ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Alocución de la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, en la segunda sesión ordinaria de la Junta Ejecutiva de ONU Mujeres

Error:

Fecha: 28 November 2012

Alocución de la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, en la segunda sesión ordinaria de la Junta Ejecutiva de ONU Mujeres. Nueva York, 28 de noviembre de 2012.

[Cotejar con el discurso pronunciado.]

Buenos días.

Excelencias, distinguidos delegados, colegas, señoras y señores:

Es un placer estar aquí con ustedes y dirigirme a la Junta Ejecutiva. Hace 26 meses llegué a las Naciones Unidas; ustedes acaban de ver el vídeo que habla de nuestro trabajo, las alianzas y el impacto que logramos en las vidas de las mujeres y de las familias en todo el mundo.

Hemos recorrido mucho camino en un corto periodo, y quiero rendir homenaje a nuestro personal y agradecer el apoyo que nos ha dado las Naciones Unidas, los Estados Miembros de la ONU y ustedes, los miembros de nuestra Junta Ejecutiva. Juntas y juntos estamos progresando. De Haití a Egipto, de Liberia a India y en todos los países del mundo, se está tomando medidas para hacer avanzar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

ONU Mujeres tiene una única razón de existir: obtener resultados que hagan avanzar la igualdad de género y mejorar la vida de las mujeres. Permítanme pues agregar a lo que acaban de ver en el vídeo y ponerlas/os al día acerca de algunos de los resultados estratégicos conseguidos en 2012 en nuestras áreas prioritarias de mayor importancia.

Con el fin de aumentar el liderazgo y la participación de las mujeres en la esfera política, ONU Mujeres trabaja en 71 países para mejorar los marcos jurídicos y las capacidades nacionales. Por ejemplo, en mayo de 2012, Argelia alcanzó el 31 por ciento de mujeres en los parlamentos, volviéndose el primer y único país árabe que alcanzó la meta del 30 por ciento, lo cual es un paso significativo hacia la reforma democrática y la igualdad de género. En julio, las mujeres de Libia obtuvieron la cantidad excepcional de 33 escaños o 16,5 por ciento de representación en las primeras elecciones libres y justas del país en más de 60 años. En Senegal, después de las elecciones de julio, la cantidad de parlamentarias casi se duplicó en la Asamblea Nacional gracias a una ley de paridad que garantiza la participación de las mujeres y la igualdad de género.

Con el propósito de incrementar las oportunidades económicas de las mujeres y de reducir la pobreza, ONU Mujeres brinda apoyo a 67 países que han priorizado el empoderamiento económico de las mujeres. En septiembre me reuní con los jefes de los tres organismos de la ONU que se ocupan de la alimentación y la agricultura, basados en Roma, para lanzar un nuevo programa de empoderamiento de las mujeres rurales de modo que puedan gozar de mejores oportunidades económicas y tener empresas exitosas.

ONU Mujeres también lanzó un nuevo programa conjunto con la Comisión Europea llamado “Primavera para el adelanto de la mujer destinado a empoderar económica y políticamente a las mujeres después de la primavera árabe. Me es grato además informarles que 37 nuevas compañías han firmado los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres desde la última reunión de la Junta, lo que nos lleva a 466 empresas privadas que ya trabajan para hacer avanzar las mismas oportunidades para las mujeres en el trabajo.

Con el objetivo de poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas, ONU Mujeres trabaja en 85 países para prevenir la violencia antes de que ocurra, poner fin a la impunidad de estos crímenes y ampliar los servicios esenciales para las sobrevivientes. ONU Mujeres puso en marcha el programa “Ciudades Seguras en Nueva Delhi, programa que ya se lleva a cabo en Quito, Kigali, Puerto Moresby y El Cairo, con el objetivo de mejorar la seguridad de las mujeres en las calles de las ciudades, en los edificios, en los autobuses y metros, y de mejorar la respuesta y los servicios de la policía. Asimismo, para el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el 25 de noviembre, ONU Mujeres lanzó una iniciativa mundial llamada NOS COMPROMETEMOS, con el fin de mostrar los compromisos nacionales para prevenir y poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas. En este contexto, un poco más tarde el día de hoy celebraremos un evento especial en las Naciones Unidas.

Con el propósito de mejorar el rol de las mujeres en la paz, la seguridad y la respuesta humanitaria, ONU Mujeres apoya la igualdad de género y el liderazgo de las mujeres en 37 países. En septiembre visité Colombia, donde el Presidente declaró que las mujeres serían una parte integral del proceso de paz emergente.

Seguiré alentando la plena participación equitativa de las mujeres en el proceso de paz en Colombia y en todos los países del mundo afectados por un conflicto. Hasta ahora, ONU Mujeres ha capacitado a más de 200 mujeres en puestos superiores de expertas en materia de paz y seguridad en 25 países, de modo que puedan participar en las conversaciones de paz, la reconstrucción y la recuperación. Sabemos que la paz duradera se construye sobre la base de la inclusión, la justicia y la igualdad.

Con el fin de lograr una rendición de cuentas institucional más firme en materia de igualdad de género, ONU Mujeres trabaja en 65 países para promover la planificación y los presupuestos sensibles a los asuntos de género. En la actualidad, 20 países priorizan la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en sus planes y presupuestos nacionales, y el nivel de inversiones realizadas en estas áreas va en aumento.

Este año, por vez primera, se conmemoró el Día Internacional de la Niña el 11 de octubre, por decisión de los Estados Miembros de la ONU. ONU Mujeres se unió a los organismos de la ONU y a los grupos de la sociedad civil de mujeres para hacer un llamado mundial a la acción para poner fin a los matrimonios de niñas y niños. Durante la 67ª sesión de la Asamblea General también hicimos avanzar el estado de derecho con un énfasis en el acceso de las mujeres a la justicia.

El 10 de octubre convoqué la primera reunión del Grupo Asesor Mundial de la Sociedad Civil de ONU Mujeres, cuyos miembros incluyen a los líderes comunitarios y rurales, a los líderes de los grupos de las poblaciones indígenas, a académicos del feminismo, a las/os abogadas/os de los derechos humanos y a los hombres líderes que trabajan en temas de género y de derechos de las mujeres. El Grupo Asesor Mundial de la Sociedad Civil es parte de nuestra red mundial de grupos asesores de la sociedad civil establecidos a nivel de país, regional y mundial. La sociedad civil es uno de los grupos más importantes para ONU Mujeres, y espero seguir teniendo una firme relación con ella para hacer avanzar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en todo el mundo.

También hemos progresado en la implementación de nuestro mandato de coordinación. Estamos dando comienzo al Plan de acción de todo el sistema de la ONU que establece un marco de rendición de cuentas para el trabajo de cada organismo de la ONU en materia de igualdad de género y de empoderamiento de las mujeres. Me es grato anunciar que siete organismos ya han alineado plenamente sus marcos de políticas, estrategias y rendición de cuentas referentes a la igualdad de género mediante los indicadores de desempeño del Plan de acción de todo el sistema de la ONU. Otras seis entidades están en estos momentos haciendo lo propio.

El Plan de acción de todo el sistema de la ONU es reconocido por el ECOSOC y por otras entidades como una herramienta esencial para garantizar la rendición de cuentas del sistema de la ONU en lo relativo a la igualdad de género y al empoderamiento de las mujeres. De hecho, otros organismos ahora reproducen este modelo en otros ámbitos, como el de las/os jóvenes, y esperamos participar en esos procesos también.

Señor Presidente:

En ONU Mujeres sabemos que los resultados tienen que ser institucionalizados en todos los niveles de la organización. Sabemos que los resultados que importan más son los que tocan a las mujeres en su diario vivir, los resultados sobre el terreno en las comunidades donde viven las mujeres y los hombres. Ésta es la razón por la que ONU Mujeres necesita una presencia sobre el terreno y una estructura regional sólidas de modo de poder llevar a cabo la coordinación del sistema de la ONU y las alianzas estratégicas, de institucionalizar una firme cultura de gestión y de evaluación de resultados, de mejorar la eficacia y la responsabilidad organizacional, y de fortalecer la capacidad institucional para obtener resultados.

En ONU Mujeres no obtenemos la legitimidad de nuestra misión y mandato sino de los resultados que logramos sobre el terreno en respuesta a las prioridades nacionales. Es evidente que necesitamos las estructuras apropiadas y eficaces que nos permiten hacerlo. ONU Mujeres ha dado grandes pasos en materia de desarrollo organizacional pero aún queda mucho por hacer. Como se dice popularmente: “Roma no se construyó en un día. El éxito necesita visión, planificación y determinación, y requiere también de una sólida gestión del cambio.

Desde la última vez que nos vimos, ONU Mujeres ha logrado los mayores adelantos en lo relativo a establecer una organización unificada y eficaz. Ahora me gustaría informarles acerca de los pasos que hemos dado en materia de gestión del cambio, a través de nuestra iniciativa en pro de la eficiencia y la eficacia, para obtener resultados de un modo responsable y transparente.

ONU Mujeres ha adoptado una estrategia consolidada de gestión del cambio que se apoya en recomendaciones emitidas en talleres regionales, en un retiro de liderazgo con los directores sobre el terreno, en la estructura regional propuesta y en las recomendaciones de la primera auditoría externa de ONU Mujeres. Como primer paso he contratado una asesora especial de rendición de cuentas y transparencia para que me ayude en este proceso estratégico y a acelerar la gestión del cambio.

A medida que avanzamos hacia la descentralización a través de la estructura regional que proponemos, hemos instaurado la necesaria delegación de autoridad a las/os directoras/es, los nuevos controles internos, un nuevo manual de programas y operaciones, y hemos capacitado a las/os directoras/es sobre nuestras prioridades, programas y operaciones. Hemos progresado considerablemente en la implementación de las IPSAS, las Normas Internacionales de Contabilidad del Sector Público.

Asimismo hemos establecido una nueva política de evaluación, un nuevo comité asesor de auditorías y una línea de asistencia anti fraude. Además, publicaremos los informes de las auditorías internas y ya hemos publicado los datos de la Iniciativa Internacional para la Transparencia de la Ayuda.

Señor Presidente:

En junio presentamos a la Junta Ejecutiva los principios rectores para crear la estructura regional de ONU Mujeres. En su calidad de miembros de la Junta, nos alentaron a seguir avanzando con la estructura regional sobre esa base y pidieron que se les presentara las implicaciones administrativas, funcionales y presupuestarias, así como el plan de implementación ahora en noviembre.

En atención a su solicitud, nos place presentarles el informe final de la Estructura Regional de ONU Mujeres y el informe de la CCAAP, la Comisión Consultiva en Asuntos Administrativos y de Presupuesto, así como la respuesta de la dirección.

El plan de la estructura regional es esencial para producir los resultados que se esperan de nosotras y nosotros. Para ello, nos hemos beneficiado enormemente de amplias consultas. Su guía y opiniones en cuanto que miembros de la Junta, así como su apoyo continuo, han sido invaluables en todo este proceso, y quiero agradecerles por ello.

El plan que les hemos presentado está inspirado en la necesidad de acercarnos a los países donde la demanda de nuestros servicios y las necesidades son mayores, y donde podemos integrarnos a las oficinas de la ONU existentes para lograr tanta interacción como sea posible con nuestros socios del sistema de la ONU. En resumen, este plan responde a la prioridad establecida en nuestro Plan Estratégico de fortalecer las capacidades de ONU Mujeres y de mejorar el apoyo que damos a los países donde viven las mujeres y las niñas y donde podemos tener el mayor impacto. Es sólo a través del fortalecimiento de nuestro trabajo sobre el terreno que podemos dar un apoyo significativo a la autoría nacional del empoderamiento de las mujeres y a la igualdad de género, que es la esencia de esta propuesta.

Presentamos la propuesta de seis oficinas regionales de las cuales dos están en África. La estructura regional está respaldada además por una o varias oficinas que cubren a varios países en cada región.

Las oficinas regionales serán un lazo esencial entre el terreno y la sede; serán las responsables, a través de sus funciones de supervisión y técnicas, de garantizar que el trabajo de ONU Mujeres en los países promueva las normas y los estándares provenientes de los procesos intergubernamentales. Al mismo tiempo, las oficinas regionales se inspirarán de las experiencias de los países y aportarán esos conocimientos a los procesos intergubernamentales, compartiéndolos con los Estados Miembros o haciendo contribuciones directamente para otros informes más amplios como los del Secretario General.

ONU Mujeres está presentando una estructura que tiene el alcance y la finalidad de promover la visión universal de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en todos los países, ya sea a través de la presencia de programas o de la presencia de oficinas, y de acercar nuestra experiencia a las mujeres y a las niñas que servimos. En esencia, la estructura regional nos permite hacer los cambios necesarios para pasar de la estructura y de los procesos empresariales que heredamos a una estructura que responda al mandato universal y al Plan Estratégico de ONU Mujeres.

Hemos aplicado cuatro criterios para decidir la localización de las seis oficinas regionales de ONU Mujeres:

En primer lugar, desde la perspectiva programática, tomamos en cuenta la presencia de un centro de la ONU y la proximidad a los principales socios de ONU Mujeres dentro de los equipos regionales del Grupo para el Desarrollo.

En segundo lugar, desde la perspectiva operacional, se consideró la posibilidad de servir a la región y la facilidad de trabajar en ella.

En tercer lugar, se estudiaron los costos generales del establecimiento y del funcionamiento de las oficinas regionales.

En cuarto lugar, ONU Mujeres consideró su habilidad de sacar partido de los recursos existentes propios y de sus socios para obtener ventajas estratégicas.

Las ubicaciones de las oficinas regionales son:

  • Asia Pacífico - en Bangkok
  • África oriental y meridional - en Nairobi
  • África occidental y central - en Dakar
  • Continente americano y el Caribe - en Panamá
  • Estados Árabes - en El Cairo
  • Europa y Asia central - en Estambul

Para cinco de seis de esas localidades, la decisión fue relativamente fácil dado que nuestras oficinas regionales comparten centros regionales establecidos de la ONU. Sin embargo, para Europa y Asia central, no hay un centro único, pero tuvimos la suerte de que cuatro Estados Miembros hicieron ofertas generosas para albergar nuestra oficina regional. Elegimos Estambul sobre la base de diversos criterios, incluyendo los costos.

Nuestras oficinas regionales están pensadas y estarán localizadas de modo de poder alcanzar la descentralización necesaria para funcionar más eficazmente y cerca de nuestros clientes. La regionalización también incluye mejoras en los procesos empresariales: una responsabilidad más clara en la toma de decisiones diaria; mayor racionalización para la aprobación de programas y proyectos; delegación de autoridad para la gestión y la toma de decisiones operacionales, y procesos de contratación simplificados.

Cada una de estas oficinas regionales tendrá un personal básico de funcionarias/os nacionales e internacionales incluyendo un/a Director/a Regional de nivel D1. Los representantes de país de ONU Mujeres rendirán cuentas directamente a sus Directoras/es Regionales respectivos. Las oficinas regionales también influenciarán y apoyarán el trabajo de los socios regionales de dentro y de fuera de las Naciones Unidas.

La implementación de la estructura regional se hará en fases para evitar interrumpir las operaciones de ONU Mujeres, minimizar los costos y lograr una transición rápida. Para fines de 2013 esperamos haber completado la estructura regional.

Con el propósito de aumentar las capacidades de ONU Mujeres de acuerdo a la nueva estructura que se ha propuesto, hemos comenzado a capacitar a las/os directoras/es. Ya se ha completado dos sesiones de capacitación y la próxima será realizada en febrero. En estas sesiones, los directoras/es, inclusive los representantes de país, aprenden nuevas habilidades, políticas y procedimientos para administrar sus equipos y operaciones de manera eficaz, de modo de alcanzar los objetivos estratégicos de ONU Mujeres.

Esta reestructuración involucra aumentar la cantidad de funcionarias/os en 39 puestos directivos, técnicos y de apoyo operacional. El costo aproximado total de la estructura regional es de $7,1 millones, y los costos relativos al personal representan el 93 por ciento, o sea $6,6 millones.

Para cubrir esos costos, ONU Mujeres no está buscando financiamiento adicional, ya que los aumentos de funcionarias/os pueden cubrirse con el presupuesto existente de 2012/2013 gracias a nuestra prudencia, por la cual mantuvimos pendientes una serie de contrataciones esperando su decisión en lo relativo a la estructura regional. Esto nos permitió disponer de fondos que ahora pueden ser utilizados para cubrir los puestos sin financiamiento adicional en este bienio. Sin embargo, el aumento en los costos de la estructura regional se reflejará en el presupuesto integrado para 2014-2015, que será presentado en su debido momento para examen y decisión por parte de ustedes.

Una vez más muchas gracias por el apoyo y la guía que nos han brindado en el desarrollo de nuestra estructura regional. Esperamos que nuestras discusiones lleguen a una conclusión exitosa.

Señor Presidente:

Una organización eficaz y eficiente está basada en la rendición de cuentas y la transparencia. Quisiera ponerlos al día acerca del progreso en esta área vital y comenzar con nuestra nueva política de evaluación.

La política de evaluación de ONU Mujeres respalda la calidad de nuestros programas y la credibilidad de nuestra organización, y es de primordial importancia para la rendición de cuentas, el aprendizaje y la toma de decisiones. Esta política fue creada después de un examen de las políticas de evaluación existentes en el sistema de la ONU, de amplias consultas y del examen entre pares de la función de evaluación, y de la actual cultura de evaluación de ONU Mujeres. La política es consistente con los estándares internacionales de evaluación y se adapta a las características y al mandato de ONU Mujeres.

La política ofrece un marco para una función de evaluación independiente, creíble y útil que dé pruebas del desempeño de ONU Mujeres para lograr resultados en la búsqueda de la igualdad de género y del empoderamiento de las mujeres. La política también detalla la definición de la evaluación de la igualdad de género, así como los principios y estándares que inspiran la práctica de evaluaciones tales como la autoría nacional, la transparencia, la independencia y la credibilidad. Cubre tanto el rol de coordinación de ONU Mujeres de la evaluación de la igualdad de género en todo el sistema de la ONU, como la evaluación corporativa y descentralizada del trabajo de apoyo y coordinación operacional y normativa que lleva a cabo ONU Mujeres.

También sé que para que esta política tenga éxito, se requiere capacidades adecuadas y un plan detallado de implementación. Ésta es la razón por la que la Oficina de Evaluación trabaja bajo mi dirección para establecer esos componentes, comenzando con un Mecanismo Global de Supervisión: el sistema GATE. Esto asegurará que haya respuestas de la gestión relevantes y oportunas para las evaluaciones y un informe periódico al Director Ejecutivo sobre su estatus y cumplimiento; una plataforma web pública que permita hacer el seguimiento de las acciones que se han prometido; y la creación de un Comité de Evaluación de ONU Mujeres para asesorar a la Entidad en materia de evaluación.

La política de evaluación será un paso importante para establecer una sólida función de evaluación en ONU Mujeres, y esperamos contar con su continuo apoyo.

Señor Presidente, distinguidas/os delegadas/os:

Desde que nos vimos por última vez en junio, la Junta de Auditores presentó su Informe sobre los Estados Financieros de ONU Mujeres para el año 2011. En respuesta a la opinión modificada de la auditoría, hemos tomado medidas decisivas. ONU Mujeres ha creado su marco interno de control y ha delegado autoridad para garantizar que haya una responsabilidad clara para los roles y responsabilidades dentro de la organización.

La Junta de Auditores publicó 28 recomendaciones en su auditoría, 25 de las cuales ya han sido implementadas, y las tres restantes están por ser completadas según la fecha meta establecida. La implementación de las IPSAS ha permitido a ONU Mujeres introducir nuevos procedimientos para promover la gestión financiera de los bienes y recursos.

También me es grato informarles que ONU Mujeres ha establecido un comité asesor de auditorías independiente que se reunió por vez primera el 25 de octubre. Este comité está compuesto por cinco expertas/os de los medios académicos, de la ONU y de la sociedad civil, y valoro su consejo para cumplir con las responsabilidades de supervisión.

ONU Mujeres fortalecerá también las medidas de rendición de cuentas y de transparencia a través de la próxima declaración pública de los informes de la auditoría interna, de común acuerdo con PNUD, FNUAP, UNICEF y UNOPS. Alentamos igualmente a las/os funcionarias/os a denunciar toda actividad fraudulenta, para lo cual hemos establecido una línea de asistencia anti fraude que protege a las/os denunciantes.

Finalmente, me place anunciar que ONU Mujeres es el 100º organismo en publicar información dentro del marco de la Iniciativa International para la Transparencia de la Ayuda. Los miembros del público pueden ver la información de los programas en los países donde trabajamos y el alcance de lo que hacemos. Nos enorgullece ser parte de esta iniciativa de transparencia de la ayuda para facilitar una mejor toma de decisiones en la labor internacional en materia de desarrollo.

Señor Presidente:

Quisiera presentar, como lo solicitara la Junta, los principios, criterios y procedimientos que guiarán el uso de los ingresos por recuperación de costos, tomando en cuenta las metodologías y políticas adoptadas por los otros organismos, especialmente UNICEF, FNUAP y PNUD.

ONU Mujeres es ahora miembro de un grupo de trabajo entre organismos y seguimos un enfoque presupuestario armonizado. Ya se está organizando los debates y los talleres entre organismos y tenemos la intención de presentar, junto a otros, una propuesta sobre la recuperación de costos durante la primera sesión de la Junta Ejecutiva en 2013. Además, estamos proponiendo una metodología para calcular y mantener una reserva operacional para ONU Mujeres, como ya lo requiere el Reglamento Financiero en su artículo 19.2.

Se pretende que esta reserva operacional garantice la viabilidad e integridad financiera de ONU Mujeres y que esté plenamente financiada y disponible en activos circulantes. Toda decisión de disminuir esta reserva será tomada por mí en calidad de Directora Ejecutiva, ofreciendo un informe exhaustivo a la Junta Ejecutiva dado el caso. En esta sesión tendremos la oportunidad de discutir los detalles técnicos de nuestro enfoque y puedo asegurarles que hemos tomado el enfoque prudente de modo de garantizar que se mantenga un nivel suficiente de recursos en efectivo.

También me place mencionar que esta sesión de la Junta Ejecutiva será la primera sesión con una utilización eficiente del papel. ONU Mujeres ha decidido unirse a la iniciativa del Secretario General de la ONU para sacar el mayor partido de los recursos de la organización, reducir los costos y nuestra huella sobre el medio ambiente, y dedicar tantos recursos financieros como sea posible a la programación en materia de igualdad de género y del empoderamiento de las mujeres.

Quisiera agradecer a los Servicios integrados y sostenibles con utilización eficiente del papel —una división de la Secretaría de la ONU— por haber trabajado estrechamente con ONU Mujeres y haber tenido tanto éxito en hacer realidad el uso eficiente del papel en la Junta Ejecutiva de ONU Mujeres. También estamos economizando papel en las tarjetas de felicitación para las fiestas, que este año serán electrónicas.

Señor Presidente:

Permítame comentar brevemente la situación general de financiamiento de la Entidad. Como es de su conocimiento, la movilización de recursos es una parte esencial de la sostenibilidad de nuestra organización, y nuestra estrategia es ampliar y profundizar nuestra base de donantes.

A pesar de la situación financiera y económica adversa a causa de la crisis, estamos haciendo todo lo posible por mantener el nivel del año pasado mediante esfuerzos de promoción, el apoyo creciente de algunos donantes por colmar las brechas, y mediante la movilización del sector privado y voluntario, incluyendo fundaciones.

En 2011 pudimos recaudar $227 millones, que representaron un aumento del 80 por ciento en recursos básicos y del 60 por ciento en recursos complementarios sobre años anteriores. Este año estimamos que alcanzaremos un total de $233 millones, lo que significa que podremos sobrepasar el nivel del año pasado, aunque no alcanzaremos la meta de financiamiento de $300 millones por año. Hemos logrado considerables adelantos en las contribuciones no gubernamentales; por ejemplo, ya hemos sobrepasado ampliamente la meta anual de $3 millones del sector privado y voluntario y estamos analizando nuevas alianzas en este sector.

Sin embargo, si queremos alcanzar nuestras metas necesitamos que ustedes, los Estados Miembros, cumplan urgentemente con sus compromisos y se aseguren que sean pagados antes del 15 de diciembre de modo que puedan ser contabilizados en 2012. También necesitamos nuevos compromisos y que los Estados Miembros prioricen y anticipen sus contribuciones en este momento crítico.

Ahora es el momento de invertir en las mujeres.

Señor Presidente:

A continuación desearía plantear brevemente tres discusiones que estamos teniendo actualmente que creo son fundamentales para que el sistema de la ONU obtenga resultados positivos para las mujeres y la igualdad de género; contamos en este sentido con el firme apoyo por parte de ustedes para poder avanzar. Estas tres discusiones son relativas a la Revisión cuatrienal amplia de políticas para la próxima 57ª sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW) que tendrá lugar en marzo de 2013, así como para el seguimiento de Río+20 en lo referente a los objetivos de desarrollo sostenible y la agenda posterior a 2015.

En primer lugar, como ustedes saben, las deliberaciones de la Revisión amplia de políticas ya están en curso. Esperamos que la Asamblea General destaque el valor intrínseco de la igualdad de género y del empoderamiento de la mujer en el desarrollo en general y específicamente en las actividades operacionales para el desarrollo del sistema de la ONU. El informe del Secretario General reconoce el rol y el mandato de ONU Mujeres en el nuevo panorama del desarrollo.

Esperamos que a través de esta Revisión, la Asamblea General inste a impulsar el uso de instrumentos programáticos y de rendición de cuentas que mejoren la eficacia y la coherencia del trabajo del sistema de la ONU en materia de género y su responsabilidad al respecto.

En segundo lugar, el tema prioritario de la próxima CSW 57 es la prevención y la eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas. Nos estamos preparando activamente trabajando muy de cerca con un grupo de nueve organismos de la ONU, con gobiernos y con la sociedad civil.

El 13 y 14 de diciembre próximos celebraremos una reunión de partes interesadas de modo de prepararnos para la CSW 57, donde participarán una serie de ministros con el fin de crear conciencia sobre los estándares y los compromisos existentes para erradicar la violencia contra la mujer, identificar áreas y temas donde se necesita fortalecer el consenso y establecer alianzas y apoyo. Los invitamos a todos a asistir a esta reunión. Cuento con su apoyo para garantizar que las conclusiones de la CSW 57 promuevan firmemente las medidas para prevenir y responder a la violencia contra las mujeres y las niñas.

Para terminar, ONU Mujeres sigue participando estrechamente con los Estados Miembros, con el sistema de la ONU y con la sociedad civil en el seguimiento de Río+20 para desarrollar los objetivos de desarrollo sostenible y la agenda posterior a 2015. Trabajamos muy de cerca con los equipos de la ONU en los países para garantizar que se oigan las voces de las mujeres en las consultas nacionales. Participamos activamente también en los grupos de trabajo de la ONU, codirigiendo con UNICEF la consulta temática sobre desigualdades.

Trabajamos estrechamente con la sociedad civil y apoyamos y facilitamos su participación. Además, mañana finalizaremos una reunión de un grupo de expertos aquí, en Nueva York, con el propósito de establecer un marco conceptual y las prioridades para la igualdad de género en la agenda posterior a 2015.

Pedimos a todas y todos ustedes, en calidad de socias/os y amigas/os entre los Estados Miembros, no sólo que nos apoyen como ONU Mujeres sino que sean acérrimas/os defensoras/es de la igualdad de género y del empoderamiento de las mujeres. Trabajemos juntas y juntos de modo de garantizar que el sistema de la ONU en general obtenga resultados positivos para las mujeres y las niñas, que los derechos de las mujeres —incluyendo el derecho a vivir libres de violencia— estén protegidos y sean respetados y promovidos, y que la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres ocupen un lugar central en la agenda de desarrollo posterior a 2015.

Muchas gracias una vez más por el firme apoyo que brindan a ONU Mujeres y por hacer avanzar la igualdad para todas y todos. Esperamos ansiosamente el día donde cada persona pueda gozar de las mismas oportunidades, dignidad y libertad.

Muchas gracias.