Hechos y cifras: Paz y seguridad

Negociaciones de paz

  • De los nueve acuerdos de paz alcanzados en 2011, solamente los de Somalia y Yemen incluían disposiciones específicas referidas a las mujeres [1].
  • Sólo cuatro mujeres formaron parte de los equipos de negociación en los 14 procesos de paz auspiciados por las Naciones Unidas en 2011, concretamente en los de Chipre, Georgia, Guyana y Yemen [2].
  • De los 585 acuerdos de paz firmados entre 1990 y 2010, sólo [3]:
    • 92 contenían al menos una referencia a las mujeres;
    • 17 incluían referencias explícitas a la violencia sexual;
    • 16 mencionaban la protección de los derechos humanos de la mujer o la aplicación del derecho humanitario a las mujeres;
    • 13 destacaban el papel de las mujeres en la implementación de los respectivos acuerdos;
    • 9 proponían reservar escaños o fijar cuotas para las mujeres en los órganos legislativos o ejecutivos;
    • 8 hacían hincapié en la promoción de las organizaciones de mujeres y en la infraestructura requerida para responder a las necesidades prioritarias de las mujeres;
    • 7 hacían referencia a mecanismos específicos para dar respuesta a los delitos cometidos contra mujeres;
    • 7 instaban a incluir a las mujeres y niñas combatientes en los procesos de desarme, desmovilización y reintegración;
    • 5 sugerían el establecimiento de cuotas para las mujeres indígenas;
    • 5 señalaban la necesidad de que las mujeres estuvieran representadas en la policía y en reformas de la policía centradas en la mujer;
    • 4 recomendaban que las mujeres tuvieran representación en el poder judicial; y
    • 4 incluían la violencia sexual como violación del alto al fuego.

Después de un conflicto

  • Las mujeres votantes tienen una probabilidad cuatro veces mayor que sus homólogos varones de ser objeto de actos intimidatorios en las elecciones en Estados frágiles y en transición [4].
  • Hay un aumento significativo en los hogares encabezados por mujeres durante y después de los conflictos (hasta un 40 por ciento de los hogares), y a menudo son los que quedan en peor situación económica [5].
  • En Burundi, la República Democrática del Congo, Iraq, Sierra Leona, Sudán y Timor-Leste, menos del 8 por ciento del gasto se destinaba específicamente a empoderar a las mujeres o promover la igualdad de género en la situación posterior al conflicto [6].
  • En Afganistán, Iraq, Liberia, Somalia, Sudán y Timor-Leste, sólo un 2,9 por ciento de los presupuestos de evaluación de las necesidades posteriores al conflicto se han asignado explícitamente a la igualdad de género y a dar respuesta a las necesidades de las mujeres [7].

Seguridad y justicia

  • La violación ha sido una táctica generalizada en las guerras modernas. Según estimaciones conservadoras, entre 20.000 y 50.000 mujeres habrían sido violadas durante la guerra de Bosnia y Herzegovina en el periodo 1992–1995 [8], mientras que entre 250.000 y 500.000 mujeres y niñas fueron violadas durante el genocidio que vivió Rwanda en 1994 [9].
  • Los datos recabados en 39 países ponen de manifiesto que la presencia de agentes de policía femeninas mantiene una correlación positiva con el número de denuncias por agresión sexual [10]. Sin embargo, de acuerdo con los datos disponibles referidos a 99 países, las mujeres únicamente representan en promedio el 10 por ciento de los efectivos policiales. Los porcentajes más elevados se registran en los países desarrollados y en África subsahariana (13 y 12 por ciento, respectivamente), y los más bajos en Oriente Medio y África del Norte, seguidos de Asia Meridional (2 y 3 por ciento, respectivamente) [11].
  • En septiembre de 2012, tres de los 15 magistrados de la Corte Internacional de Justicia eran mujeres [12]. En la Corte Penal Internacional, esta proporción aumentaba a 10 mujeres de un total de 18 jueces. De los 24 magistrados que han prestado servicio en este último tribunal, 13 han sido mujeres [13].
  • La representación femenina en las comisiones de la verdad varía de forma considerable. En Marruecos, la Instancia Equidad y Reconciliación, constituida en 2004, estaba formada por 16 miembros, entre los que sólo había una mujer. Sin embargo, las mujeres representaban el 44 por ciento de los miembros de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación de Liberia y de la Comisión de la Verdad, la Justicia y la Reconciliación de Kenya [14].
Notas

[1] Informe del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la mujer y la paz y la seguridad, S/2012/732.

[2] Ibid.

[3] C. Bell y C. O’Rourke, 2010, “Peace Agreements or Pieces of Paper? The Impact of UNSC Resolution 1325 on Peace Processes and their Agreements”, International and Comparative Law Quarterly, 59, pp. 941–980.

[4] Gabrielle Bardall, 2011, Breaking the Mold: Understanding Gender and Electoral Violence, Fundación Internacional para Sistemas Electorales.

[5] ONU Mujeres, 2012, “Women working for recovery: The Impact of Female Employment on Family and Community Welfare after Conflict”, UN Women Source Book on Women, Peace and Security.

[6] ONU Mujeres, 2012, “What Women Want: Planning and Financing for Gender-Responsive Peacebuilding”, UN Women Source Book on Women, Peace and Security.

[7] Ibid.

[8] Basado en informes elaborados por el Gobierno de Bosnia y Herzegovina y la Comisión Europea. J. Ward en nombre del Consorcio para el Cuidado de la Salud Reproductiva en los Conflictos, 2002, “Bosnia and Herzegovina”, If Not Now, When?: Addressing Gender-based Violence in Refugee, Internally Displaced, and Post-Conflict Settings, p. 81. Citado en UNIFEM, Hechos y cifras sobre la paz y la seguridad.

[9] Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en Rwanda, 1996, Informe sobre la situación de los derechos humanos en Rwanda, E/CN.4/1996/68, Naciones Unidas, Nueva York.

[10] Ibid.

[11] ONU Mujeres, 2011, El Progreso de las Mujeres en el Mundo: En Busca de la Justicia Progress of the World's Women: In Pursuit of Justice.

[12] Sitio web de la Corte Internacional de Justicia.

[13] Sitio web de la Corte Penal Internacional.

[14] ONU Mujeres, 2012, “A Window of Opportunity: Making Transitional Justice Work for Women”, UN Women Source Book on Women, Peace and Security.