó la atención como nunca antes sobre la violencia y el abuso sexuales en los sectores público y privado. Ha ayudado a exponer públicamente la magnitud y la repercusión de la violencia sexual, y lideró un movimiento de cambio que destacó las voces y experiencias de las mujeres.

Vanessa Nakate

Vanessa Nakate, activista por la justicia climática (Uganda) «Para hacer frente al cambio climático, debemos colaborar todas y todos. La juventud no puede combatirlo por sí sola».

Vanessa Nakate comenzó a informarse sobre el cambio climático con 21 años de edad y un año más tarde comenzó a liderar el movimiento «Fridays For Future» en Uganda. También es la fundadora del movimiento «Rise Up», dedicado a amplificar las voces de las activistas africanas. A principios de 2020, recortaron a Vanessa de una fotografía de mujeres jóvenes activistas en el Foro Económico Mundial, lo que reforzó su determinación de promover las voces y experiencias de las mujeres africanas en las propuestas de actuación ante el cambio climático.

Jaha Dukureh

Jaha Dukureh, Embajadora Regional de ONU Mujeres para África (Gambia) «No tendremos igualdad hasta que las niñas puedan crecer teniendo el control de sus propios cuerpos y futuros».

Tras sobrevivir a la mutilación genital femenina (MGF) y luego de ser forzada a casarse a los 15 años, Jaha Dukureh comenzó a denunciar estas prácticas y se convirtió en una voz líder del movimiento. Dukureh, Embajadora Regional de ONU Mujeres para África, es ahora la Directora General y Fundadora de la ONG Safe Hands for Girls, que proporciona apoyo a mujeres y niñas africanas sobrevivientes de la MGF, y aborda sus nocivas consecuencias permanentes a nivel físico y psicológico. Junto con organizaciones de mujeres y la sociedad civil, ha contribuido a que el Gobierno de Gambia prohíba la MGF gracias a la movilización juvenil y a la celebración de campañas en el país.

Emanuela Paul

Emanuela Paul, coordinadora de programa con Beyond Borders (Haití) «Sabemos que el aislamiento, especialmente en el caso de familias y personas a cargo del cuidado de otras que no siempre entienden los derechos de las niñas y las mujeres, incluidas las discapacitadas, tiende a aumentar la violencia».

Emanuela Paul es una activista feminista de Haití. Como Coordinadora del programa Rethinking Power de Beyond Borders, trabaja para eliminar la violencia contra las mujeres y niñas, incluidas las que tienen alguna discapacidad. A medida que COVID-19 repercute en su comunidad, Paul se adapta rápidamente para continuar creando conciencia y ofreciendo servicios a mujeres que lo necesitan.

Unity Dow

Unity Dow, jueza y activista por los derechos humanos (Botsuana) «Atrás quedaron aquellos tiempos en los que se trataba a las mujeres como propiedades o estas debían obedecer los deseos y caprichos de los hombres».

Unity Dow —primera jueza del Tribunal Superior de Botsuana— ha luchado por los derechos de las mujeres y los derechos humanos tanto a nivel nacional como internacional. En 1992, Dow impugnó la legislación nacional que prohibía a las mujeres de Botsuana casadas con extranjeros conceder la nacionalidad a sus hijas e hijos, y ganó. Dow es también conocida por su sentencia como jueza del Tribunal Superior durante la decisión judicial de Kgalagadi [no disponible en español]. Dow y otro juez resolvieron que el pueblo san, considerado una de las culturas más antiguas del planeta, tenía derecho a regresar a sus tierras ancestrales tras verse reubicado por el Gobierno de Botsuana. Actualmente ostenta el cargo de Ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional de Botsuana.

Valdecir Nascimento

Valdecir Nascimento, activista por los derechos de las mujeres (Brasil) «Es necesario que las mujeres negras asuman esta lucha. Somos la solución en Brasil, no el problema».

Valdecir Nascimento (59 años) ha sido una destacada defensora de los derechos de las mujeres en Brasil durante más de 40 años. En 2015, fue una de las organizadoras de la monumental «Marcha de Mulheres Negras» (la histórica Marcha de mujeres negras), que movilizó a más de 10 000 mujeres negras que pedían poner fin a la violencia y al racismo, y exigían igualdad de género. Nascimento es la Coordinadora Ejecutiva de ODARA–Instituto da Mulher Negra (Instituto de la mujer negra), con sede en Salvador, Brasil, y coordina la Rede de Mulheres Negras do Nordeste do Brasil (Red de mujeres negras del noreste de Brasil).