Las leyes a favor de las mujeres se afianzan en Pakistán

Fecha: 26 Mar 2012

Las mujeres en Pakistán se han enfrentado a enormes retos en sus esfuerzos por alcanzar la igualdad de género y luchar contra la violencia de género en su país, particularmente en lo referente a problemas específicos presentados por las normas y prácticas tradicionales. Sin embargo, en los últimos años, importantes adelantos en materia de leyes a favor de las mujeres han mostrado que los esfuerzos del gobierno de Pakistán y de los grupos defensores del empoderamiento de las mujeres en el país están dando resultados.

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, el Presidente de Pakistán aprobó el proyecto de Ley 2012 de la Comisión Nacional sobre la condición jurídica y social de la mujer, que le ha otorgado a la Comisión nueva autonomía financiera y administrativa y, por consiguiente, mejor alcance para investigar las violaciones de los derechos de las mujeres. Un año antes, la Ley de prevención de prácticas contra las mujeres pasó a formar parte de la jurisprudencia nacional, reconociendo explícitamente las prácticas tales como la violencia con ácido, los matrimonios forzados y los denominados “asesinatos por honor como actos criminales, y otorgando protección y acción legal para las víctimas.

La Ley de control de ácidos y de prevención de los crímenes con ácido (Enmienda) fue aprobada por el Senado en diciembre de 2011 y, por primera vez, se ofrece orientación sobre cómo el Estado debe castigar a los culpables y apoyar a las víctimas de este violento crimen de género. Las mujeres ahora también están mejor protegidas del acoso sexual en el trabajo y de la violencia doméstica desde que se adoptaron leyes sobre esos temas en 2010 y 2011 respectivamente. Con el fin de garantizar que las leyes de acoso sexual se incorporen estructuralmente al sistema, existe un código de conducta que es observado por un comité especial establecido por la Comisión Nacional sobre la condición jurídica y social de la mujer en 2010 y que está compuesto por representantes del gobierno, de la sociedad civil y de ONU Mujeres.

Apoyando a los legisladores y cambiando la mentalidad de las personas

En todos estos procesos legislativos, ONU Mujeres ha trabajado con las ONG locales para analizar los temas, facilitar consultas entre los expertos y la sociedad civil y redactar proyectos de leyes. Se ha llevado a cabo diálogos, mesas redondas, formaciones y seminarios sobre los temas y las obligaciones relacionadas con la igualdad de género. Se ha hecho participar a los que trabajan en el ámbito nacional como los parlamentarios, y a los que hacen cabildeo desde el exterior.

Estas plataformas han dado origen a estrategias de promoción y a diálogos con las partes que aún tienen reservas, a fin de fomentar una mejor comprensión de la necesidad de cambiar. Por su parte, los expertos de ONU Mujeres se han esforzado por garantizar que los proyectos de ley sean acordes a las mejores prácticas y estándares internacionales, así como por capacitar a los participantes y monitorear las leyes cuando éstas son aprobadas.

Estas leyes tienen más probabilidades de ser respetadas si se cambia la mentalidad y los estereotipos de modo que reflejen mejor la igualdad y la no discriminación. Con el fin de involucrar a las personas con los compromisos del país para poner fin a la violencia de género, ONU Mujeres lanzó en Pakistán en 2011 la Campaña un millón de firmas durante los 16 Días de activismo que organiza anualmente la ONU. La campaña se hizo conjuntamente con las organizaciones de la Alianza para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y las Niñas, y fue la primera de esta magnitud sobre este tema. Se movilizó a 4.500 miembros de las comunidades y usuarios de los medios sociales, y a 1.500 mujeres líderes paquistaníes que consiguieron 700.000 firmas en apoyo a los objetivos de dicha Alianza. Se presentó igualmente Cartas de Demandas de 57 distritos a los parlamentarios. Las acciones hicieron participar a las mujeres en todo el país en tareas relacionadas con el empoderamiento, alentando el liderazgo entre las mujeres marginadas o haciendo campaña para mejorar la respuesta que da el sistema de justicia penal a la violencia de género.

Estos avances en la ley y en la promoción que la rodea han demostrado que existe un compromiso por alcanzar el empoderamiento de las mujeres en Pakistán a todos los niveles. Con mayor vigilancia, apoyo y empoderamiento de las redes de mujeres, se espera que estos éxitos se traduzcan en cambios reales y concretos para las mujeres de Pakistán.