Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo

Declaración de Phumzile Mlambo-Ngcuka, Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, por el Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo

Fecha: martes, 9 de agosto de 2016

ONU Mujeres se suma con orgullo a los pueblos indígenas de todo el planeta en la celebración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo. Las mujeres indígenas han luchado por el pleno reconocimiento de sus derechos y cuentan con nuestro respaldo en esa lucha. Pese a las amenazas constantes a su seguridad, a las tierras ancestrales y al medio ambiente del que dependen, las mujeres indígenas se esfuerzan por lograr un equilibrio entre su papel de líderes, el de productoras y el de transmisoras de los conocimientos y las culturas indígenas.

El tema de este año, Los pueblos indígenas y el derecho a la educación, es oportuno y congruente con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que se propone elevar el nivel educativo de las mujeres y las niñas indígenas. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible número 4 y 5 ofrecen oportunidades para dar mayor sentido y eficacia al compromiso con la educación de las mujeres y las niñas indígenas. La igualdad de género sólo se hará efectiva cuando garanticemos el acceso igualitario —que comprenda a los pueblos indígenas— en todos los niveles de la educación y la capacitación profesional.

Es preciso eliminar las barreras sistémicas a la educación, tales como la expectativa de que las niñas se casen y tengan hijas e hijos antes de llegar a la edad adulta; la preferencia por los varones al decidir quién debe asistir a la escuela; el riesgo de violencia física y sexual; y las políticas discriminatorias y prácticas pedagógicas que impiden a las niñas hacer valer la propia cultura en la escuela.

La educación formal, la no formal y la informal son medios muy importantes para fomentar la capacidad de las mujeres indígenas de desarrollar todo su potencial. El conocimiento del rico acervo histórico, la cultura, los idiomas y las prácticas agrícolas de los pueblos indígenas provee una preparación esencial para la vida, que les permite sostener y enriquecer su identidad singular. También se debe promover la educación formal para que las niñas y las mujeres indígenas puedan participar efectivamente en todos los ámbitos de la actividad social, económica y política. Sin embargo, lamentablemente, los elevados niveles de analfabetismo entre las mujeres indígenas dan testimonio de los patrones históricos de discriminación y exclusión.

La celebración de hoy es una oportunidad de llevar a la práctica las recomendaciones del informe de 2009 sobre Lecciones aprendidas y retos para lograr la aplicación del derecho de los pueblos indígenas a la educación, presentado por el Mecanismo de Expertas y Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas al Consejo de Derechos Humanos. ONU Mujeres tiene la convicción de que la integración de las perspectivas de los pueblos indígenas a los planes de estudio, la mejora de la infraestructura en particular en las aldeas remotas, la incorporación de escuelas móviles para las comunidades nómadas, así como la ampliación de la enseñanza bilingüe y de los programas de becas para las niñas repercutirán favorablemente sobre la capacidad de éstas de matricularse y terminar un ciclo educativo completo de modo de alcanzar los niveles superiores.

El programa conjunto de ONU Mujeres, la UNESCO y el UNFPA parte de enfoques intersectoriales y se ocupa de la interfaz entre la educación, la salud y la igualdad de género con vistas a empoderar a las adolescentes y a las mujeres jóvenes. Esperamos lograr que estas iniciativas sean valiosas para las mujeres y las niñas indígenas, trabajando con ellas en cada etapa del diseño, la implementación y el seguimiento para que sus voces sean oídas y para que nadie quede atrás.