Hechos y cifras: Paz y seguridad

Negociaciones de paz:

  • De un total de 585 acuerdos de paz firmados entre 1990 y 2010, apenas 92 contenían alguna referencia a las mujeres. [1].
  • En 2014, la mitad de todos los acuerdos de paz firmados hacían referencia a las mujeres, la paz y la seguridad [2].
  • Entre 1992 y 2011, menos del 4 por ciento de las personas signatarias de los acuerdos de paz y menos del 10 por ciento de las y los negociadores sentados a la mesa de paz eran mujeres [3].
  • La participación de las mujeres aumenta en un 20 por ciento las probabilidades de que los acuerdos de paz duren al menos dos años. Asimismo, aumenta en un 35 por ciento las probabilidades de que un acuerdo de paz dure 15 años [4].

Liderazgo de las mujeres:

  • En los países afectados por conflictos, la proporción de escaños parlamentarios ocupados por mujeres es cuatro puntos porcentuales inferior al promedio mundial del 22 por ciento, y las mujeres ejercen apenas el 14,8 por ciento de los cargos ministeriales [5].
  • El porcentaje de misiones de las Naciones Unidas sobre el terreno encabezadas por mujeres ha fluctuado entre el 15 por ciento y el 25 por ciento desde 2011 [6].
  • En agosto de 2014, seis embajadoras desempeñaron funciones en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y elevaron la representación de mujeres a un histórico 40 por ciento [7].
  • Sólo el 13 por ciento de las historias en las noticias de los medios sobre cuestiones relativas a paz y seguridad incluían a las mujeres como tema, mientras que las mujeres eran protagonistas de la historia en apenas el 6 por ciento de los casos. Sólo el 4 por ciento de las historias retrataban a mujeres como líderes en países en situación de conflicto o posterior a un conflicto y sólo el 2 por ciento destacaban cuestiones de igualdad de género [8].

Salud, educación y medios de vida:

  • Aproximadamente la mitad de las niñas y los niños en edad escolar primaria que no asisten a la escuela viven en zonas afectadas por conflictos. Las niñas, cuya tasa neta de matriculación ajustada en la enseñanza primaria es sólo del 77,5 por ciento en los países en situación de conflicto o posterior a un conflicto, se ven especialmente afectadas [9].
    Consúltese la infografía relacionada.
  • En promedio, la mortalidad materna es 2,5 veces más alta en los países en situación de conflicto o posterior a un conflicto [10]. Más de la mitad de las muertes maternas en el mundo ocurren en Estados frágiles o afectados por conflictos, y los 10 países que registran el peor desempeño en mortalidad materna se encuentran en situación de conflicto o posterior a un conflicto [11].
  • Sólo el 9 por ciento de la titularidad de la tierra en los países en situación de conflicto o posterior a un conflicto está en manos de mujeres, en comparación con el 19 por ciento mundial [12].
  • La prioridad dada a las mujeres en la distribución de alimentos guarda estrecha relación con una mayor diversidad nutricional; en Mindanao, por ejemplo, la prevalencia del hambre es del 37 por ciento menos [13].

Justicia y seguridad:

  • En 2015, el 97 por ciento del personal militar de mantenimiento de la paz y el 90 por ciento del personal policial son varones [14].
  • Según datos recogidos entre 2006 y 2010, las votantes mujeres tienen una probabilidad cuatro veces mayor que los votantes varones de ser objeto de intimidaciones en las elecciones en Estados frágiles o en transición [15].
  • Veintisiete países poseen disposiciones legales que impiden a las madres transferir su nacionalidad a hijas e hijos en igualdad de condiciones que los padres, lo que convierte a esas niñas y niños en apátridas [16].
  • El 40 por ciento de las condenas dictadas a individuos por el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia incluye cargos de violencia sexual [17].
  • Según informes de la República Democrática del Congo sobre el alcance de la violencia sexual relacionada con los conflictos, ésta oscila entre el 18 por ciento y el 40 por ciento entre las mujeres y niñas y entre el 4 por ciento y el 24 por ciento entre los hombres y niños [18].
  • Uno de cada cuatro hogares de todas las familias sirias refugiadas en Egipto, el Líbano, Iraq y Jordania está encabezado por mujeres [19]. En Malí, más del 50 por ciento de las familias desplazadas están encabezadas por mujeres [20].
  • En Rwanda, antes del genocidio de 1994, las jóvenes contraían matrimonio a una edad promedio de entre 20 y 25 años. En los campamentos para personas refugiadas durante y después del genocidio, la edad promedio para contraer matrimonio era de 15 años [21].
  • La tasa de matrimonio precoz [menor de 18 años] entre las niñas sirias refugiadas en Jordania es del 51 por ciento [22], en comparación con un rango del 13 por ciento al 17 por ciento en Siria antes de la guerra [23].
  • Los datos de 40 países muestran una correlación positiva entre la proporción de policías mujeres y las tasas de denuncia de agresión sexual [24].

Procesos de consolidación de la paz y recuperación:

  • En el contexto de los programas de recuperación temprana, sólo el 22 por ciento de los fondos provenientes de contribuciones en efectivo se desembolsaron directamente para las mujeres en 2013 [25].
  • En 2014, las mujeres recibieron apenas el 35 por ciento de los beneficios de las actividades de empleo temporal de los programas de desarme, desmovilización y reintegración [26].
  • Sólo el 1 por ciento de la asistencia bilateral oficial para el desarrollo destinada a la reforma de la gestión de sistemas de seguridad tenía a la igualdad de género como uno de sus objetivos principales en 2014 y solamente en el 26 por ciento de la que sí lo hacía, la igualdad de género era un objetivo importante [27].
  • Sólo el 2 por ciento de la ayuda destinada a Estados y economías frágiles en 2012 y 2013 tenía a la igualdad de género como un objetivo importante y únicamente US$ 130 millones de un total de casi US$ 32.000 mil millones de la ayuda se distribuyeron entre organizaciones e instituciones que trabajan por la igualdad de las mujeres [28].
  • En Sierra Leona, en una encuesta que pedía principalmente a varones excombatientes que identificaran quién había desempeñado un papel fundamental en la ayuda que recibieron para reintegrarse, el 55 por ciento nombró a las mujeres de la comunidad [29].

Notas

[1] Bell, Christine y C. O’Rourke (2010) “Peace Agreements or Pieces of Paper? The Impact of UNSC Resolution 1325 on Peace Processes and their Agreements”, International and Comparative Law Quarterly, 59, pp.

[2] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2015). Informe del Secretario General sobre las mujeres, la paz y la seguridad ; y Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2014) p.5, Informe del Secretario General de las Naciones Unidas sobre las mujeres, la paz y la seguridad, p. 10.

[3] ONU Mujeres (2012). Manual de consulta de ONU Mujeres sobre las Mujeres, la Paz y la Seguridad, p. 5

[4] Sobre la base de la publicación de Laurel Stone (de próxima aparición), cuyo resumen de los resultados fueron incluidos en Coomaraswamy, Radhika Preventing Conflict, Transforming Justice, and Securing the Peace: A Global Study on Implementation of Security Council resolution 1325. p.41-42

[5] Unión Interparlamentaria (2015). Parline database query y Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2015). Informe del Secretario General sobre las mujeres, la paz y la seguridad, S/2015/716. p. 10.

[6] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2015). Informe del Secretario General sobre las mujeres, la paz y la seguridad. p. 37-38.

[7] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2014). Informe del Secretario General sobre las mujeres, la paz y la seguridad. p. 11.

[8] Coomaraswamy, Radhika (2015). Preventing Conflict, Transforming Justice, and Securing the Peace: A Global Study on Implementation of Security Council resolution 1325.

[9] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2014). Informe del Secretario General sobre las mujeres, la paz y la seguridad. p. 26.

[10] Cálculos de ONU Mujeres basados en datos del Grupo Interinstitucional para la Estimación de la Mortalidad Materna y estimaciones de partos de previsiones de población mundiales de laDivisión de Población. Citados en el informe del Secretario General, S/2014/693. p. 29.

[11] Save the Children (2014), State of the World’s Mothers 2014: Saving Mothers and Children in Humanitarian Crises. p. 12. y Coomaraswamy, Radhika (2015). Preventing Conflict, Transforming Justice, and Securing the Peace: A Global Study on Implementation of Security Council resolution 1325. p. 76.

[12] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2015). Informe del Secretario General sobre las mujeres, la paz y la seguridad ; y Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2014). Informe del Secretario General sobre las mujeres, la paz y la seguridad, p. 23, 24.

[13] ONU Mujeres (2015). The Effect of Gender Equality Programming in Humanitarian Outcomes, p. 10.

[14] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2015). Informe del Secretario General sobre las mujeres, la paz y la seguridad ; y Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2014). Informe del Secretario General sobre las mujeres, la paz y la seguridad. p. 27.

[15] IFES (2011). Breaking the Cycle of Gender Violence, p. 16.

[16] ACNUR (2013). Annual Survey on Gender Discrimination in Nationality Laws, p. 1.

[17] Sitio web del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia, consultado en octubre de 2014.

[18] UNICEF (2014). Hidden in Plain Sight: A statistical analysis of violence against children, p. 68.

[19] ACNUR (2014). Woman Alone: The fight for survival by Syrias refugee women, p. 8.

[20] Consejo Noruego para los Refugiados (2014). Global Overview 2014: People internally displaced by conflict and violence, p. 30.

[21] Women’s Refugee Commission (2014). Strong Girls, Powerful Women: Program Planning and Design for Adolescent Girls in Humanitarian Settings, p. 4.

[22] ONU Mujeres (2013). Gender-Based Violence and Child Protection Among Syrian Refugees in Jordan, with a Focus on Early Marriage, p. 29.

[23] Central Bureau of Statistics Pan-Arab Project for Family Health/Liga de los Estados Árabes y UNICEF (febrero de 2008) “Syrian Arab Republic: Multiple Indicator Cluster Survey 2006”; y UNICEF (2011) The State of the World’s Children: Adolescence: An Age of Opportunity, 2011, p. 122; ambas citadas en Danielle Spencer, To Protect Her Honour’ Child Marriage in Emergencies - the Fatal Confusion between Protecting Girls and Sexual Violence, p. 6–7.
[24] ONU Mujeres (2012). El Progreso de las Mujeres en el Mundo: En busca de la justicia, p. 59.

[25] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2014). Informe del Secretario General sobre las mujeres, la paz y la seguridad, p. 24.

[26] Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2014). Informe del Secretario General sobre las mujeres, la paz y la seguridad, p. 19.

[27] Análisis de la asistencia oficial al desarrollo del sector bilateral de donantes del CAD/OCDE, citado en Coomaraswamy, Radhika (2015). Preventing Conflict, Transforming Justice, and Securing the Peace: A Global Study on Implementation of Security Council resolution 1325. p. 376

[28] ibíd.

[29] O’Neill, Jacqueline (2015) Institute for Inclusive Security. Engaging Women in Disarmament, Demobilization, and Reintegration: Insights for Colombia, p. 3; Mazurana, Dylan y Carlson, Khristopher (2004). Women Waging Peace, the Policy Commission, Hunt Alternatives Fund: From Combat to Community: Women and Girls of Sierra Leone, p. 4-5.

[Página actualizada en octubre de 2015.]