Desde mi perspectiva: “Una mejor comprensión del cambio climático ha transformado la manera en que trabajamos”

Korka Diaw es campesina senegalesa. Dirige REFAN, la Red de Mujeres Agricultoras del Norte de Senegal, que capacita a las mujeres y lucha contra la pobreza a través de la agricultura. En esta historia, habla sobre la adaptación a la COVID-19 y el cambio climático.

Fecha: martes, 20 de abril de 2021

Korka Diaw. Photo: UN Women/Yulia Panevina
Korka Diaw. Foto: ONU Mujeres/Yulia Panevina

Quote

La agricultura representa el 70 por ciento de mi trabajo. En nuestra cooperativa trabajamos en la cadena de valor del arroz, de principio a fin. Esto incluye la producción, la cosecha, el procesamiento y la comercialización. Cultivamos 150 hectáreas de arroz y 20 hectáreas de hortalizas y frutas.

La pandemia de COVID-19 nos tomó por sorpresa y paralizó nuestras actividades. Las restricciones de movimiento y el toque de queda nos impidieron acceder a nuestros campos en la medida necesaria; el personal de apoyo no podía trabajar hasta tarde. Algunas cooperativas no pudieron realizar labores de procesamiento debido a la COVID-19. Aprendimos a adaptarnos porque no teníamos otra opción. ¡No podíamos quedarnos de brazos cruzados! Tuvimos que aprender a protegernos. Ahora vamos al campo con mascarillas, somos cuidadosas con el contacto, nos lavamos las manos a menudo, y cada una lleva su propia agua y comida.

La agricultura puede ser una actividad arriesgada. Durante años, antes de la COVID-19, no entendíamos lo que estaba sucediendo con nuestra tierra y cómo adaptarnos al cambio climático. Se produjeron interrupciones en nuestro calendario de cultivo. Con el apoyo de socios como ONU Mujeres aprendimos sobre el cambio climático y la selección de semillas, entre otras cosas. Una mejor comprensión del cambio climático ha transformado la forma en que trabajamos y nos ha permitido poner en práctica técnicas de adaptación adecuadas.

No es posible, por ejemplo, cultivar de manera sostenible si no se cuenta con semillas adaptadas al cambio climático. Si no se tiene tierra y se pide prestada o se alquila, el ingreso podría no ser sostenible. Si no se cuenta con financiamiento para comprar los insumos agrícolas adecuados para una buena cosecha, puede que no se obtenga un buen rendimiento.

Una de las mejores maneras de proteger la tierra es a través del drenaje de agua. No podemos usar y desperdiciar el agua de maneras anticuadas. Es importante saber cómo usar la tierra, para que no impactemos negativamente el medio ambiente y el ecosistema. Debemos proteger el medio ambiente para que permanezca limpio, sin desechos ni basura. Se nos ha confiado la tierra, es importante que la cuidemos”.



ODS 2: Hambre cero
ODS 8: Trabajo decente y crecimiento económico
ODS 13: Acción por el clima
ODS 15: Vida de ecosistemas terrestres

Korka Diaw es miembro de la cooperativa agrícola Malayora Gueye en Saint Louis, Senegal, y presidenta de REFAN, la Red de Mujeres Agricultoras del Norte de Senegal. REFAN y sus 16.000 miembros empoderan a las mujeres y luchan contra la pobreza a través de la agricultura. ONU Mujeres está apoyando a REFAN en el desarrollo de una agricultura sostenible y climáticamente inteligente a fin de aumentar su resiliencia a través de su programa AgriFeD (Agricultura, Mujeres y Desarrollo), dirigido en asociación con el Grupo BNP Paribas. Desde el comienzo de AgriFed, en 2019, las miembros de REFAN han abierto tres nuevas tiendas en Dakar, han comenzado a producir semillas adaptadas al cambio climático, y han aprendido a pilotar drones para monitorear los arrozales.

Más historias sobre acción climática