Desde mi perspectiva: "Las mujeres no tienen que seguir las órdenes de los hombres ... las mujeres también tienen derechos"

A los treinta años, Olga Macz es maestra y empresaria, y una fuerza a tener en cuenta. Ella lidera un grupo de mujeres en Campur, un pequeño municipio en el departamento de Alta Vara Paz en Guatemala, en su mayoría rural. Ellas fabrican y venden champú orgánico. Para muchas de las mujeres, esta es la primera vez que hacen su propio dinero y toman decisiones.

Fecha: lunes, 15 de octubre de 2018

Olga Macz. Photo: UN Women/Ryan Brown
Olga Macz. Foto: ONU Mujeres/Ryan Brown
Quote

Sabíamos cómo hacer champú, pero no sabíamos cómo mejorar la calidad de este, cómo empaquetarlo y dónde venderlo. Si no fuera por este proyecto, todavía estaríamos vendiendo champú solo en nuestra comunidad y botellas vacías de coca cola.

Comenzamos la nueva producción hace solo unos meses, con nuevas variedades de champú (aguacate, cacao, miel, sapote y aloe) y ya hemos hecho más de 1000 quetzales en efectivo. ¡Los negocios son buenos!

El año pasado, le pedimos al gobierno municipal que nos diera un espacio para vender nuestros productos. Ahora nos han dado espacios durante los días de mercado para vender nuestro champú. Podemos vender en el mercado de Tucuru, y pronto tendremos un lugar permanente en el mercado de La Tinta, los martes, jueves y sábados. Estoy segura de que tendremos más ingresos pronto.

Para mí, personalmente, he experimentado muchos cambios desde este proyecto. Aprendí sobre mis derechos; aprendí que las mujeres no tienen que seguir órdenes de los hombres. No solo los hombres tienen derechos; ¡Las mujeres también tienen derechos! Mi esposo no puede levantarme la voz ahora. Él sabe que he estado en talleres, seminarios, y sé más que él.

He sido maestra desde el 2009. Enseño preescolar y primaria en una escuela pública. Ser parte de este proyecto me ha inspirado a estudiar más. Este año he decidido ir a la universidad y estudiar para ser maestra de secundaria.

Tengo muchos sueños ... quiero comprar una casa grande y un carro. A veces, las mujeres quieren ir a otros lugares para vender sus productos. Quiero aprender a manejar y luego en mi auto, poder llevarlas a donde quieran ir ".



ODS 8: Trabajo decente y crecimiento económico
ODS 5: Igualdad de género

Olga Macz, de 30 años, vive en Campur, Guatemala y forma parte del Programa Conjunto para Acelerar el Progreso hacia el Empoderamiento Económico de las Mujeres Rurales, implementado por FAO, PMA, FIDA y ONU Mujeres en Guatemala, y financiado por los gobiernos de Noruega y Suecia. Hoy, Macz sueña con estudiar más, ayudar a las mujeres de su comunidad y criar a su hija, que tiene cuatro años, para que sea independiente y autosuficiente. Su historia se relaciona con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 8, que promueve el trabajo decente, el espíritu empresarial y el empoderamiento económico sostenible para todos; así como el ODS 5, sobre igualdad de género y empoderamiento de las mujeres.