Policías y jueces contra la violencia de género en el Cono Sur

Fecha: 01 Aug 2011

La guardia urbana, Fabiana Benvino, da a conocer en Rosario el programa Ciudades Seguras.

La guardia urbana, Fabiana Benvino, da a conocer en Rosario el programa Ciudades Seguras. Foto: Onu Mujeres/Hilary Duffy

El informe presentado a mediados de julio por ONU Mujeres y UNODC sobre mecanismos de respuesta a la violencia contra la mujer en el Cono Sur, ofrece una panorámica sobre la situación del sistema judicial, legal y de seguridad ciudadana en la región. El estudioparte de la constatación de que la violencia contra la mujer, especialmente en el ámbito familiar y de pareja, persiste como una realidad dolorosa; sin embargo, también refleja la brecha de esperanza que se ha abierto en los últimos años gracias a las diferentes respuestas que los gobiernos han dado a esta lacra desde los ámbitos legal, judicial y de seguridad ciudadana.

El trabajo de los cuerpos de seguridad en la prevención y atención de la violencia aparece destacado en el informe. Como ejemplo, en Brasil, Uruguay y Argentina las unidades de policía especializada representan la primera reacción de los gobiernos al problema de la violencia doméstica. En éste último país, Mariano Savia coordina la unidad de Guardia Urbana Municipal (GUM) de Rosario. ONU Mujeres ha trabajado de cerca con esta unidad capacitando a sus agentes en el marco del programa “Ciudades sin violencia hacia las mujeres, Ciudades seguras para tod@s (con financiación del Gobierno de España), convirtiendo a Rosario en una ciudad pionera en América Latina. “Una de las causas de inseguridad entre la población es la violencia de género y el maltrato infantil. La GUM ha creado un protocolo de intervención contra violencia doméstica que está dando muy buenos resultados; de hecho, las denuncias se han incrementado, señal de que las mujeres hoy tienen más confianza en que su denuncia tenga algún efecto, apunta Savia.

En materia judicial puede decirse que los países del Cono Sur poseen legislaciones sobre violencia familiar, aunque la mayoría de ellas no tienen un enfoque de género. En Paraguay, la Secretaría de Género del Poder Judicial, la primera de su clase en el Cono Sur, trabaja con entusiasmo para hacer efectivos los derechos de las mujeres en la justicia. Al frente de esta Secretaría se encuentra la magistrada María Mercedes Buongermini. Aún deben producirse más avances en la mentalidad tanto de los funcionarios de justicia como de las personas que acuden a ella, asegura Buongermini. ONU Mujeres apoyó esta Secretaría desde su creación hace un año, y se implicó en otros proyectos como el de Monitoreo y capacitación para el mejoramiento del acceso a la justicia de mujeres víctimas de violencia, impartido por la ONG CLADEM. María Graciela Mendoza, coordinadora de este programa, y Carmen Echauri, directora de la oficina de ONU Mujeres en Paraguay, coinciden en alabar los resultados de estas iniciativas: “la violencia hacia las mujeres ha entrado de lleno en la agenda institucional paraguaya, afirman. La prueba de ello quizá sea el anteproyecto de Ley Integral de Combate de Violencia contra las Mujeres que preparan en conjunto el poder ejecutivo, legislativo y judicial. Una ley que María Mercedes Buongermini considera como “un desafío, y que seguramente traerá esperanza para muchas mujeres en el país.

Datos

Mecanismos de respuesta a la violencia contra la mujer en el Cono Sur

  • Sólo en Chile los feminicidios están tipificados en el Código Penal.
  • Argentina y Brasil poseen Leyes Integrales contra la violencia hacia las mujeres, pero son los únicos en el Cono Sur.
  • En Paraguay y Uruguay las políticas de combate de la violencia tienen un enfoque de seguridad ciudadana, lo que reconoce su relación con los derechos humanos.

Video relacionado


Dar la voz a las mujeres: Violencia contra las Mujeres en Cono Sur (Parte 2)