Desde mi perspectiva: Francesca de Antoni

Fecha: lunes, 14 de noviembre de 2016

Francesca de Antoni, de 31 años, es una voluntaria de las Naciones Unidas y coordinadora de programas en la oficina de ONU Mujeres en Malí para un proyecto apoyado por el Peace Building Fund. Foto: ONU Mujeres/Ryan Brown.
Foto: ONU Mujeres/Ryan Brown
Quote

Vivo y trabajo en la capital. Los fines de semana, siempre que miro hacia fuera veo a los hombres jugando a las cartas o al ajedrez, mientras que las mujeres están siempre trabajando. Desde mi terraza puedo verlas cocinando en sus patios, o atendiendo algún otro de los quehaceres del hogar. Los roles de género son rígidos, incluso en la capital. Y en las zonas rurales tengo entendido que es peor.

Uno de los principales desafíos a los que se enfrentan las mujeres en Malí es la violencia de género. Las mujeres no se expresan en contra porque hay demasiados estigmas asociados a ello. En algunos casos, se acepta como parte de la cultura.

El fin de todo conflicto trae consigo la oportunidad de llevar a cabo una reconstrucción de superación.

La violencia de género siempre fue un problema, pero ahora la gente ha comenzado a hablar de ella. Las capacitaciones realizadas con el apoyo de los programas para la consolidación de la paz están logrando un cambio de mentalidad. Junto con miembros del Parlamento, estamos adoptando medidas para apoyar una ley integral sobre violencia de género.

A la hora de debatir sobre la paz, los hombres siguen siendo los principales actores en los diálogos formales. Eso tiene que cambiar. He conocido a mujeres increíblemente maravillosas que están al frente de las Chozas de Paz en sus comunidades, que luchan contra todo tipo de problemas. Incluso me he enterado de que se encargaron de un caso de discriminación contra una niña en una escuela que implicaba cuestiones étnicas. Se acercaron al director y resolvieron el problema. ¡Eso sí es consolidar la paz desde sus cimientos! El proyecto tiene previsto crear dos nuevas Chozas de la Paz en Menaka y Tombuctú el año que viene.”


ODS 5: Igualdad de género
ODS 16: Paz, justicia e instituciones sólidas

Francesca De Antoni tiene 31 años, es Voluntaria de la ONU y Coordinadora de Programa. Trabaja desde la oficina de ONU Mujeres en Malí en un proyecto que cuenta con el apoyo del Fondo para la Consolidación de la Paz. Recientemente ha participado en un taller de aprendizaje organizado conjuntamente por ONU Mujeres, la Oficina de Apoyo a la Consolidación de la Paz (PBSO, por sus siglas en inglés) y el programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) realizado en Nueva York entre el 24 y el 27 de octubre de 2016 en el marco de las actividades paralelas del Debate Abierto sobre las Mujeres, la Paz y la Seguridad del Consejo de Seguridad de la ONU. Su labor contribuye al Objetivo 5 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, relativo a la igualdad de género, y su meta de poner fin a la violencia contra mujeres y niñas, así como también al Objetivo 16, que promueve sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilita el acceso a la justicia para todas y todos y crea instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles.

Lea más historias de la serie editorial “Desde mi perspectiva”.