Para las mujeres en Gaza, su ingreso es esencial para cambiar la dinámica del poder en el hogar

Fecha: jueves, 12 de julio de 2018

Warda Hassan, a survivor of violence and a trainee at Food Incubator, making cheese stuffed pastries. Photo: UN Women/Eunjin Jeong

Son las 7:00 am un lunes por la mañana en Gaza, Palestina. La cocina de 70 metros cuadrados, ubicada en la planta baja del Centro Hayat, el primer centro antiviolencia en la Franja de Gaza, resuena con el bullicio de actividades. Cinco mujeres en batas de chef preparan alegremente los ingredientes para cocinar.

“Hoy tenemos que preparar una orden grande,” dice Warda Hassan*, señalando a un pizarrón blanco con una lista de productos de comida. “Recibimos otra orden de hojaldres para una boda. Asimismo, habrá una entrega a dos supermercados a las 9:00 am, 20 pizzas cada uno,” añade Hassan, con una gran sonrisa.

Lea el artículo completo en inglés>