ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

En el Día Internacional de la Mujer, la ONU hace un llamado para una rápida implementación de la ley sobre eliminación de la violencia contra las mujeres en Afganistán

Error:

Fecha: 08 March 2012

Kabul — En ocasión del Día Internacional de la Mujer, la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (MANUA) y ONU Mujeres instaron al Gobierno de Afganistán a implementar rápidamente la ley sobre la eliminación de la violencia contra la mujer.

“Mientas las mujeres y las niñas de Afganistán sigan siendo víctimas de violencia con impunidad, se logrará poco progreso significativo y sostenible de los derechos de las mujeres en el país. Garantizar los derechos de la mujer afgana - como por ejemplo su participación en la vida pública, incluyendo en los procesos de paz y de reconciliación, y las mismas oportunidades de educación y de empleo - requiere no sólo de garantías jurídicas sobre el papel sino, lo que es más importante, un cumplimiento total y expedito de la ley en cuestión, dijo Georgette Gagnon, Directora de Derechos Humanos en la MANUA.

En noviembre de 2011, la MANUA y la Oficina de Derechos Humano de las Naciones Unidas publicaron un informe de 33 páginas intitulado “Un largo camino por recorrer: aplicación de la ley sobre la eliminación de la violencia contra la mujer en Afganistán, que apuntó a que hay avances positivos y carencias en la aplicación de la ley. El informe indicó que, aunque el cumplimiento de la ley se ha incrementado, todavía hay un largo camino por recorrer antes de que las afganas reciban una protección total de la violencia y que su igualdad se vea garantizada realmente por la ley de eliminación de la violencia contra la mujer.

Promulgada en agosto de 2009, esta ley histórica de eliminación de la violencia contra la mujer tipifica como delito los matrimonios entre niños, los matrimonios forzados, la venta y compra de mujeres con el propósito o bajo el pretexto de un matrimonio, el baad (otorgamiento de una mujer o niña para solucionar una disputa), la autoinmolación forzada y otros 17 actos de violencia contra la mujer, incluyendo la violación y la violencia corporal. También especifica los castigos que deben recibir los perpetradores.

A pesar de estos dispositivos jurídicos de protección que otorga la ley y de otras garantías constitucionales que tienen las mujeres, la violencia contra las mujeres y las niñas sigue siendo generalizada en Afganistán y recibe una respuesta poco consistente de parte de las autoridades.

La MANUA estima que los funcionarios judiciales y encargados del cumplimiento de la ley la han aplicado esporádicamente en sus dos años de existencia, y todavía no la aplican en la mayoría de los casos de violencia contra las mujeres. El informe determinó que muchos casos de violencia contra las mujeres afganas eran retirados o mediados, incluyendo delitos graves que requerirían ser juzgados, y que la cantidad de casos juzgados es bajo.

“He llamado a todas las puertas para vivir libre de violencia, pero mis súplicas han caído en oídos sordos. El fiscal incluso me acusó de mentir y me advirtió de graves consecuencias, dijo Sadat, de 15 años, mientras recibía tratamiento en el hospital de Herat. Había tratado de inmolarse a causa de la repetida y desatendida violencia doméstica. Sadat murió tiempo después en un hospital de Turquía, a donde había sido trasladada para recibir atención especializada.

“En la última década, ONU Mujeres ha trabajado solidariamente con las mujeres de Afganistán en mejoras jurídicas y sociales con el fin de eliminar la violencia contra las mujeres, dijo Ingibjorg Solrun Gisladottir, Directora de país de ONU Mujeres en Afganistán. “Reiteramos nuestro apoyo al gobierno afgano y a la sociedad civil en sus esfuerzos por luchar contra la lacra social de la violencia contra la mujer que socava la ley y la justicia en el país. ONU Mujeres cree que tanto las mujeres como los hombres afganos deben ser ayudados para que tomen responsabilidad de su futuro, y la mejor contribución para la paz y la estabilidad a largo plazo es empoderar a las mujeres para que participen en la vida pública.

Con el fin de mejorar la aplicación de la ley sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, la MANUA reiteró sus 32 recomendaciones al Gobierno y a sus socios internacionales, incluyendo medidas para aumentar considerablemente los esfuerzos por crear conciencia acerca de la ley entre las mujeres y los hombres afganos de todos los niveles del Gobierno; así como medidas para que la Corte Suprema, el Ministerio del Interior y la Oficina del Procurador General instruyan a todos los funcionarios a aplicar la ley de manera consistente, rápida y eficiente, y para formar a la policía, los fiscales y los jueces sobre cómo debe aplicarse la ley.

La MANUA y ONU Mujeres solicitaron el apoyo de los donantes internacionales para financiar el Plan Nacional de Acción para las Mujeres de Afganistán (NAPWA, por sus siglas en inglés) y los Programas Prioritarios Nacionales, incluyendo Derecho y Justicia para Todos y Desarrollo de Capacidades para Acelerar la Aplicación del NAPWA, así como otros esfuerzos para eliminar la violencia contra las mujeres.

Si desea más información, consulta el informe de la MANUA: “Un largo camino por recorrer: aplicación de la ley sobre la eliminación de la violencia contra la mujer en Afganistán.