Hechos y cifras: Paz y seguridad

Negociaciones de paz

  • Entre 1990 y 2000, un 11% de los acuerdos de paz (73 de un total de 664) incluyó al menos una referencia a las mujeres.De los 504 acuerdos firmados desde la adopción de la resolución 1325, tan sólo 138 (un 27%) incluía referencias a las mujeres [1].
  • Siete de los diez acuerdos de paz firmados en 2015 incluían referencias específicas al género [2].
  • Entre 1992 y 2011, el 4% de las personas firmantes de acuerdos de paz y menos de un 10% de las que intervinieron en las negociaciones de paz eran mujeres [3].
  • Cuando las mujeres participan en los procesos de paz, la probabilidad de alcanzar un acuerdo que dure al menos 2 años se incrementa en un 20%, y la probabilidad de que el acuerdo dure al menos 15 años aumenta un 35% [4].
  • En los procesos de paz que tuvieron lugar entre 1992 y 2011, las mujeres representaban únicamente:
    • un 2% del total de mediadoras/es principales;
    • un 4% de las/os testigos y firmantes;
    • un 9% del total de las personas implicadas en las negociaciones [5].
  • En las recientes negociaciones de paz celebradas en Colombia, sin embargo, se contó con la participación de mujeres como asesoras y expertas en cuestiones de género, negociadoras y también como integrantes de las delegaciones de mujeres afectadas por el conflicto. De hecho, las mujeres representaron una tercera parte del total de participantes en las negociaciones de paz y más de un 60% de las víctimas y especialistas [6]. Las/os negociadoras/es de ambos bandos se reunieron con delegaciones de mujeres afectadas por el conflicto. En el marco del proceso de Colombia se constituyó un subcomité de género —el primero de su especie— y el acuerdo final incluye un capítulo dedicado al género —que también constituye el primero de este tipo. Además, el género se incorpora de manera transversal en todos los ámbitos del acuerdo [7].

Liderazgo de las mujeres

  • En los países afectados por conflictos, la proporción de escaños parlamentarios ocupados por mujeres es cuatro puntos porcentuales inferior a la media mundial, situada en un 22,7%, y las mujeres ocupan tan sólo un 14,8% de los cargos ministeriales [8].
  • En 2016, en los países en conflicto y post-conflicto que aplican cuotas electorales fijadas por ley, las mujeres representan un 22% del total de representantes del poder legislativo. Sin embargo, en los países en conflicto y post-conflicto que carecen de cuotas electorales establecidas por ley, este porcentaje se reduce a un 11,2% [9].
  • El porcentaje de misiones sobre el terreno de las Naciones Unidas encabezadas por mujeres ha fluctuado entre un 15% y un 25% desde 2011 [10].
  • En el verano de 2014 había seis embajadoras en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, lo que situaba la representación de las mujeres en este órgano en un 40%, una proporción sin precedentes [11].
  • Tan sólo un 13% de los artículos publicados en los medios de comunicación sobre temas relacionados con la paz y la seguridad abordaban específicamente la cuestión de las mujeres, y estas sólo tenían un papel central en el 6% de los artículos. Tan sólo un 4% de los artículos representaba a las mujeres como líderes en países en conflicto y post-conflicto, y únicamente en un 2% de ellos se resaltaban cuestiones relacionadas con la igualdad de género [12].

Salud, educación y medios de vida

  • Aproximadamente la mitad de las niñas y los niños en edad de asistir a la enseñanza primaria que no están escolarizadas/os viven en zonas afectadas por conflictos. Las niñas, cuya tasa neta de matriculación ajustada en la enseñanza primaria es de solamente un 77,5% en los países en conflicto y post-conflicto, resultan particularmente afectadas [13]. Véase la infografiía.
  • En los países en situación de conflicto y post-conflicto, la mortalidad materna es, en promedio, 2,5 veces más elevada [14]. Más de la mitad de las muertes maternas que se producen en todo el planeta tienen lugar en Estados frágiles y afectados por conflictos. Los diez países con peores tasas de mortalidad materna son, todos ellos, países en conflicto o post-conflicto [15].
  • Solamente un 11% del total de terratenientes que viven en países en situación de conflicto o post-conflicto son mujeres, frente al 19% a escala mundial [16].
  • Invirtiendo una suma equivalente a entre un 9,5% y un 13% del gasto militar mundial se podría eliminar la pobreza extrema y el hambre para 2030, si los fondos se destinaran a mejorar la agricultura y la infraestructura rural en las comunidades pobres [17].

Justicia y seguridad

  • Las mujeres representan el 3% del personal militar de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas [18].
  • Según los datos recopilados entre 2006 y 2010, las mujeres votantes tienen una probabilidad cuatro veces mayor que sus homólogos varones de ser objeto de actuaciones intimidatorias en las elecciones en Estados frágiles y en transición [19].
  • Un total de 27 países cuentan con disposiciones legales que impiden a las madres transmitir su nacionalidad a sus hijas e hijos en pie de igualdad con los padres, lo que puede situar a las/os menores en situación de apatridia [20].
  • Un 40% de las condenas personales dictadas por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia incluye cargos de violencia sexual [21].
  • Los informes elaborados en la República Democrática del Congo sobre el alcance de la violencia sexual relacionada con los conflictos señalan que este problema afecta a entre un 18% y un 40% de las mujeres y las niñas y entre un 4% y un 24% entre los hombres y los niños [22].
  • Uno de cada cuatro hogares del total de familias de personas refugiadas en Egipto, Líbano, Iraq y Jordania están encabezados por mujeres [23]. En Malí, más de la mitad de las familias desplazadas están encabezadas por mujeres [24].
  • Antes del genocidio que tuvo lugar en Rwanda en 1994, la edad media a la que contraían matrimonio las niñas se situaba entre los 20 y los 25 añ En los campamentos de personas refugiadas, durante y después del genocidio, esta media de edad cayó a los 15 años [25].
  • Los datos obtenidos sobre 40 países ponen de manifiesto la existencia de una correlación positiva entre el porcentaje de mujeres policías y los índices de denuncia de agresiones sexuales [26].

Consolidación de la paz y recuperación

  • Sólo en 2015, el mundo invirtió una suma estimada en 34.000 millones de dólares de los Estados Unidos en asistencia humanitaria e iniciativas de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas para las víctimas de los conflictos y las personas refugiadas [27].
  • Las y los especialistas calculan que, ese mismo año, el costo total de la violencia y los conflictos ascendió a escala mundial a 13,6 billones de dólares estadounidenses. Esto supone más de 1.800 dólares por cada habitante del planeta [28].
  • En el contexto de los programas de recuperación temprana, tan sólo un 22% de los fondos procedentes de contribuciones monetarias se desembolsó directamente a mujeres en 2013 [29].
  • En 2015, las mujeres recibieron un 46% de los beneficios del PNUD derivados de actividades de empleo temporal en el marco de programas de desarme, desmovilización y reintegración, lo que representa un incremento del 8% con respecto a 2014 [30].
  • Solamente un 1% de la asistencia oficial bilateral para el desarrollo destinada a la reforma de la gestión de los sistemas de seguridad tenía como principal objetivo la igualdad de género en 2014, y sólo un 26% incluía este aspecto entre sus objetivos significativos [31].
  • En 2014, menos de un 1% de la asistencia proporcionada a los Estados y economías frágiles incluía la igualdad de género como objetivo significativo. Tan sólo un 2% de la asistencia a Estados y economías frágiles incluyó en 2012 y 2013 la igualdad de género como objetivo fundamental, y de los 32.000 millones de dólares de los Estados Unidos destinados a la asistencia, solamente se asignaron 130 millones a organizaciones e instituciones dedicadas a la promoción de la igualdad de género [32].

Notas

[1] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2015). Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad.

[2] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2016). Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad, p. 5.

[3] ONU Mujeres (2012). Manual de consulta de ONU Mujeres sobre las Mujeres, la Paz y la Seguridad, p. 6, donde se cita Participación de las mujeres en las negociaciones de paz: relaciones entre presencia e influencia, p. 2.

[4] Laurel Stone (2015). Estudio de 156 acuerdos de paz, que incluye el análisis de otras variables, Quantitative Analysis of Women’s participation in Peace Processes en Reimagining Peacemaking: Women’s Roles in Peace Processes, anexo II.

[5] Castillo Díaz y Tordjman (2012). Participación de las mujeres en las negociaciones de paz: relaciones entre presencia e influencia.

[6] ONU Mujeres (2015). Mujeres toman las riendas para construir la paz en Colombia, 28 de mayo. Disponible en http://www.unwomen.org/es/news/stories/2015/5/women-build-peace-in-colombia. Véase también Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2016). Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad, pp. 2-3.

[7] Centro de Noticias ONU (2015). UN agency welcomes selection of two female negotiators for Colombia’s peace talks, 29 de noviembre. Disponible en http://www.un.org/apps/news/story.asp?NewsID=46628#.V9l27_krK70.

[8] Unión Interparlamentaria (2015). Parline database query; Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2016). Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad, p. 15. Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2015). Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad, S/2015/716, p. 10.

[9] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2016). Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad, párr. 52.

[10] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2015). Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad, pp. 37–38.

[11] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2014). Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad, p. 10.

[12] Coomaraswamy, Radhika (2015). Prevenir los conflictos, transformar la justicia, garantizar la paz: Estudio mundial sobre la aplicación de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, pp. 293-294.

[13] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2014). Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad, p. 26.

[14] Cálculos de ONU Mujeres basados en estimaciones del Grupo Interinstitucional para la Estimación de la Mortalidad Materna y en estimaciones sobre nacimientos recogidas en la publicación World Population Prospects de la División de Población, citadas en el informe del Secretario General S/2014/693. p. 27.

[15] Save the Children (2014). State of the World’s Mothers 2014: Saving Mothers and Children in Humanitarian Crises, p. 12; y Coomaraswamy, Radhika (2015). Prevenir los conflictos, transformar la justicia, garantizar la paz: Estudio mundial sobre la aplicación de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, p. 76.

[16] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2016). Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad, pp. 13-14.

[17] ONU Mujeres calcula estos datos anualmente para el informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad. Véase también “Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad (2016)”, párr. 52; Departamento de Desarrollo Económico y Social; FAO; PMA; FIDA (2015). Objetivo hambre cero. El papel decisivo de las inversiones en la protección social y la agricultura.

[18] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2016). Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad, p. 7.

[19] IFES (2011). Breaking the Cycle of Gender Violence, p. 16.

[20] ACNUR (2013). Annual Survey on Gender Discrimination in Nationality Laws, p. 1.

[21] Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia de las Naciones Unidas, consultado en octubre de 2014 en http://www.icty.org/sid/10586.

[22] UNICEF (2014). Hidden in Plain Sight: A statistical analysis of violence against children, p. 68.

[23] ACNUR (2014). Woman Alone: The fight for survival by Syria’s refugee women, p. 8.

[24] Consejo Noruego para los Refugiados (2014). Global Overview 2014: People internally displaced by conflict and violence, p. 30.

[25] Comisión de Mujeres Refugiadas (2014). Strong Girls, Powerful Women: Program Planning and Design for Adolescent Girls in Humanitarian Settings, p. 4.

[26] ONU Mujeres (2012). El progreso de las mujeres en el mundo: En busca de la justicia, p. 59.

[27] Conferencia sobre promesas de contribuciones del Fondo para la Consolidación de la Paz de las Naciones Unidas, 21 de septiembre de 2016, Nueva York.

[28] Ibid; véanse también las observaciones del Secretario General durante la conferencia sobre promesas de contribuciones del Fondo para la Consolidación de la Paz de las Naciones Unidas (2016). Disponible en http://www.un.org/press/en/2016/sgsm18113.doc.htm

[29] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2014). Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad, p. 23.

[30] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2016). Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad, p. 14.

[31] Análisis de la asistencia oficial para el desarrollo bilateral de carácter sectorial elaborado por los donantes del Comité de Asistencia para el Desarrollo de la OCDE, citado en Coomaraswamy, Radhika (2015). Prevenir los conflictos, transformar la justicia, garantizar la paz: Estudio mundial sobre la aplicación de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, p. 376.

[32] Ibid. Véase también Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2016). Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la seguridad, p. 28.