Día Mundial de la Radio

Mujeres indígenas dicen ‘no más violencia’ mediante la radio en Nicaragua

Fecha: domingo, 12 de febrero de 2017

“Nos hace felices que los hombres de nuestras comunidades escuchen la radio y digan ‘no más violencia’ y reconozcan que las mujeres tienen derechos.”

Es así como Luisa Ruiz* describió el cambio que su proyecto “Mujeres de Wangki Tangni” trajo a su comunidad, estableciendo la primera emisora de radio enfocada en los derechos de las mujeres en la costa atlántica del norte de Nicaragua.

Valerie Carero*, otra oyente ávida, dijo: “Hemos vivido aquí con un alto nivel de violencia sexual contra chicas jóvenes. Pero ahora con este proyecto, estamos hablando diariamente de este tema en las escuelas, en las iglesias, en los hogares, cuando hacemos las tareas y en las reuniones, para poder superar esta violencia. Creemos que ya estamos viendo menos violencia en el hogar y al interior de las familias.”

The MADRE and Wangki Tangni Radio station where programming on violence against women and women’s rights is produced for the community. Photo: UN Trust Fund/Mildred García.
La estación de radio de MADRE y Wangki Tangni, donde se produce programación sobre la violencia contra las mujeres y los derechos de las mujeres para la comunidad. Foto: Fondo Fiduciario de la ONU/Mildred García.

La epidemia nacional de violencia contra las mujeres y las niñas es aguda en esta región, en particular para las mujeres indígenas, cuyas necesidades son a menudo descuidadas y marginadas en zonas remotas. Para llegar a ellos, en junio de 2016, la organización internacional de derechos de la mujer MADRE y su socia local nicaragüense, Wangki Tangni, lanzaron un innovador proyecto radiofónico apoyado por el Fondo Fiduciario de la ONU para Eliminar la Violencia contra la Mujer, administrado por ONU Mujeres en nombre del sistema de las Naciones Unidas. El proyecto apunta a más de 63 comunidades en la región.

A través de esta emisora de radio y de los “grupos de escucha de la comunidad” organizados por las comunicadoras —defensoras de los derechos de las mujeres— de Wangki Tangni, se está difundiendo información consistente y proporcionando un espacio seguro para el aprendizaje de mujeres y niñas, así como de hombres y niños, sobre los derechos de las mujeres, los derechos humanos y conceptos autóctonos de vida pacífica. Es la única emisora de radio de la región que transmite programas en el idioma miskito local.

Communicadoras, who are women’s human rights defenders, record programming for the radio programme “Voices of the Women of Wangki Tangni”, a UN Trust Fund–supported programme. Photo: UN Trust Fund/Mildred García.
Comunicadoras —defensoras de los derechos humanos de las mujeres— graban programación para “Voces de las Mujeres de Wangki Tangni”, un programa de radio respaldado por el Fondo Fiduciario de la ONU. Foto: Fondo Fiduciario de la ONU/Mildred García.

“Hemos trabajado de la mano de mujeres de estas comunidades durante décadas”, dijo Natalia Caruso, Directora de Alianzas de MADRE. “Ellas han enfrentado la guerra, los desastres, la pobreza y la violencia a lo largo de años, pero en todo momento ha habido un factor en común: las mujeres siempre alzan sus voces y esta emisora las amplifica, difunde su mensaje de no violencia y derechos humanos a comunidades que de otro modo quedarían aisladas de la información.”

Mildred García, Gerente de Cartera del Fondo Fiduciario de la ONU para el proyecto, tras una reciente visita a las comunidades, siente que la iniciativa ha dado voz a quienes no tenían voz: “Las mujeres afectadas por la guerra, con condiciones de vida difíciles y en áreas remotas ahora pueden relatar sus historias a través de la radio. Por medio de los programas radiales, las mujeres son informadas sobre sus derechos y cómo acceder a la justicia. Una mujer mayor me dijo: ‘cuando nos reunimos para escuchar el programa con mis nietas y otros miembros de la comunidad en nuestro propio idioma [miskito], nos sentimos incluidas; sentimos que la radio es un instrumento de nuestra batalla de subsistencia.’”

Desde que el proyecto comenzó en 2016, MADRE ha proporcionado más de 350 radios solares a 115 comunidades para ampliar el alcance del programa, y más se distribuirán en los próximos meses. Construyendo capacidad local, también ha formado a 30 comunicadoras sobre técnicas efectivas de entrevistas y radiodifusión, y ha dado entrenamiento a todas quienes hayan recibido un radio sobre cómo usar el equipo.

* Todos los nombres han sido cambiados para proteger la privacidad de las personas.