Desde mi perspectiva: “La paz no es un milagro de un día para otro. Todas las personas necesitan contribuir a la consolidación de la paz”

Fecha: martes, 8 de agosto de 2017

Saba Ismail. Foto: Angela Catlin.
Foto: Angela Catlin.

Saba Ismail comenzó a trabajar en la consolidación de la paz en Pakistán cuando tenía 15 años de edad. Las percepciones sobre la gente joven constituyen un obstáculo mayor para conseguir su involucramiento en la consolidación de la paz, señala Saba, ya que su trabajo no se toma en serio. La inseguridad agudizada hace que la situación sea aún más difícil para las jóvenes. Pese a esta situación, ella espera que un día se celebre la diversidad y que todas y todos contribuyan a la paz.

“Yo vengo de Peshawar, una provincia al noroeste de Pakistán, donde los grupos extremistas y radicales son muy activos. Aunque asistí a una escuela privada, la intolerancia religiosa forma parte de la narrativa en esa región. Se nos enseñaba que era un pecado comer del mismo plato o incluso estrecharse la mano con los no musulmanes.

Yo hubiera crecido creyendo en esa narrativa, que el yihad es una forma de justicia, si no fuera por mi padre.”

Lea la historia completa en inglés ►