Yo soy la Generación Igualdad: Teodora Mileska, defensora de la salud sexual y reproductiva y los derechos conexos

Miles de millones personas de todo el mundo se sitúan en el lado correcto de la historia todos los días. Alzan la voz, se comprometen, se movilizan y llevan a cabo grandes y pequeñas acciones para promover los derechos de las mujeres. Esta es la Generación Igualdad.

Fecha: martes, 19 de noviembre de 2019

Yo soy la Generación Igualdad
Teodora Mileska poses for a photo. Photo: UN Women/Mirjana Nedeva
Teodora Mileska. Foto: ONU Mujeres/Mirjana Nedeva

Yo soy la Generación Igualdad porque…

Tenía siete años de edad cuando me di cuenta por primera vez de que a las niñas no se las trataba igual que a los niños. Estoy convencida de que todas las niñas y las mujeres deben tener igualdad de oportunidades en la vida y el valor para cumplir sus sueños. No quiero que ninguna muchacha crea que no es suficientemente buena para este mundo, porque realmente lo somos.

Tres cosas que puedes hacer para formar parte de la Generación Igualdad

  • Tener curiosidad, hacer preguntas y analizar. Todo empieza contigo.
  • Habla más, conéctate, comparte. No tengas miedo a cuestionar tu sociedad y romper tabús.
  • Icon- a girl raises her arm
  • Comparte historias como esta utilizando la etiqueta #GenerationEquality y únete a la campaña.

La desigualdad de género también te concierne a ti, incluso aunque no seas consciente. La igualdad de género no sólo afecta a las mujeres, es algo que afecta a todo el mundo.

Cada una de las personas que se une al movimiento de promoción de los derechos de las mujeres lo fortalece y lo mejora.

Poner fin al acoso sexual y a la violencia sexual eliminando comportamientos tóxicos

El acoso sexual y la violencia sexual son [para mí] dos de las cuestiones más urgentes. Durante años, se ha enseñado a las niñas a no volver tarde por la noche, a ir siempre acompañadas. Se les ha dicho cómo ir vestidas y cómo actuar.

Debemos empezar a educar a las niñas y a los niños de la misma manera. Ya es hora de empezar a hablar del consentimiento. Un “no” significa “no”, no quiere decir “convénceme”.

Cada vez hay más mujeres y niñas que hablan y comparten su experiencia. Esto es algo importante, porque podemos mostrar al público en general que hay un problema.

SDG color stripe

“Tenemos que reconocer los comportamientos tóxicos y actuar cuando los veamos.”

SDG color stripe

Tenemos que reconocer los comportamientos tóxicos y actuar cuando los veamos. Muchas personas simplemente miran hacia otro lado cuando presencian acoso sexual. Eso es lo más fácil. [Cuando se comportan así] respaldan con su silencio el acoso sexual y la violencia sexual.

Promover la educación sexual integral para conseguir el empoderamiento

A los 16 años de edad, recibí por primera vez educación sexual integral. Abordaba las infecciones de transmisión sexual, los anticonceptivos, los derechos humanos, las cuestiones de género y la violencia sexual. Desde aquel momento, quise educar a mis compañeras en educación sexual integral. Quise enseñar e impartir información a las y los jóvenes, especialmente a ellas, sobre temas de los que no se habla en la escuela.

Quise romper el tabú de que la educación sexual solamente habla de sexo.

La educación sexual integral consiste en dar libertad e información a las personas jóvenes sobre sus decisiones sexuales y reproductivas. Consiste en analizar las perspectivas desde el punto de vista del género, en poner a prueba las normas y los roles de género. Te informas sobre tu cuerpo, tus derechos y tu vida. Y eso es justamente lo que a menudo falta en la educación formal: obtener conocimientos y competencias que necesitarás en la vida.



Teodora Mileska cursa Estudios Internacionales e Interculturales en Macedonia y aspira a conseguir el diploma en Resolución Pacífica de Conflictos. Es educadora experta entre pares sobre educación sexual integral y escritora conceptual para el programa de radio Seksi Maalo, que defiende los derechos en materia de salud sexual y reproductiva.