La nueva constitución de Túnez: un avance decisivo para los derechos de las mujeres

Fecha : 11 February 2014

Túnez

Sana Ben Achour, activista de los derechos de las mujeres y estudiante de derecho, destaca que
esta constitución es la primera en el mundo árabe que otorga a todos los tunecinos, mujeres y
hombres, el derecho a ser candidatos o candidatas presidenciales.

Del mismo modo, explica que: “El artículo 48 es prueba de un notable avance. Desde el principio,
protege los derechos logrados por las mujeres tunecinas al referirse al Code du Statut Personnel
(Código del Estatuto Personal) de 1959. En aquella época, el Código estableció un conjunto de
derechos y libertades que eran inauditos en el mundo árabe. Incluían el derecho al divorcio, al
matrimonio por mutuo consentimiento y también la prohibición de la poligamia”.

Una placa de la Place 14
janvier 2011,una plaza en Túnez que lleva el nombre de un lugar de reunión
durante la revolución. Fotografía: Arne Hoel / Banco
Una placa de la Place 14 janvier 2011, una plaza en Túnez que lleva el nombre de un lugar de reunión durante la revolución. Fotografía: Arne Hoel / Banco

Además, la Sra. Ben Achour dice que el Estado garantizará la igualdad de género en el lugar de
trabajo y que fomentará la igualdad, sobre todo a través de medidas de discriminación positiva.

“El artículo 46, sobre la igualdad, garantiza la paridad entre hombres y mujeres en todas las
asambleas electas, lo que es aún más progresista si se considera que esto no ha sido incluido en las
constituciones de la mayoría de los países occidentales”, observa Héla Skhiri, Oficial del Programa
Nacional de ONU Mujeres en Túnez.

Estos avances son el resultado de muchos meses de trabajo arduo y promoción ininterrumpida. Con
el liderazgo de grupos de la sociedad civil, y el apoyo de ONU Mujeres y varias otras organizaciones,
por fin se logró la aprobación del artículo 20, que garantiza la igualdad de derechos y obligaciones.

En la etapa previa a la votación, ONU Mujeres se asoció con la ONG Asociación Tunecina de Mujeres
Democráticas (ATFD, por sus siglas en francés), como parte del proyecto llamado “Marcha de las
mujeres por una constitución que incorpore la igualdad y la ciudadanía”, para asegurar la calidad y
las contribuciones dirigidas de las organizaciones de la sociedad civil durante el proceso participativo
de elaboración de la constitución de Túnez. Como resultado, miembros de ATFD y otras ONG
sostuvieron consultas e identificaron poderosos argumentos sobre la igualdad de género que les
permitieron hacer en sus comunidades difusión y promoción fundadas en pruebas y fortalecer su
participación efectiva en el proceso de elaboración de la constitución.