Pasamos el micrófono a: Teodora Stojilković, Serbia

Embajadora de la juventud y activista en favor de los derechos de las mujeres

Fecha: lunes, 16 de noviembre de 2020

Orange Microphone illustration

En el marco de los 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género, pasamos el micrófono a mujeres que trabajan en primera línea, combatiendo la COVID-19 y la pandemia de violencia contra las mujeres y niñas, un problema que aumenta sin cesar. Son las voces de sobrevivientes, trabajadoras esenciales y mujeres líderes que nos indican los problemas urgentes y cómo podemos detener la escalada de violencia, recuperarnos tras la COVID-19 y rehacer nuestras vidas.

Teodora Stojilković, Serbia, WAVE Youth Ambassador. Photo courtesy of Teodora Stojilković
Teodora Stojilković,. Foto cortesia de Teodora Stojilković
Orange opening quotation mark

Soy activista porque crecí en Bujanovac, una ciudad serbia caracterizada por la división étnica en la que las mujeres son ignoradas, sea cual sea su nacionalidad. Se les dice que deben ‘saber cuál es su lugar’ y que se mantengan alejadas de la política. He escuchado muchas veces en mi barrio historias de mujeres que sufrían abusos físicos en sus casas.

¿Qué puede hacer para contribuir a este objetivo?

  • Crear un espacio seguro para las mujeres que sufren violencia y explicarles que en ningún caso son las culpables de dicha violencia.
  • Ayudar a todas las sobrevivientes de violencia que conozca. Estar ahí para ellas.
  • Sensibilizar a otras personas sobre la violencia contra las mujeres, tanto en persona como a través de Internet. Compartir información sobre cómo pueden obtener ayuda las sobrevivientes.
  • ¡Apoyar las voces de las mujeres! ¡Reforzar las voces de las mujeres!

Durante el confinamiento provocado por la COVID-19, la violencia contra las mujeres aumentó de manera significativa, puesto que muchas mujeres se vieron encerradas con sus parejas violentas. Sufrían por ello, pero no sabían a dónde acudir en busca de ayuda. Empecé a pensar en cómo podría ayudar a las sobrevivientes sin exponerlas a un riesgo mayor. El llamado con el que se buscaban embajadoras de la juventud para la red Mujeres Europeas Contra la Violencia (WAVE) me pareció una oportunidad ideal para ayudar a las mujeres, no sólo en mi ciudad sino en toda Europa.

Trabajábamos directamente con mujeres locales y nos dedicábamos a generar conciencia sobre la violencia contra las mujeres y las niñas. Como Embajadora de la juventud de la red WAVE, creé diversos contenidos en línea en los que se hace hincapié en la importancia de erradicar el estigma y la vergüenza que rodean a la violencia sexual. También incluimos información sobre los servicios de apoyo y las líneas telefónicas de asistencia que existen en Serbia. Creo que nuestras acciones tuvieron un efecto empoderador en las mujeres de los Balcanes, alentándolas a denunciar la violencia y a pedir ayuda.

Las mujeres y las niñas que experimentan violencia necesitan saber que no están solas. Es fundamental tomar postura en este asunto.

A continuación tengo previsto desarrollar una red dedicada al empoderamiento de las mujeres, que proporcionará espacios seguros en los que las sobrevivientes puedan compartir sus experiencias personales de abandono de relaciones abusivas y pondrá a su disposición especialistas que las guiarán en su camino hacia la recuperación.

Debemos apoyarnos unas a otras. Este es mi llamado a las sobrevivientes: ‘Si se encuentra en una situación abusiva, llame a alguien de su confianza. Todo tiene un principio un final, y el final puede ser hermoso por muy oscuro que le parezca todo ahora’”.

A través de sus programas, ONU Mujeres lucha contra la violencia de género y ayuda a las sobrevivientes

Teodora Stojilković es una estudiante de 18 años y activista en favor de los derechos de la mujer procedente de Bujanovac, Serbia. Fue una de las embajadoras de la campaña “Women Talk” (Las mujeres toman la palabra), que contó con el respaldo de ONU Mujeres, y en la actualidad ejerce como Embajadora de la juventud de la red WAVE en el marco del programa regional UE-ONU Mujeres para poner fin a la violencia contra las mujeres en los Balcanes Occidentales y Turquía, cuyo objetivo es cambiar las normas sociales.

Tras el brote de COVID-19, las Embajadoras y los Embajadores de la juventud de Albania, Bosnia y Herzegovina, Montenegro y Serbia crearon vídeos en sus lenguas locales para concienciar sobre la violencia sexual contra las mujeres y explicar cómo obtener ayuda.

Pese a que casi todos los Estados miembros del Consejo de Europa registraron un drástico aumento del número de casos denunciados de violencia contra mujeres y niñas en el ámbito privado durante el confinamiento ocasionado por la COVID-19, las autoridades serbias notificaron un descenso, dado que, al verse atrapadas en casa con sus agresores, las mujeres no podían denunciar la violencia. La rápida evaluación de ONU Mujeres sobre los efectos de la pandemia en los servicios especializados para las víctimas y sobrevivientes de violencia en los Balcanes Occidentales y Turquía pone de relieve los enormes problemas para acceder a los servicios de apoyo. Las sobrevivientes acudieron en su mayoría a organizaciones locales de mujeres; entre abril y julio de 2020, 20 organizaciones de mujeres apoyadas por ONU Mujeres registraron un incremento del 30% en el número de llamadas de mujeres que experimentaban violencia, en comparación con el mismo período del año anterior. Ayudar a las organizaciones de mujeres de base comunitaria, que pueden llegar y atender a las mujeres que las necesitan, es una parte muy importante de la respuesta de ONU Mujeres sobre el terreno.