Un millón de personas firman para poner fin a la violencia contra las mujeres en Pakistán

Fecha: 14 Aug 2012

Una notoria campaña para poner fin a la violencia contra las mujeres en Pakistán culminó con una ceremonia donde su millonésimo firmante - el Presidente del país - puso su firma.

ONU Mujeres inició la campaña Un millón de firmas durante los 16 Días de activismo anuales celebrados en Pakistán en 2011, conjuntamente con una red nacional de organizaciones de mujeres, la Alianza para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas.

La campaña ha trabajado para crear conciencia acerca de la violencia contra las mujeres y las niñas y de los estereotipos desde sus raíces; ha movilizado a más de 450 000 miembros de la comunidad y de los medios sociales y a por lo menos 1 500 mujeres líderes pakistaníes. Los ciudadanos de todos los niveles, incluyendo una serie de celebridades y de personalidades políticas, han puesto su firma públicamente en apoyo a los objetivos de la campaña, y se han redactado Cartas de Demandas en 57 distritos, muchas de las cuales centradas en las reformas de leyes, políticas y servicios de modo de que sirvan también a las mujeres además de servir a los hombres.

En un debate entre organizaciones de mujeres se llegó a una declaración conjunta sobre la necesidad de luchar para erradicar la violencia contra las mujeres a través del sistema de justicia penal, que fue firmada por 60 organizaciones de la sociedad civil y presentada a varios políticos estatales y departamentales.

Muchas promesas se han convertido en acciones. En los últimos nueve meses, miles de mujeres y de hombres se han ofrecido como voluntarios en los refugios locales y han pedido una legislación sensible a las mujeres. La campaña también generó compromisos políticos y el apoyo para dos proyectos de ley: la ley de violencia doméstica y la ley de prevención de los crímenes con ácido.

El Presidente Asif Ali Zardari de Pakistán se convirtió en el millonésimo firmante de la campaña Un millón de firmas de su país para poner fin a la violencia contra las mujeres, durante la ceremonia en Aiwan-e-Sadr el 27 de julio de 2012. Foto: Gobierno de Pakistán

En la clausura de la ceremonia celebrada el 27 de julio de 2012, el Presidente Asif Ali Zardari reiteró que “la explotación y discriminación de esta naturaleza socava la dignidad y la autoestima de las mujeres y las priva de su derecho a una plena participación en todos los aspectos de la vida nacional.

El Presidente también habló de las diversas medidas legislativas tomadas por el gobierno para proteger a las mujeres en Pakistán, incluyendo a los 26 centros de crisis para mujeres que se han establecido para dar una ayuda inmediata a las víctimas de la violencia. El evento se usó igualmente para destacar los nuevos compromisos asumidos por el gobierno como el de nombrar a más juezas.

Según Valerie Khan, copresidenta de la Alianza para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas, estas medidas adoptadas en Pakistán han motivado a otros países a redactar proyectos de leyes similares sensibles a las mujeres. Los representantes de Rwanda, Camboya, Nepal e India, en especial, han consultado a miembros de la Alianza sobre el proceso de tres etapas de la legislación para crímenes de violencia con ácido y quemaduras.

Aplaudiendo al Gobierno por su ley histórica y por el trabajo de los activistas para hacer progresar la agenda de la violencia contra la mujer, la Directora de país de ONU Mujeres, Alice Shackelford, también mencionó la necesidad de que el ímpetu de la campaña se mantenga: hay que garantizar su ejecución, dijo, en todas las provincias y regiones del país.