Yo soy la Generación Igualdad: Maya Tutton, joven activista en favor de poner fin al acoso sexual en el espacio público

Fecha: lunes, 10 de agosto de 2020

Yo soy la Generación Igualdad
Maya Tutton, 21, co-founded the Our Streets Now campaign to end public sexual harassment. Photo: Ellen Bell-Davies
Maya Tutton. Foto: Ellen Bell-Davies

Yo soy la Generación Igualdad porque…

Tres cosas que todos podemos hacer para ayudar a poner fin al acoso sexual en el espacio público

  • Pronunciarnos: edúcate y luego habla con tu familia, amistades y colegas sobre este tema.
  • Defiéndete: ya sea como transeúnte o como víctima, si te sientes segura, desafía este comportamiento dondequiera que lo veas.
  • Icon- a girl raises her arm
  • Únetenos: echa una ojeada a nuestra campaña en el sitio web o en Instagram y cuenta tu historia de acoso sexual en el espacio público.

Quiero vivir en un mundo de igualdad, en este momento.

Me pronuncio porque he enfrentado el sexismo, pero también porque sé que el sexismo que he enfrentado es mínimo en comparación con las barreras que otras enfrentan.

Para mí, poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas es la parte más importante del feminismo, porque hasta que no estemos seguras, no seremos libres. Una de mis experiencias más frecuentes de sexismo mientras crecía fue el acoso sexual que enfrenté en los espacios públicos.

Sin embargo, no fue hasta cuando Gemma, mi hermana menor, comenzó a sufrir acoso sexual que me di cuenta de que había que hacer algo. Lo aceptable tiende a convertirse en inaceptable cuando les sucede a las personas que queremos.

Jóvenes mujeres en el centro de la lucha para poner fin al acoso sexual en el espacio público

Creo que la igualdad de género nunca podrá alcanzarse hasta que las mujeres y las niñas se sientan seguras en los espacios públicos.

Por eso, mi hermana y yo iniciamos la campaña Our Streets Now (Nuestras calles ahora) contra el acoso sexual en el espacio público, la forma más común de violencia contra las mujeres y las niñas. Leer y compartir historias de acoso sexual en el espacio público es parte central de nuestra campaña, pero puede tener serias implicaciones para la salud mental. Las historias diarias de violencia sexual son difíciles de tratar, y me ha sido difícil construir los límites necesarios para protegerme a mí misma.

Tiene particular importancia destacar las voces de las jóvenes cuando se analiza el acoso sexual en el espacio público, ya que las mujeres de 18 a 24 años reportan las tasas más altas de acoso. A pesar de esta sobrerrepresentación [en las cifras informadas], las mujeres y las niñas más jóvenes suelen estar subrrepresentadas en los órganos de toma de decisiones.

SDG color stripe

“Todas las formas de opresión están interrelacionadas”


SDG color stripe

El sexismo y la discriminación por razones de edad se combinan en nuestra sociedad para devaluar la importancia de las voces de las mujeres jóvenes. Nuestro activismo es crucial para construir un mundo más igualitario. Todas las formas de opresión están interrelacionadas, por lo que utilizamos el mecanismo de la interseccionalidad para dejar claro que para alcanzar la igualdad de género, también debemos combatir el racismo, la homofobia, la discriminación contra personas discapacitadas y otras formas de discriminación. 

El acoso sexual en el espacio público durante la pandemia mundial

En los últimos meses hemos recibido muchas historias inquietantes de niñas y mujeres que explican el modo en que ha empeorado el acoso en el marco de las medidas de emergencia de la COVID-19. Las calles desiertas han hecho a muchas sentirse más vulnerables que antes. A medida que han ido aumentando los casos de abuso doméstico y acoso en línea, hemos fortalecido nuestra campaña contra todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas.

Nosotras, en Our Streets Now, creemos que "construir mejor" es reconstruir una sociedad más justa y equitativa, libre del acoso sexual en el espacio público. En lugar de volver a la normalidad, tenemos que impulsar el cambio. Conforme reabran los bares y los clubes nocturnos, debemos presionar para que se adopten medidas más estrictas contra el acoso y la agresión sexuales. Cuando volvamos a la escuela, es esencial hacer campaña para mejorar la educación sexual y la enseñanza antirracista. En las universidades, contar con talleres de consentimiento, administrados en línea, que enseñen a todo el cuerpo estudiantil sobre el respeto, el sexo y la violencia contra las mujeres y las niñas es otro paso importante.

Es crucial que nos aseguremos de que la pandemia no dé vuelta atrás al reloj en el progreso de las mujeres hacia la igualdad. 



Maya Tutton, de 21 años, cofundó la campaña Our Streets Now en el Reino Unido con su hermana Gemma para exigir el derecho de las mujeres y las niñas a sentirse y estar seguras en el espacio público.