Declaración de la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres Phumzile Mlambo-Ngcuka sobre el resultado del 58º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer

Fecha: 22 Mar 2014

ONU Mujeres celebra el resultado del 58º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer. El acuerdo representa un hito hacia la agenda mundial transformadora para el desarrollo que sitúa el empoderamiento de las mujeres y las niñas en el centro de atención. Los Estados Miembros han resaltado que, si bien los Objetivos de Desarrollo del Milenio han fomentado el progreso en muchas áreas, seguirán siendo temas incompletos mientras persista la desigualdad de género.

El claro análisis de los Estados Miembros sobre las deficiencias en el diseño y la implementación de los ODM nos ofrece orientación valiosa en este momento en el que la comunidad internacional elabora una agenda exhaustiva para después de 2015. Como señala la Comisión, existen diversos aspectos que impiden el progreso: desigualdades estructurales como las brechas salariales todavía presentes entre los géneros, la distribución desproporcionada del trabajo de cuidado no remunerado que recae en las mujeres, las bajas tasas de mujeres en puestos de toma de decisiones y la persistencia de actitudes, normas y marcos jurídicos discriminatorios.

Elogio a la Comisión por identificar cuestiones críticas que no han sido suficientemente tratadas por los ODM e insto a adoptar medidas que subsanen esta situación.

En particular, los Estados Miembros hacen hincapié en la pandemia de violencia contra mujeres y niñas que afecta a mujeres y niñas de todo el mundo. Asimismo, la Comisión subraya la urgente necesidad de garantizar plenamente el acceso de las mujeres a oportunidades y recursos, incluida una educación de calidad, el control y la propiedad de tierras y otros bienes productivos, así como la salud sexual y reproductiva de las mujeres y los derechos reproductivos, y recomienda tomar medidas, incluidas algunas especiales y temporales, para lograr la plena participación de las mujeres en la toma de decisiones en los sectores público y privado.

La seguridad, los derechos humanos y el empoderamiento de las mujeres son puntos fundamentales en el debate sobre después de 2015. ONU Mujeres se siente alentada por la petición expresada por un gran número de Estados Miembros respecto a instaurar un objetivo de desarrollo sostenible independiente que tenga en cuenta estas cuestiones. Esto requerirá voluntad política, y el apoyo de recursos acordes. La Comisión señala acertadamente que los fondos destinados a respaldar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres siguen sin ser adecuados. Por ello, deberá incrementarse la inversión a favor de las mujeres y las niñas. Esto, como indican los Estados Miembros, tendrá un efecto multiplicador sobre el crecimiento económico sostenido.

Sabemos que la igualdad de las mujeres significa el progreso para todas y todos. Si conseguimos diseñar una hoja de ruta exhaustiva para el futuro, tenemos la oportunidad de cumplir esta premisa y esta promesa. El 58º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer ha significado un impulso importante para que la igualdad entre mujeres y hombres se convierta en una realidad.