“¡Da una vuelta! ¡Déjate oír!”: Nueve países, 15 motociclistas, un objetivo: poner fin a la violencia contra las mujeres

Fecha : 21 January 2013

“Necesitamos millones de hombres que actúen como agentes del cambio, y deberemos cruzar muchos ríos y océanos antes de lograrlo”, afirmó Antonie de Jong, Director de Movilización de Recursos de ONU Mujeres y uno de los 15 hombres que integró la caravana de motocicletas a través de nueve países del sur de África.

Africa bike ride

Director de Movilización de Recursos de ONU Mujeres Antonie de Jong se une a la caravana de motocicletas en nueve países del sur de África. Foto: Shipyard Productions

Su misión: crear conciencia sobre la violencia contra mujeres y niñas. En promedio, siete de cada 10 mujeres son golpeadas, obligadas a tener relaciones sexuales o sufren otros abusos a manos de un compañero sentimental en el transcurso de sus vidas. [i]

Programada para que coincidiera con los 16 Días de activismo contra la violencia de género, que se conmemoran todos los años a partir del 25 de noviembre, la iniciativa Da una vuelta. Déjate oír. Únete para poner fin a la violencia contra las mujeresfue la primera de este tipo. El viaje, organizado por Harley-Davidson de Johannesburgo y ONU Mujeres, recorrió un trayecto de 8.200 km entre el 25 de noviembre y el 10 de diciembre de 2012.

 

Africa bike ride route

Los motociclistas cruzaron 8.200 km del sur de África, recorriendo nueve países en 16 días.

Este grupo apasionado y decidido recorrió Botswana, Namibia, Zambia, Malawi, Mozambique, Zimbabwe, Sudáfrica, Swazilandia y Lesotho. Los motociclistas se detuvieron por el camino para visitar refugios de mujeres maltratadas, participar en rallys y reunirse con grupos de mujeres y de hombres. Veinte patrocinadores cubrieron las necesidades básicas, desde una camioneta que llevaba los artículos de uso personal y los neumáticos de recambio hasta los fondos necesarios para pagar comida, alojamiento y gasolina.

“En general, todo el mundo cree que los motociclistas son unos tipos grandes y fuertes. Por eso mismo, pueden difundir el mensaje de que golpear a las mujeres no está bien”, comentó Peter Hood del UNFPA, que participó en la caravana. “Son hombres que hablan a otros hombres”.

Hood describió que la experiencia de conocer sobrevivientes en los refugios de mujeres fue una lección de humildad. “Todos tenemos madres, hijas y esposas. Nadie quiere que sufran actos de violencia. Y queremos divulgar el mensaje de que nadie tiene que aguantar la violencia”, señaló.

Añadió que el grupo de motociclistas fue el centro de todas las miradas cuando llegaba a gasolineras y restaurantes de la ruta, porque en África hay pocas Harleys y sus motores hacen mucho ruido. Los motociclistas tenían un blog y lo actualizaban siempre que podían.

 

End Violence Against Women bike ride

Los ciclistas de la cicletada para Eliminar la Violencia contra las Mujeres y las Niñas participan en una ceremonia de banderas en Sudáfrica el 23 de diciembre de 2012. Foto: Shipyard Productions

Al hablar en un rally en Swazilandia, Fran Pieterse resumió su misión en tres palabras: “Educar, comunicar y erradicar”. Dijo que los tres son procesos largos y profundos, que requieren el compromiso de los hombres tanto como el de las mujeres. “Tenemos la esperanza de que este viaje anime a muchos hombres a unirse a nuestra causa. En todo caso, confiamos en que podremos crear lazos entre los grupos de hombres y asociaciones de motociclistas que descubrimos en los nueve países que visitamos. Así nos iremos reforzando para lograr que estos 16 Días de activismo se conviertan en 365 días de activismo”.

De Jong y Redawaan Hendricks, de ONU Mujeres de Johannesburgo, tuvieron la idea del viaje en moto cuando participaron en marzo del año pasado en una escalada al Monte Kilimanjaro para crear conciencia sobre la violencia de género. “Se me ocurrió cuando bajaba de la montaña. Se lo comenté a mi compañero de habitación [Hendricks] y le gustó. Él inventó el eslogan y consiguió el patrocinio de Harley”.

De Jong comenta que la concienciación y la recaudación de fondos van de la mano. El grupo recaudó dinero para el Fondo Fiduciario de la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres. También se reunieron con los Secretarios Permanentes para asuntos de género de Lesotho y Mozambique —ambos hombres— que se mostraron muy dispuestos a trabajar a favor de las mujeres.

Para reforzar la importancia de que los hombres alcen sus voces contra la violencia, también se reunieron con grupos como los Swazi Boys, la asociación de motociclistas de Swazilandia, que ha auspiciado un orfanato y que también manifestó un vivo interés por apoyar la causa de la caravana.

 

Bike ride

Radawaan Hendricks, Gerente de Operaciones de ONU Mujeres Johannesburgo, se prepara para montar. Foto: Shipyard Productions

Pero para los motociclistas, esta travesía fue sólo la primera de muchas por venir. Hay otra planeada para el día de San Valentín, que esta vez contará con motociclistas mujeres. Otra iniciativa es un viaje desde la sede principal de Harley-Davidson en Milwaukee, Wisconsin, hasta Johannesburgo, y tal vez incluso una vuelta al mundo que podría durar más de doce meses.

“Nunca olvidaremos la belleza increíble de los paisajes, la camaradería y la fuerte convicción en la importancia de nuestra causa. Pensaremos en las mujeres que sufren en silencio y rezaremos por ellas; no perdemos la esperanza de que pronto se pueda hacer algo para mejorar su situación”, afirmó de Jong. “Es posible que se necesite diez años más o incluso toda una generación para que haya un cambio grande, pero es un comienzo”.

 


[i] http://www.unwomen.org/news-events/in-focus/in-focus-lets-end-violence-against-women/

Photo slideshow