ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

CSW57 – Acabemos con la violencia contra las mujeres

La cuestión

 El 57º periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW57), que tendrá lugar en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York del 4 al 15 de marzo de 2013, incluirá como tema prioritario la eliminación y prevención de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas. Se centrará en dos áreas clave: la prevención de la violencia y la prestación de servicios de asistencia/respuestas a las sobrevivientes de la violencia.

Se estima que hasta 7 de cada 10 mujeres en el mundo sufrirán golpes, violaciones, abusos o mutilaciones a lo largo de sus vidas. En la mayoría de los casos, dicha violencia se produce a manos de compañeros sentimentales.

La violencia contra las mujeres y niñas constituye una violación grave de los derechos humanos que rompe familias y comunidades, y dificulta el desarrollo. Implica un enorme costo social, económico y productivo para las personas, las familias, las comunidades y las sociedades.

Cada año conlleva miles de millones de dólares en costos adicionales para los países en términos de atención sanitaria y de pérdida de productividad. Aunque dichos costos son importantes, resultan difíciles de calcular debido a la falta de datos disponibles a escala mundial. Sin embargo, se estima que, en Estados Unidos, la violencia a manos de un compañero sentimental cuesta 5,8 mil millones de dólares al año mientras que en Viet Nam representa el 1,78 por ciento del PIB.

 Se ha progresado mucho en las últimas décadas. En la actualidad, existen acuerdos y tratados internacionales cuyo objetivo específico es ofrecer a las mujeres y a las niñas el respeto, la dignidad, la posibilidad de elegir y la libertad que merecen todos los seres humanos. Asimismo, se ha dado pasos importantes a escala mundial y regional para poner fin a la violencia contra las mujeres. Más de 125 países tienen leyes específicas que penalizan la violencia doméstica.

Sin embargo, 603 millones de mujeres viven en países en los que no se considera delito. Todavía queda mucho por hacer.

 Es posible poner fin a esta pandemia a través de un liderazgo decidido que apueste por la prevención, la protección y la prestación de servicios a las sobrevivientes, que genere conciencia y cambios de actitud, como refleja la agenda de políticas de 16 pasos. La voluntad política es fundamental, de ahí que en noviembre de 2012, ONU Mujeres pusiera en marcha la iniciativa mundial “NOS COMPROMETEMOS”, que insta a las y los líderes de todo el mundo a que cumplan sus promesas y adopten un papel activo para poner fin a la violencia contra mujeres y niñas. Son ya 48 los Gobiernos que se han unido a esta causa, mediante la adopción de compromisos nacionales concretos, y se espera que muchos otros hagan lo mismo en el transcurso de la Comisión.

 Celebrado con carácter anual, el periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW) reúne a miles de funcionarias/os gubernamentales, a representantes de las Naciones Unidas, a la sociedad civil, a los medios de comunicación y a agentes del sector privado. Se reúnen con el propósito de examinar los avances alcanzados, compartir experiencias y buenas prácticas, analizar las deficiencias y dificultades encontradas y acordar acciones prioritarias con el fin de acelerar la implementación de la Plataforma de Acción de Beijing y conseguir la igualdad de género.

Poner fin a la violencia contra las mujeres es una de las prioridades de ONU Mujeres. ONU Mujeres también coordina la campaña ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres, contribuye a la movilización social generalizada con su plataforma DI NO – ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres, y dirige el Fondo Fiduciario de la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres.

Todas las niñas y las mujeres tienen derecho a una vida segura y sin violencia. La violencia contra las mujeres no se debe aceptar nunca, no se debe excusar nunca, no se debe tolerar nunca.

Vea nuestra cronología de los hitos y los logros del año 2012, en materia de poner fin a la violencia contra la mujer: