ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Declaración a la prensa de la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, en Nueva Delhi

Error:

Fecha: 03 October 2012

Declaración a la prensa de la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet. Nueva Delhi, India, 3 de octubre de 2012.

[Cotejar con el texto pronunciado.]

Buenos días a todos. Namaste.

Ésta no es mi primera visita a India, pero sí es mi primera visita en calidad de Directora Ejecutiva de ONU Mujeres. Llegué en un día auspicioso: el aniversario de cumpleaños de Mahatma Gandhi, el 2 de octubre. Él fue quien dijo que “El futuro depende de lo que hagas hoy.

Estoy aquí para aprender de su país. He venido a escuchar a la gente, especialmente a escuchar y aprender de las mujeres en las comunidades, de los altos líderes, del sector privado y de los científicos acerca de la experiencia india. India es la democracia más populosa del mundo, con la sexta parte de la población mundial.

Como Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, mi trabajo termina - el trabajo de mi organización termina - cuando las mujeres tengan vidas justas, libres y decentes con esperanzas cifradas en sus futuros y el futuro de sus hijos. Dado que un sexto de las mujeres del mundo vive en India, yo y todos en ONU Mujeres tenemos que interactuar con ellas. Así que mi primer saludo va dirigido a todas las mujeres de India. Hay mucho de lo que las mujeres aquí pueden estar orgullosas y, sin embargo, todavía queda mucho por hacer. Así que no dejemos para mañana lo que podemos hacer hoy.

En primer lugar quiero hablar de los extraordinarios éxitos.

En India las cuotas han creado uno de los éxitos más notables del mundo en el empoderamiento de las mujeres y en la democracia a nivel de las bases. Hace sólo una década, las mujeres representaban menos del 5 por ciento de los líderes electos en los consejos de las aldeas, y hoy representan más del 40 por ciento.

Un millón y medio de mujeres han sido electas a los panchayats para administrar los servicios públicos y resolver disputas sobre temas que van desde la violencia contra las mujeres y las niñas hasta los matrimonios y la propiedad. Este rápido y dramático cambio es el resultado de reservar puestos para las mujeres, y saludo este logro que es una lección para los esfuerzos que está haciendo el gobierno central por ampliar las cuotas para las mujeres a nivel nacional. El mundo está esperando ver los resultados.

La Ley de reserva para las mujeres destinará un tercio de los escaños para las mujeres en la cámara baja del parlamento y en todas las asambleas legislativas. Si se aprueba, la ley puede crear uno de los cambios más significativos en India desde su independencia en 1947. Enviará un mensaje claro a las indias, y también al mundo, en el sentido de que India está marcando el camino para la democracia, para las mujeres y para la igualdad.

ONU Mujeres insta a India y a los gobiernos de todo el mundo a adoptar medidas especiales temporales como las cuotas para aumentar la cantidad de mujeres en el parlamento y en puestos de toma de decisiones, y para hacer avanzar la igualdad de género. Es una estrategia que ya ha dado frutos; cuando hay más mujeres en la toma de decisiones, las familias, la sociedad y la economía crecen más sanas y fuertes. Es una medida inteligente.

En India más mujeres están asistiendo a las reuniones gram sabhas en las aldeas y durante este viaje tengo muchos deseos de asistir a una de esas reuniones en Alwar, Rajastán. Allí hablaré con las mujeres líderes, estoy ansiosa de hacerlo.

Durante este viaje inauguraré un Centro virtual de excelencia para las representantes electas en Jaipur, único en su tipo, en compañía de cinco líderes destacados de Asia meridional. El Centro beneficiará a mujeres como Vandana Devi, sarpanch de Jhabua por primera vez, que tiene muchas aspiraciones para su aldea y para las generaciones futuras, o como Namgay Peldon, primera mujer líder comunitaria en la historia de Bután.

La participación política de las mujeres tiene que ir de la mano con el empoderamiento económico y con la erradicación de la violencia y la discriminación contra las mujeres.

La participación de las mujeres en el mercado laboral indio en la actualidad es de tan sólo el 22 por ciento, y hay una demanda creciente de mano de obra calificada en la nueva economía, con lo que las mujeres sin calificaciones están quedando relegadas. A la luz de las crisis mundiales de alimentos y financiera, ONU Mujeres promueve mayores inversiones en la agricultura y en el sector agrícola, especialmente dado que el 79 por ciento de las mujeres rurales en India trabajan en la agricultura.

También pedimos que se siga trabajando con ahínco para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas, y para reducir la malnutrición infantil y los índices de mortalidad materna. Por lo tanto, durante mi visita, espero reunirme con líderes del sector privado, con responsables de políticas y con líderes de referencia acerca de qué se puede hacer para fortalecer los esfuerzos en materia de igualdad de género y de empoderamiento de las mujeres.

Esto es central al mandato de ONU Mujeres, que tiene cinco áreas prioritarias: aumentar el liderazgo y la participación de las mujeres; erradicar la violencia contra las mujeres; hacer participar a las mujeres en todos los aspectos de los procesos de paz y de seguridad; mejorar el empoderamiento económico de las mujeres; y poner la igualdad de género en el centro de los planes y presupuestos nacionales de desarrollo.

En los últimos dos años, ONU Mujeres ha apoyado a 14.000 mujeres de grupos vulnerables y de comunidades marginadas en Andhra Pradesh y en Uttar Pradesh para encontrar trabajo con un sueldo correcto y equitativo. Hemos ayudado igualmente a 3.500 mujeres a abrir cuentas bancarias a su nombre, a establecer redes sostenibles e instituciones solidarias que exijan sus derechos.

Junto con el Gobierno y la sociedad civil, ONU Mujeres está dando formación a 65.000 mujeres electas en 16 distritos de 5 estados para que puedan ser líderes más eficaces, y extendiendo la mano a medio millón de mujeres a través de los gram sabhas (reuniones públicas de las aldeas), de modo que los funcionarios oficiales de los distritos puedan oír sus inquietudes en materia de salud, medios de vida, agua y seguridad social.

ONU Mujeres no puede hacer el trabajo que hace para hacer avanzar la igualdad de género por sí sola. Quiero fortalecer la estrecha cooperación y asociación entre el Gobierno de India y ONU Mujeres. Deseo agradecer al Gobierno por el modo en que ha apoyado y apoya a ONU Mujeres en nuestra Junta Ejecutiva. India ha aportado su sólido peso político para hacer avanzar la agenda de igualdad de género, no sólo a nivel nacional sino también a nivel internacional.

También quiero elogiar las leyes y planes firmes y progresistas que han sido adoptados: la Ley de acoso sexual; la Ley de violencia doméstica, y la Ley nacional de garantía del empleo rural que garantiza la misma paga por el mismo trabajo para las mujeres. Insto al gobierno a tomar medidas contundentes para que se les implementen rápidamente, de modo que las mujeres, de todos los ámbitos, se puedan beneficiar de ellas.

Es claro entonces que se ha conseguido mucho, pero todavía queda mucho por hacer. Saludo a todas las personas en India y en el mundo que trabajan a favor de la igualdad de género y del empoderamiento de las mujeres.

Muchas gracias.