Fotoreportaje: Un día en la vida de Thaiza Vitória da Silva, Río de Janeiro

Fecha : 25 julio 2016

It is 5 a.m. when the alarm clock rings at Thaiza Vitória da Silva’s home, in Anchieta, a neighbourhood in northern Rio de Janeiro, Brazil. The sun hasn’t risen, but the 15-year-old handball player is already up and getting dressed. She walks to the bus station with her father, Marcos, and her little sister, Thais Maria.

Son las 05.00 de la mañana cuando suena el despertador en la casa de Thaiza Vitória da Silva, en Anchieta, un vecindario del norte de Río de Janeiro, en Brasil. Aún no ha amanecido, pero la joven de 15 años y jugadora de balonmano ya está levantada y se está vistiendo. Camina hasta la estación de autobuses con su padre, Marcos, y su pequeña hermana Thais Maria.


When the bus arrives, the two girls say goodbye to their father and start a one-hour ride to Santa Monica Educational Centre, a private school with a strong sport tradition. The sisters haven´t always studied there. Thaiza started her formal education in a lower quality public school because her family couldn´t afford a private education.

Cuando llega el autobús, las niñas se despiden del padre y emprenden un viaje de una hora hasta el Centro Educativo Santa Mónica, un colegio privado con una sólida tradición deportiva. Las hermanas no siempre estudiaron allí. Thaiza comenzó su educación formal en un colegio público de menor calificación porque su familia no podía afrontar los costos de la enseñanza privada.


It was her outstanding performance as a handball player that earned her an athletic scholarship to study at Santa Monica.

Fue gracias a su sobresaliente desempeño como jugadora de balonmano que obtuvo una beca como atleta para estudiar en Santa Mónica. Inspirada por Thaiza, su hermana también juega al balonmano y recibió una beca para estudiar en Santa Mónica. Para conservar la beca, Thaiza debe mantener calificaciones altas en todas las asignaturas escolares, además de ser una buena atleta. Thaiza disfruta del esfuerzo. “He aprendido que ser líder no tiene que ver con dar órdenes, sino con ser capaz de convertirte en ejemplo y de escuchar a los demás”, afirma.


After classes end for the day, Thaiza takes off to the Olympic Villa of Mato Alto in Jacarepaguá, a neighbourhood in the west of Rio de Janeiro. It is one of 22 public spaces with free sport facilities managed by the municipality.

Después de clases, Thaiza se traslada a la Villa Olímpica de Mato Alto en Jacarepaguá, un vecindario en el oeste de Río de Janeiro. Es uno de los 22 espacios públicos con instalaciones deportivas gratuitas que administra el municipio.


From 3 to 5 p.m., she practices handball.

Desde las 03.00 a las 05.00 de la tarde, practica balonmano. Una vez a la semana comienza el entrenamiento una hora más tarde para poder sumarse a otras 20 muchachas atletas y participar en los talleres de ‘Un triunfo conduce a otro’. Los talleres forman parte de un programa conjunto de ONU Mujeres y el Comité Olímpico Internacional en alianza con la organización Women Win.


The workshops offer a safe space for the girls to talk about gender inequalities

Los talleres brindan un espacio seguro para que las niñas conversen sobre las desigualdades de género, trabajen la autoestima y habilidades de liderazgo, aprendan sobre sus cuerpos y la salud, obtengan conocimientos económicos y sobre cómo acceder a los servicios públicos en caso de experimentar violencia de género.


The workshops have helped Thaiza, who used to be a shy and introspective girl, to express herself with more confidence and build her own identity.

Myriam Romi, una de las 50 facilitadoras del programa, destaca que los talleres han ayudado a Thaiza, que solía ser una niña tímida e introvertida, a expresarse con más confianza y a construir su propia identidad.


On the court, Thaiza has always been determined, focused and strong.

En el campo de juego, Thaiza siempre ha sido determinada, concentrada y fuerte. Corre, salta, ríe, grita, insiste en la imparcialidad del arbitraje y alienta al equipo a ganar. Gracias al programa, ahora está usando toda esa energía en otras áreas de la vida.


During the Torch Relay for the 2016 Rio Olympic Games, Thaiza has a very important duty. She’s excited to be carrying the torch representing the 400 girls currently participating in the ‘One Win Leads to Another’ programme.

Durante el Relevo de Antorcha de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, Thaiza tiene un deber muy importante que cumplir. Siente gran entusiasmo por llevar la antorcha en representación de las 400 niñas que actualmente participan en el programa ‘Un triunfo conduce a otro’. “Hay un nuevo camino de oportunidades que se van abriendo en mi vida, en nuestras vidas”, comenta.


Crédito para todas las fotos:  ONU Mujeres/Gustavo Stephan