Las mujeres líderes reunidas en Río llaman a la acción para priorizar la igualdad de género en aras de un futuro sostenible

Fecha : 21 June 2012

Comunicado de Prensa de ONU Mujeres
Para la difusión inmediata
21 de junio 2012

Contactos para la prensa:

En Nueva York Oisika Chakrabarti, oisika.chakrabarti[at]unwomen.org, +1 646 781-4522

En Rio de Janeiro Gisele Netto, gisele.netto[at]unwomen.org, +55 61. 8175. 6315, +55 21. 7817.1047;

Llamado a la acción firmado por las mujeres jefas de estado y de gobierno en Rio+20

Río de Janeiro, 21 de junio—En un evento de alto nivel llevado a cabo hoy en la Conferencia Río+20, las mujeres Jefas de Estado y de Gobierno firmaron un Llamado a la Acción con recomendaciones concretas sobre políticas para la integración de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en todos los marcos de desarrollo sostenible.

Por medio de este Llamado a la Acción se instó a los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado a seguir su ejemplo y dar prioridad a la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en aras de un desarrollo sostenible.

El Llamado a la Acción se firmó con ocasión de la Cumbre de Mujeres Líderes sobre el Futuro que quieren las mujeres, organizada por ONU Mujeres conjuntamente con el Gobierno de Brasil.

“Los estudios nos indican que hacer avanzar la igualdad de género no es sólo bueno para las mujeres, sino que es bueno para todos nosotros, dijo Michelle Bachelet, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres.

“Cuando las mujeres gozan de los mismos derechos y oportunidades, disminuye la pobreza, el hambre y la mala salud y aumenta el crecimiento económico. Ésa es la razón por la que llamamos a la acción, para hacer avanzar los mismos derechos para hombres y mujeres a fin de poder crear sociedades y economías más saludables y más sostenibles.

En la Cumbre de la Tierra de Río en 1992 se acordó unánimemente que el desarrollo sostenible no puede darse sin igualdad de género, pero al día de hoy las mujeres y las niñas siguen soportando lo peor de los desafíos mundiales con una feminización de la pobreza, del hambre, de las enfermedades y de la carga del trabajo de cuidados no remunerado. Al mismo tiempo, hay cada vez más datos y mayor conciencia de que hacer avanzar la igualdad de género hace a las sociedades y las economías más saludables, más equitativas y más sostenibles.

Además, las soluciones del desarrollo sostenible como el acceso a la energía limpia y al agua potable pueden mejorar mucho la vida de las mujeres al reducir la pobreza, liberar el tiempo de las mujeres y protegerlas de violencia y de impactos negativos sobre la salud y el medio ambiente. Por ejemplo, de las 2 millones de personas que mueren anualmente a causa del humo de las estufas tradicionales, más del 85 por ciento son mujeres, niños y niñas.

En la Cumbre de hoy, las mujeres líderes reiteraron que el desarrollo sostenible no puede darse si se excluye a la mitad de la población.

Las signatarias son: S.E. Sra. Dilma Rousseff, Presidenta de la República Federativa del Brasil; S.E. Sra. Laura Chinchilla Miranda, Presidenta de la República de Costa Rica; S.E. Sra. Dalia Grybauskait?, Presidenta de la República de Lituania; S.E. Sra. Portia Simpson Miller, Primera Ministra de la Mancomunidad de Jamaica; S.E. Sra. Julia Gillard, MP, Primera Ministra de la Mancomunidad de Australia; S.E. Sra. Helle Thorning-Schmidt, Primera Ministra del Reino de Dinamarca; S.E. Sra. Jóhanna Sigurðardóttir, Primera Ministra de Islandia; y S.E. Sra. Eveline Widmer-Schlumpf, Presidenta de la Confederación Suiza (firmado en su lugar por S.E. Sra. Doris Leuthard, ex Presidenta de la Confederación Suiza.

EL FUTURO QUE QUIEREN LAS MUJERES: LLAMADO A LA ACCIÓN

Nosotras, las abajo firmantes Jefas de Estado y de Gobierno, declaramos que la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas son fundamentales y catalizadores para el logro del desarrollo sostenible en sus dimensiones económica, medioambiental y social.

Reiteramos nuestro compromiso con los mismos derechos y la dignidad inherente de las mujeres consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos y otros instrumentos internacionales de derechos humanos relevantes, incluyendo la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer de la ONU, y nuestro compromiso con la Declaración de Río y la Agenda 21, la Declaración y la Plataforma para la Acción de Beijing, el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, las principales medidas a ser implementadas del Programa de Acción y de la Declaración del Milenio.

Reconocemos las considerables e importantes contribuciones de las mujeres al crecimiento económico, la inclusión social y la sostenibilidad del medio ambiente en cuanto que líderes, ciudadanas, productoras, consumidoras, empresarias, trabajadoras, cuidadoras y suministradoras de servicios esenciales en tiempos de paz, de conflicto y de transición política.

Estamos muy preocupadas, sin embargo, por el hecho de que las mujeres y las niñas siguen soportando, de manera desproporcionada, todo el impacto de los desafíos mundiales y de las crecientes desigualdades del mundo actual, que incluyen la feminización de la pobreza, el hambre, la vulnerabilidad a los conflictos y los desastres naturales, las enfermedades y la carga de los trabajos no remunerados por concepto de cuidados.

Hacemos hincapié en el hecho de que el mundo tiene los conocimientos, la tecnología y los recursos requeridos para cambiar esta situación. Subrayamos la urgencia de remediar las numerosas brechas en la implementación que permiten que estas desigualdades persistan, y de adoptar un cambio de paradigma hacia un desarrollo sostenible justo, inclusivo y equitativo que coloque a los seres humanos en su centro y que beneficie por igual a las mujeres y a los hombres.

El futuro que quieren las mujeres es un mundo saludable, sin hambre, ni miedo, ni violencia, ni pobreza: un mundo que dé prioridad a la equidad, los derechos humanos y la igualdad de género, donde las mujeres y los hombres, las niñas y los niños, tengan los mismos derechos y oportunidades y el mismo acceso a los recursos, la educación, la salud, el empleo, el liderazgo y la toma de decisiones; un mundo donde las mujeres constituyan una fuerza dinámica para hacer realidad los beneficios del desarrollo sostenible para las generaciones presentes y futuras.

Por lo tanto, hacemos un llamado a todos los Estados para que:

Integren plenamente la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en todos los marcos internacionales de desarrollo que sean adoptados en el futuro, inclusive en calidad de objetivo de desarrollo por sí mismo, y mediante la inclusión de metas e indicadores de género en todos los demás objetivos;

Tomen medidas urgentes, incluyendo medidas especiales temporales, para acelerar la participación plena y equitativa de las mujeres en la gobernanza a todos los niveles, y el liderazgo de las mujeres en toda toma de decisiones;

Garanticen que todas las políticas, leyes, presupuestos e inversiones correspondientes al desarrollo sostenible sean sensibles a los asuntos de género e integren sus dimensiones social, económica y medioambiental;

Eliminen todas las barreras discriminatorias que enfrentan las mujeres, incluyendo las mujeres rurales y las mujeres en situaciones vulnerables, y que tomen medidas proactivas para remediar los factores que impiden a las mujeres acceder, poseer y administrar los recursos y bienes productivos sobre un pie de igualdad, y contribuir a y beneficiarse de las oportunidades que ofrecen las políticas y programas del desarrollo sostenible, inclusive las oportunidades de empleo, y;

Tomen medidas urgentes para garantizar el goce pleno y equitativo de todos los derechos humanos y libertades fundamentales por parte de las mujeres, incluyendo el derecho a la salud sexual y reproductiva, para eliminar la violencia de género y para otorgar el acceso universal a los servicios esenciales como la salud, la educación, la justicia, la energía, el agua potable y el saneamiento de base, los transportes, las comunicaciones, la seguridad y la protección social.

Den los recursos financieros necesarios para implementar las medidas mencionadas en este Llamado y para hacer avanzar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en el desarrollo sostenible.

Nos comprometemos además a:

Usar nuestros puestos de liderazgo para hacer avanzar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en el contexto del desarrollo sostenible en nuestros países respectivos y en el ámbito internacional, y llevar adelante esta visión aquí en Río+20 y en el futuro;

Apoyar plenamente los compromisos en materia de igualdad de género y de empoderamiento de las mujeres contenidos en el documento final de la Conferencia Río + 20 - El futuro que queremos;

Seguir respaldando el trabajo de ONU-Mujeres en sus funciones de apoyo normativo y en sus actividades operacionales de liderazgo, coordinación y promoción de la rendición de cuentas del sistema de la ONU en lo referente a la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

Hacemos un llamado a todos los ciudadanos, comunidades, empresas y líderes políticos a que respondan a este Llamado a la Acción y que se unan a nosotras en la urgencia de promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en el desarrollo sostenible de modo que el Futuro que quieren las mujeres sea el Futuro que todos compartimos.

Contactos para los medios:

Para más información sobre :