Igualdad de género y empoderamiento de las mujeres: el poder detrás de un desarrollo sostenible exitoso

Fecha : 09 August 2012

Declaraciones hechas por la Directora Ejecutiva Adjunta de ONU Mujeres, Lakshmi Puri, durante la reunión ministerial de alto nivel sobre “Igualdad de género y empoderamiento de las mujeres: el poder detrás de un desarrollo sostenible exitoso, Río de Janeiro, 20 de junio de 2012.

Excelencias, señoras y señores:

Buenas tardes a todos. Estoy encantada de participar en este evento de alto nivel dentro del marco de Rio+20. En nombre de ONU Mujeres quiero agradecer al PNUMA, gran socio y organismo hermano de la ONU, por invitarme a estar aquí hoy.

Todos hemos venido con un mensaje para que el mundo oiga bien claro: las mujeres tienen un rol esencial en el desarrollo sostenible en sus tres dimensiones; económica, social y medioambiental. Mi organización, como la de ustedes, está comprometida a garantizar que los resultados de esta Conferencia reflejen plenamente las consideraciones de género dentro del contexto del desarrollo sostenible.

Su compromiso con el adelanto de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres es el tipo de liderazgo transformacional que necesitamos para hacer contar las voces y la influencia de las mujeres en las políticas y en las medidas a favor del desarrollo sostenible.

Como saben, demasiadas mujeres y niñas llevan la carga de los alimentos, el agua, y la escasez de la energía, lo que reduce sus oportunidades de acceder a la educación, al trabajo decente y a la participación en la política. Esto perpetúa a su vez la transferencia entre generaciones de la pobreza y del desempoderamiento, lo que se ve exacerbado por el impacto de las crisis económica y financiera, los precios volátiles de la energía y de los alimentos y el cambio climático, que han afectado de manera desproporcionada a las mujeres y las niñas de todo el mundo.

El aumento considerable del precio de los alimentos en el mundo, primero en 2008 y nuevamente en 2011, ha llevado a millones de personas adicionales a la pobreza. El costo de la alimentación sólo entre 2010 y 2011 mantuvo a unos 49 millones de personas en la pobreza y condujo a una mayor mala nutrición.

A pesar de algunas perspectivas favorables de reducción en los precios debido a buenas cosechas y a stocks más importantes que podrían hacer reducir la cantidad de personas con hambre en el mundo en 2012, como lo ha declarado la FAO, la crisis de los alimentos sigue siendo una amenaza para las vidas de millones de personas. Los roles arraigados de género hacen que las mujeres a menudo lleven la carga que conllevan las difíciles responsabilidades de producir y procesar los alimentos con los que dar de comer a sus familias.

En el mundo, 884 millones de personas todavía carecen de acceso al agua potable, ocho de diez de las cuales viven en áreas rurales. A menudo son las mujeres y las niñas las que deben ir a buscar agua, pero la participación de las mujeres en la gestión del agua sigue siendo especialmente baja.

En lo referente a la energía, 20 por ciento de la población mundial no tiene acceso a la electricidad y más de un tercio depende de la madera, la paja, el carbón o el estiércol para cocinar y calentarse. Esto afecta a las mujeres pobres de manera desproporcionada ya que las fuerza a pasar una cantidad exagerada de horas dedicadas a duras tareas domésticas que además consumen mucho tiempo como lavar la ropa, juntar el combustible y preparar la comida.

La falta de fuentes limpias y económicas de energía es también perjudicial para la salud de las mujeres y de los niños: ellas son causantes del 85 por ciento de los dos millones de muertes anuales atribuidas a la polución del aire dentro de las casas, resultante de los combustibles sólidos como el carbón o la madera que se usan para cocinar.

Hay un consenso acerca del hecho de que hacer avanzar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres es el camino correcto para alcanzar el desarrollo sostenible. El Banco Mundial destacó en su Informe sobre el Desarrollo Mundial 2012 el aumento de la productividad, las mejores perspectivas de crecimiento y los mejores resultados de la próxima generación asociados con el mayor acceso de las mujeres a los bienes productivos. El informe indica que “el empoderamiento de las mujeres en tanto que actores económicos, políticos y sociales puede cambiar las decisiones de políticas y hacer que las instituciones sean más representativas de una amplia gama de opiniones.

Una representación equitativa de las mujeres y de los hombres en los mecanismos de toma de decisiones es fundamental y aporta dividendos del desarrollo en todas sus dimensiones de sostenibilidad: social, económica y medioambiental.

Aquí en Río y en otros foros, ONU Mujeres ha sido muy activa defendiendo la inclusión de una perspectiva de género en las normas, estándares y políticas internacionales. ONU Mujeres se unió recientemente al Grupo de tareas de alto nivel sobre la seguridad alimentaria en el mundo y a ONU Agua para amplificar las voces de las mujeres en estos foros. Esto muestra nuestro compromiso en los principales procesos del desarrollo sostenible. También estamos trabajando en asociación en 75 países para plasmar esos acuerdos en realidad en los ámbitos locales.

Nos enorgullece haber apoyado el primer Premio SEED de Igualdad de Género en 2011 como parte de la Iniciativa SEED creada conjuntamente por el PNUMA y el PNUD. El ganador - el Programa de gestión de desechos sólidos y de movilización comunitaria de Nepal - es una iniciativa de recogida y reciclado de desechos en más de mil casas y empresas, dirigida por un comité de mujeres preocupadas por el medio ambiente, que también ofrece capacitación y que ha establecido una cooperativa de ahorro y crédito que hace llegar los préstamos a 150 mujeres miembros. Aquí en Río nos hemos comprometido a continuar nuestra asociación con SEED y esperamos encontrar otros proyectos alentadores que combinen el género y las dimensiones de sostenibilidad.

ONU Mujeres se apoyará en los resultados de Rio+20 para seguir:

  • Abogando ante los Gobiernos por un crecimiento económico inclusivo que reduzca las desigualdades económicas y sociales y que promueva la protección medioambiental, y que empodere económicamente a las mujeres para participar y beneficiarse del crecimiento.
  • Dando apoyo al liderazgo y participación de las mujeres en la toma de decisiones a todos los niveles, incluyendo el apoyo a las reformas electorales y la elaboración de las constituciones.
  • Dando apoyo al acceso de las mujeres a las oportunidades de capacitarse en áreas no tradicionales como la energía solar, en asociación con el Barefoot College de India, o poniendo a las mujeres en el camino del crecimiento y los empleos verdes.
  • Conjuntamente con la FAO, el FIDA y el PMA, seguir dando apoyo a los Gobiernos para que mejoren la seguridad alimentaria y nutricional de las mujeres rurales, aumenten su acceso y control de la tierra y de otros recursos productivos, servicios e ingresos, y reduzcan su carga de trabajo.
  • Incorporando los compromisos, acciones e inversiones a favor de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en todo el sistema de la ONU gracias a la implementación efectiva del plan de acción para todo el sistema que tiene como fin implementar la política de la Junta de los jefes ejecutivos en materia de igualdad de género y de empoderamiento de las mujeres (SWAP).
  • Afianzando nuestra colaboración con la Alianza Mundial para Estufas Limpias y con ONU Agua.

Mañana, ONU Mujeres ha convocado a una Cumbre de alto nivel de las mujeres Jefas de Estado y de Gobierno, donde se hará un llamado a la acción para integrar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en todos los marcos de desarrollo sostenible. Su liderazgo se sumará a nuestros esfuerzos en un movimiento decidido para dar un lugar preponderante a la agenda de la igualdad de género en el contexto del desarrollo sostenible. ONU Mujeres se enorgullece de ser parte de ese esfuerzo.

Espero verlos allí a ustedes mañana. Muchas gracias por su atención.