ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, 55ª sesión – Declaración de apertura

Error:

Date: 22 February 2011

Discurso pronunciado por la Secretaria General Adjunta y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, en ocasión de la apertura de la 55ª Sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, 22 de febrero de 2011.

[Tal como fuera pronunciado.]

Señora Vicesecretaria General,
Presidente del Consejo Económico y Social,
Presidente,
Excelencias,
Distinguidos delegados,
Colegas y amigos:

Es un honor para mí dirigirme a ustedes en este primer día de la quincuagésima quinta sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer y la primera sesión que cuenta con el apoyo de ONU Mujeres. El año pasado pidieron que se implementase el compromiso de la Asamblea General de fusionar las cuatro instituciones existentes en una nueva entidad más amplia para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Es pues un logro de esta Comisión y de los muchos defensores de los derechos de las mujeres que se haya establecido y que ya sea operacional la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres - ONU Mujeres, de la cual tengo el privilegio de ser su primera Secretaria General Adjunta y Directora Ejecutiva.

Doy la calurosa bienvenida a todos los representantes gubernamentales, especialmente a aquéllos que han viajado desde las capitales, así como también a los representantes de las organizaciones no gubernamentales y a los colegas del sistema de la ONU. Quiero expresar mi agradecimiento al Presidente y a los miembros de la Oficina de la Comisión por la diligencia que han puesto en la preparación de esta sesión, por las consultas que han hecho con todos los Estados Miembros y Observadores y por las reuniones celebradas para informar a otros interesados.

Distinguidos delegados:

Hoy les informaré sobre los progresos que hemos logrado para hacer que ONU Mujeres sea operacional e introduciré los principales temas de esta sesión de la Comisión.

Antes de ello, permítaseme recordar a todos nosotros la enorme responsabilidad que tenemos - junto a ustedes, miembros de esta Comisión - de trabajar de manera estratégica, apoyando decididamente nuestro interés colectivo de alcanzar la igualdad de género. Los analistas del desarrollo cada vez presentan más evidencias de que la igualdad de género es fundamental para el desarrollo económico y social, la paz y la democracia. En todo el mundo vemos que hay más hombres y grupos de hombres que trabajan por proteger los derechos de las mujeres, y vemos más mujeres ocupando el lugar que les corresponde al lado de los hombres en el uso creativo de las nuevas tecnologías, ya sea para vender sus productos en el mundo o para apoyar movimientos de transformación democrática como los que se han visto en las últimas semanas.

Se encuentran aquí hoy representantes de muchos países que han hecho reales progresos a la hora de aumentar la representación política de las mujeres en los ámbitos nacional y local, de alcanzar la paridad en la educación primaria entre las niñas y los niños y de reducir la cantidad de muertes maternas. Muchos de ustedes han trabajado con sus colegas en el Gobierno y en el Parlamento para garantizar la aprobación de nuevas leyes más fuertes de penalización de la violencia doméstica, para eliminar la discriminación en el mercado laboral, y para garantizar los derechos de las mujeres a la propiedad y a la herencia.

Esta Comisión es un foro para que cada uno de ustedes hable de sus innovaciones, sus mejores prácticas y experiencias sobre las medidas que funcionan y sobre cómo las reformas de políticas y jurídicas que han logrado contribuyen a cambios concretos en las vidas de las mujeres y de las niñas, así como en las de los hombres y de los niños. Es también el foro donde se acuerdan y se hacen compromisos para tomar medidas adicionales para acelerar el progreso en materia de igualdad de género y de autonomía de las mujeres.

Al mismo tiempo, este foro sabe mejor que otros que, a pesar de los ejemplos alentadores, este progreso es desigual y frágil. Mientras nos reunimos aquí hoy, hay aún demasiadas mujeres y niños que están siendo traficados, demasiadas trabajadoras domésticas que abandonaron a sus familias para ir a vivir a lugares nuevos sin leyes de protección o políticas laborales, demasiadas niñas que se ven forzadas a abandonar la escuela o que se les casa demasiado temprano, demasiadas mujeres y niñas que no tienen acceso a los servicios, ya sean de extensión agrícola, clínicas de salud, transporte económico o ayuda jurídica. Además, en el mundo hay demasiadas pocas mujeres que están en los grupos de toma de decisiones cuando se negocian acuerdos de paz, acuerdos comerciales o acuerdos relativos al cambio climático.

La crisis mundial del empleo no se ha resuelto aún y los niveles de desempleo siguen estando muy por encima de los niveles de antes de la crisis. Millones de trabajadores se han visto relegados a empleos vulnerables y un número cada vez mayor de países han adoptado medidas fiscales de austeridad. En estos tiempos de crisis y de cambio, debemos aprovechar las nuevas oportunidades y evitar posponer las iniciativas en pro de la promoción de la igualdad de género y de la autonomía de las mujeres hasta que existan condiciones más estables, hasta que hayamos resuelto la crisis actual, o hasta que hayamos progresado en el camino hacia el desarrollo. La ausencia de igualdad entre las mujeres y los hombres y la discriminación contra las mujeres impiden el progreso del desarrollo, la paz y la seguridad y el cumplimiento de los derechos humanos. La discriminación y la desigualdad son el problema y las mujeres son parte de la solución, así que debemos sacar pleno provecho del potencial y la creatividad de las mujeres para alcanzar un futuro mejor.

Los desafíos específicos y urgentes de llegar a las mujeres en las áreas rurales - especialmente a las más pobres - de modo de alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio es algo que tenemos que discutir más. También son temas importantes para esta Comisión los modos en que las mujeres se ven afectadas por los desastres naturales, por los conflictos y los desplazamientos, así como las dificultades a las que se enfrentan para tener acceso a la toma de decisiones en todos los sectores.

Ésta es la razón por la que tenemos que oír un análisis franco de los desafíos a los que se enfrentan los diferentes países y regiones y la manera en la que podemos trabajar juntos en los ámbitos nacional, regional y mundial para subvenirlos.

Estos asuntos han sido siempre cruciales para la Comisión pero ahora tenemos una mejor oportunidad, gracias a ONU Mujeres, la nueva entidad de la ONU que tiene un mandato único y claro de ayudar a garantizar una relación sin tropiezos entre la guía normativa dada por los Estados Miembros y las actividades operacionales. Esto también hace que esta sesión de la Comisión sea particularmente importante, porque es la primera oportunidad de maximizar el mandato de ONU Mujeres y hacer que esos nexos se vuelvan cambios concretos en beneficio de las mujeres y de las niñas.

Distinguidos delegados:

Volviendo al tema del progreso para hacer que ONU Mujeres sea operacional, también considero esta sesión de la Comisión una oportunidad de ayudarme a comprender las prioridades y expectativas que los Estados Miembros tienen con respecto a ONU Mujeres, y garantizar que ellas se vean reflejadas en el primer Plan Estratégico de ONU Mujeres.

Quiero hablarles de cómo ONU Mujeres implementará la visión sobre la que se apoya, que es una visión de un mundo donde las mujeres y los hombres tienen derechos y oportunidades iguales, y donde los principios de igualdad de género y de empoderamiento de las mujeres están firmemente integrados en los planes de desarrollo, de derechos humanos, y de paz y seguridad.

En mis consultas con muchos interesados, he oído una serie de mensajes claros: que ONU Mujeres debe centrarse en unos pocos asuntos y alcanzar resultados evidentes, que debe trabajar conjuntamente con el sistema de la ONU y no haciéndole competencia, que debemos apoyarnos en lo que ya hemos logrado pero mejorar y profundizar nuestro trabajo, y que debemos ser innovadores. Más importante aún, debemos priorizar el apoyo a los socios nacionales en los países.

Teniendo en cuenta los contextos y las capacidades específicos de cada país, ONU Mujeres se centrará en cinco prioridades temáticas en sus operaciones:

1) Expandir las voces, el liderazgo y la participación de las mujeres, trabajando con los socios para eliminar las brechas en el liderazgo y la participación de las mujeres en los distintos sectores, y demostrando los beneficios que ese liderazgo puede tener para la sociedad en general;

2) Eliminar la violencia contra las mujeres permitiendo a los Estados que adopten los mecanismos necesarios para formular y hacer cumplir las leyes, las políticas y los servicios que protejan a las mujeres y las niñas, de modo de promover la participación de los hombres y de los niños, y de prevenir la violencia;

3) Fortalecer la implementación de la agenda de paz y de seguridad de las mujeres por medio de una plena participación de las mujeres en la resolución de conflictos y los procesos de paz, en los mecanismos de alerta temprana sensibles al género, en la protección de la violencia sexual y en el apoyo a sus sobrevivientes, en cumplimiento de las resoluciones de la ONU;

4) Aumentar la autonomía económica de las mujeres en el contexto de las crisis económica y medioambiental. ONU Mujeres trabajará con los gobiernos y los socios multilaterales para garantizar que se cumplan plenamente los derechos y la seguridad económica de las mujeres, incluyendo los bienes productivos y la plena protección social

5) Hacer que las prioridades en materia de igualdad de género sean esenciales en los planes y presupuestos nacionales, locales y sectoriales. Trabajando con los socios de la ONU, ONU Mujeres respaldará las capacidades nacionales en los planes, presupuestos y estadísticas basados en los hechos.

La transición de ONU Mujeres hacia una entidad dinámica e innovadora que integre todas las funciones y mandatos anteriores es compleja, y estamos trabajando arduamente en ella.

Agradezco el apoyo entusiasta que me han dado muchos de ustedes. Les pediría que nos den un poco de tiempo, pero también que sigan siendo defensores fervientes para que ONU Mujeres reciba los recursos necesarios para asumir plenamente su función. Finalmente, les solicitaría que pidan cuentas a ONU Mujeres y al sistema de la ONU en lo relativo al cumplimiento de las altas expectativas que ustedes tienen con tanta razón.

Distinguidos delegados:

Volviendo a los temas del orden del día de esta sesión de la Comisión:

El tema prioritario que han elegido para este año — “Acceso y participación de las mujeres y las niñas en la educación, la capacitación, la ciencia y la tecnología, incluyendo con el fin de promover el acceso equitativo de las mujeres al pleno empleo y al trabajo digno — no podría ser más oportuno. Los dos informes del Secretario General sobre este tema [E/CN.6/2011/3 y E/CN.6/2011/5] han ilustrado cómo los estereotipos de género permean la sociedad y llevan a la segregación en el mercado laboral. También dan ejemplos de medidas adoptadas por los Gobiernos, la sociedad civil y el sector privado en varias partes del mundo para garantizar que las mujeres y las niñas puedan ejercer su derecho a la educación y puedan tener un mayor acceso a trabajos dignos, y que puedan contribuir equitativamente a desarrollar y aplicar los principios y las herramientas de la ciencia y la tecnología.

Nuestro análisis, sobre la base también de lo expresado por los Estados Miembros, destaca cinco puntos esenciales:

1) Ampliar el acceso a la educación no es suficiente; es también crucial mejorar la calidad y la importancia de la educación, lo que puede incluir medidas tales como la priorización del desarrollo profesional de los maestros, la mejora de las condiciones de aprendizaje y la revisión de los planes escolares de estudio.

2) Los estereotipos de género son una de las principales causas de la segregación laboral y deben ser atacados sistemáticamente. Las medidas pueden incluir la revisión de los materiales de estudio y la sensibilización de los maestros, así como el contacto tanto de las niñas como de los niños con modelos en campos no tradicionales como el de las mujeres ingenieras o los hombres maestros de preescolar.

3) Sin embargo, la educación no es suficiente para que las mujeres tengan acceso a un trabajo digno. Se necesitan también medidas proactivas para facilitar su transición de la escuela al trabajo, es decir un acceso equitativo a las oportunidades del mercado laboral. Las medidas pueden incluir capacitación en la búsqueda de empleo y planes de protección social sensibles a los asuntos de género.

4) La ciencia y la tecnología responden de manera insuficiente a las necesidades tanto de las mujeres como de los hombres; el contenido de la investigación y del desarrollo tiene que ser sensible al género e inspirado en el usuario. El potencial de innovación de las mujeres está poco explotado. Con el objetivo de beneficiar a sus sociedades, el empoderar a las mujeres para que contribuyan plenamente a los conocimientos y a la producción en materia de ciencia y tecnología debe volverse una prioridad.

5) Las mujeres tienen que ser alentadas para que tengan un acceso equitativo a la capacitación y aprendizaje de la tecnología de la información y la comunicación (TIC) y a los nuevos empleos y oportunidades empresariales generados por la TIC. Las mujeres del mundo están desafiando los estereotipos de género sobre los usuarios de la TIC y están exigiendo el derecho a participar en la investigación y el desarrollo de la TIC. Las mujeres también están usando la TIC para crear conciencia y, como lo han dejado claro los eventos recientes, unirse a los demás para dar un giro a la historia.

Espero tener un intercambio prolífero de opiniones sobre estos temas que, creo, les ayudarán a llegar a un consenso sobre una serie específica de recomendaciones de políticas orientadas a la acción. Estas conclusiones acordadas reflejan el compromiso de los Estados Miembros, pero son sólo un primer paso. Dichos compromisos deben tener un seguimiento en el ámbito nacional. ONU Mujeres y todo el sistema de la ONU en los países estarán listos para trabajar con ustedes y apoyar los esfuerzos por implementar las conclusiones acordadas en esta Comisión.

Otro campo de atención de esta sesión es el estudio del progreso en la implementación de las conclusiones acordadas sobre “la eliminación de todas las formas de discriminación y violencia contra las niñas, que esta Comisión adoptó en su quincuagésima primera sesión de 2007.

Sabemos que para acabar con la discriminación y la violencia contra las niñas es necesario contar con estrategias exhaustivas para crear un entorno favorable y sensible para las niñas, de modo de que puedan desarrollar su potencial, gozar de su derecho a la educación y vivir vidas sanas libres de violencia. ¿Qué medidas se han tomado para traducir las conclusiones acordadas en 2007 a la práctica? ¿Cuál fue su impacto? ¿Qué estrategias han probado ser eficaces para garantizar que las niñas reciban suficiente atención en el desarrollo de las políticas y programas y en la correspondiente asignación de recursos? ¿Cómo pueden solucionarse las continuas dificultades? Esta discusión es una oportunidad de tratar estos temas y centrarnos en modos de colmar la brecha en la implementación y acelerar la acción.

El nuevo tema elegido para la sesión de este año, “Igualdad de género y desarrollo sostenible, ofrece una oportunidad estratégica para esta Comisión de ejercer su influencia en los debates de interés mundial. Al elegir este tema, la Comisión creó una oportunidad excelente de garantizar que se incluya sistemáticamente una perspectiva de género en el proceso preparatorio de la Conferencia sobre Desarrollo Sostenible (Rio + 20), que se celebrará en 2012.

También me complace ver que prestarán especial atención a la “Eliminación de la mortalidad y morbidez maternas evitables y empoderamiento de las mujeres en un panel que contará con la participación de una serie de entidades de la ONU y de otros interesados. Esta discusión será una oportunidad para que la Comisión evalúe el progreso de la lucha por disminuir la mortalidad materna, por identificar buenas prácticas e intervenciones exitosas, y por encontrar modos de acelerar más las actividades con el fin de reducir considerablemente y eliminar la mortalidad materna y alcanzar el ODM 5. También será una oportunidad de dar un ímpetu mayor a la implementación de la Estrategia mundial para la salud de las mujeres y los niños del Secretario General.

Presidente,
Distinguidos delegados:

Quiero atraer su atención sobre una serie de otros informes que se han presentado a la Comisión dentro del marco de este punto del orden del día, incluyendo el informe sobre la situación y la asistencia a las mujeres palestinas, que cubre el período de octubre de 2009 a septiembre 2010, y el informe sobre las mujeres, las niñas, y el VIH y el SIDA. También hago referencia al plan de trabajo conjunto de ONU Mujeres y de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y al informe de las actividades del Fondo Fiduciario de la ONU para eliminar la violencia contra la mujer, que administra ONU Mujeres en nombre del sistema de la ONU. Los miembros de esta Comisión recibirán una nota del Secretario General adjuntando la lista de las comunicaciones confidenciales relativas a la condición de las mujeres y las respuestas dadas.

La Asamblea General ha encargado al Secretario General que dé un informe oral a esta Comisión sobre la mejora de la condición de las mujeres en el sistema de las Naciones Unidas. En tanto que organización que marca un estándar, la ONU tiene una responsabilidad especial de alcanzar el equilibrio de género y de dar el ejemplo. Si bien la meta actual es alcanzar el equilibrio de género en todos los niveles de todos los grupos ocupacionales para el año 2000, y para 2015 para ciertos puestos como los de Representantes Especiales y Enviados del Secretario General, todavía hay mucho por hacer. El equilibrio de género ha sido logrado sólo en los niveles P-1 y P-2. Las mujeres sólo componen el 28,4 por ciento de los funcionarios de nivel D-1 y superior, y el 32,3, 37,8 y 44,1 por ciento respectivamente para los niveles P-5, P-4 y P-3.

Un estudio realizado en todo el sistema ha identificado una serie de problemas para alcanzar el equilibrio de género, incluyendo mecanismos inadecuados de rendición de cuentas, monitoreo y aplicación, falta de medidas especiales para la igualdad de género, escaza implementación de sistemas flexibles de trabajo, promoción insuficiente, y un número bajo de candidatas cualificadas.

El informe del Secretario General, contenido en el documento A/65/334, sobre la Mejoramiento de la situación de las mujeres en el sistema de las Naciones Unidas, da recomendaciones sobre cómo sobreponerse a esas dificultades, incluyendo la necesidad de auspiciar un liderazgo superior, mejorar el monitoreo y la responsabilidad, e implementar de manera más rigurosa las políticas existentes, incluyendo las medidas especiales para las mujeres y los sistemas flexibles de trabajo.

ONU Mujeres trabajará para implementar la agenda de representación equitativa de las mujeres en el sistema de la ONU por medio de un liderazgo estratégico en materia de coordinación, promoción, creación de políticas, implementación y rendición de cuentas.

Espero volver a encontrarme con ustedes en las próximas dos semanas; es su voluntad política y su compromiso que ayudaron a crear ONU Mujeres, y contamos con su apoyo para colmar las expectativas de muchos de nuestros socios.

En mi calidad de Directora Ejecutiva de ONU Mujeres les aseguro que, junto con mi personal, haré todo lo que esté a mi alcance para apoyar el trabajo fundamental de esta Comisión y hacer el seguimiento de la sesión, de modo que puedan completar su agenda y alcanzar los resultados que desean, en una nueva era de igualdad entre las mujeres y los hombres, los niños y las niñas. Éste es el objetivo que debemos poder alcanzar. Ésta es la razón de nuestra presencia hoy aquí.

Espero que tengamos dos semanas excitantes. Muchas gracias.