Desde mi perspectiva: Lorraine Kakaza

Fecha: miércoles, 20 de julio de 2016

Lorraine Kakaza. Foto: ONU Mujeres/Helen Sullivan
Foto: ONU Mujeres/Helen Sullivan

Quote

La aldea donde vivo está rodeada de minas. La dificultad más grande a la que nos enfrentamos es la falta de agua limpia y segura. El agua que sale del grifo está contaminada. Creemos que las minas son la causa de esta contaminación. El agua ha contaminado nuestros huertos. Antes solíamos dedicarnos a la agricultura. Teníamos ganado, cultivábamos hortalizas y las podíamos vender. Desde que se abrieron las minas, todo eso cambió.

Una mezquita del barrio nos ayudó a pagar la perforación de algunos pozos, pero sólo se nos permite utilizar esa agua para beber y cocinar. Todavía tenemos que seguir utilizando el agua contaminada en nuestros huertos, para lavarnos y para lavar la ropa. Cuando utilizamos agua del grifo para lavarnos nuestras partes íntimas, nos salen sarpullidos y llagas. Había mujeres cuyos maridos trabajaban lejos, y, cuando estos volvían y veían las llagas, creían que les habían estado engañando.

Hace tres años se nos ocurrió la idea de contar nuestra historia a través de podcasts para sensibilizar a la comunidad sobre lo que estaba pasando por culpa del agua. Yo fui el personaje principal de estos podcasts. Se me da bien porque no altero la historia, la cuento tal como es. He aprendido mucho desde que empecé a hacer este trabajo. La gente ahora entiende mejor nuestros problemas, los maridos saben que el agua causa las llagas, y que sus mujeres no les están engañando. Es un pequeño cambio, pero importante”.
ODS 13: Acción por el clima
ODS 6: Agua limpia y saneamiento

Lorraine Kakaza, de 27 años de edad, es una monitora voluntaria de la comunidad de Carolina, una pequeña ciudad cerca de la frontera de Swazilandia, en la provincia de Mpumalanga, Sudáfrica. Participó en un taller sobre los efectos del cambio climático en las mujeres rurales y en las pequeñas agricultoras, auspiciado por la oficina multinacional de Sudáfrica de ONU Mujeres, en Johannesburgo. Su trabajo está relacionado con el ODS 13, que se centra en aumentar la capacidad de planificación y gestión eficaces en relación con el cambio climático en los países menos adelantados, lo que incluye centrarse en particular en las mujeres; y con el ODS 6, que se centra en lograr el acceso universal al agua limpia y al saneamiento, y el acceso equitativo y adecuado a servicios de saneamiento para todas y todos, especialmente para las mujeres y las niñas.

Lea más historias de la serie editorial “Desde mi perspectiva”.