Declaración: Pramila Patten, Directora Ejecutiva interina de ONU Mujeres, insta a los líderes talibanes a incluir a mujeres en la próxima entidad de gobierno

Fecha: martes, 31 de agosto de 2021

“Tomo nota de los compromisos públicos asumidos por el portavoz de los talibanes de respetar los derechos de las mujeres ‘dentro del marco del Islam’, especialmente el derecho de las mujeres al trabajo, a cursar estudios superiores y a desempeñar un papel activo en la sociedad, así como el derecho de las niñas a asistir a la escuela. La inclusión inmediata de mujeres en la nueva estructura de gobierno del Afganistán será la prueba de fuego definitiva para los talibanes”, declaró la Sra. Patten.

El desarrollo pleno y completo del Afganistán y la causa de la paz requieren la participación real e igualitaria de las mujeres en todos los ámbitos, incluyendo la vida pública y la esfera política. La plena participación de las mujeres no solo es esencial para su empoderamiento, sino también para el progreso de la sociedad en su conjunto. Los líderes talibanes deben dar pasos claros para incluir plenamente a las mujeres en los procesos de adopción de decisiones en todos los niveles, tanto a escala nacional como internacional, de modo que puedan proseguir con su contribución al logro de los objetivos de igualdad, desarrollo y paz.

La ley suprema del Afganistán, la Constitución adoptada en 2004, incluye disposiciones claras sobre la igualdad de derechos de toda la ciudadanía, incluida la participación de las mujeres en la vida política del país. El Afganistán también ratificó sin reservas la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y adoptó, en 2015, un plan de acción nacional sobre las mujeres, la paz y la seguridad con el fin de garantizar la plena aplicación de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad. Estos compromisos son vinculantes y deben cumplirse de forma inmediata. 

“El Afganistán se está embarcando en la construcción de un nuevo futuro. Insto a los líderes talibanes a: (1) reiterar su compromiso de cumplir las disposiciones constitucionales y los tratados internacionales que garantizan la igualdad de toda la ciudadanía; (2) asegurar la participación plena e igualitaria de las mujeres en los procesos políticos y de adopción de decisiones; (3) garantizar la protección de las mujeres frente a amenazas y ataques basados en el género, que violan sus derechos e impiden su participación efectiva; (4) y reafirmar el objetivo de lograr una amplia representación de las mujeres en la vida pública, asegurando que gocen de igualdad total en el ejercicio del poder político y económico”, manifestó la Sra. Patten. 

“Tras la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptada ayer, 30 de agosto, en la que se reitera la importancia de respetar los derechos humanos, especialmente los derechos de las mujeres, y se alienta a todas las partes a tratar de alcanzar un acuerdo político negociado e inclusivo que asegure la representación plena, igualitaria y significativa de las mujeres, insto a la comunidad internacional a extremar la vigilancia y a continuar con sus acciones para garantizar que los derechos de las mujeres no sean negociables”, añadió la Sra. Patten.

En el Afganistán existe un notable movimiento activista en favor de los derechos de las mujeres que ha logrado progresos considerables. Estos avances, que tanto ha costado conseguir, no se pueden revertir. La inclusión de mujeres en la arquitectura de gobierno será la prueba de fuego para el nuevo régimen político del Afganistán. Es necesario y urgente actuar ahora para garantizar la plena participación de mujeres en la vida pública y política del país.