Desde mi perspectiva: Elizabeth Chatuwa

Fecha: miércoles, 5 de octubre de 2016

Elizabeth Chatuwa. Photo: Malawi Girl Guides/Otchiwe Nkosi
Foto: Muchachas Guías de Malawi/ Otchiwe Nkosi
Quote

El matrimonio infantil es un problema muy serio en Malawi. Todos creen que las niñas están listan para el matrimonio ni bien llegan a la pubertad. Y éstas abandonan la escuela para casarse. Este país tiene una de las tasas de matrimonio infantil más altas del mundo: de cada dos niñas, una se casa antes de cumplir los 18.

En el 2014, durante una visita a la comunidad rural del distrito de Mangochi, conocí a una niña de 14 años, Chikondi, que ya estaba casada y con un bebé en brazos. Le pregunté por qué se había casado. Me respondió que sus padres la habían casado con un hombre más grande para que éste los mantuviera a ella y a su familia. ¡Fue desgarrador!

El año pasado, ocho de nuestras guías instructoras participaron en un taller en Lusaka, Zambia, organizado por la Asociación Mundial de Guías y Guías Scout y ONU Mujeres, en el cual aprendieron formas de utilizar el currículo “Voces contra la violencia” para frenar la violencia contra mujeres y niñas. Posteriormente regresaron a Malawi y nos enseñaron a mí y a otras jóvenes. Este currículo ayuda a las jóvenes a entender qué es la violencia, saber cómo manifestarse en su contra, y buscar ayuda ante hechos de violencia.

Sin embargo, capacitar a las jóvenes por sí solo no alcanza para terminar con el matrimonio infantil. Es necesario hablar con los padres, líderes de las comunidades y consejeras y consejeros personales para que tomen conciencia de que es una práctica ilegal y que está mal. Debemos lograr que los hombres se involucren; ellos son quienes tienen el poder de decisión.

Después de conocer a Chikondi en Magochi, nuestro grupo de muchachas guías regresó para hablar con sus padres. Nos llevó bastante tiempo, pero finalmente logramos convencerlos de que trajeran a su hija de nuevo a su hogar y que la enviaran a la escuela.

Si se pone un freno a la violencia contra las niñas, éstas pueden contribuir a tener un mundo mejor”.


ODS 5: Igualdad de género
ODS 16: Paz, justicia e instituciones sólidas

Elizabeth Chatuwa, de 28 años, comenzó a participar como guía cuando tenía 10 años. En la actualidad, es la Comisionada Distrital Juvenil de la Asociación de Muchachas Guías de Malawi. Actúa como mentora de diferentes niñas y asiste a jóvenes líderes en la tarea de hacer llegar los programas, incluido el currículo “Voces contra la violencia”, desarrollado conjuntamente entre ONU Mujeres y la Asociación Mundial de Guías y Guías Scouts, con el objeto de concienciar a niñas y jóvenes acerca de sus derechos, evitar el matrimonio infantil y demás formas de violencia, y alentar a las niñas a seguir yendo a la escuela. Su labor contribuye de manera directa al Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 y a su meta de poner fin a todas las formas de violencia contra mujeres y niñas, incluidos los matrimonios infantiles, precoces y forzados. Asimismo, contribuye al Objetivo de Desarrollo Sostenible 16 y a su propósito de poner fin a la violencia infantil.

Lea mas historias de la serie editorial "Desde mi perspectiva".