En palabras de Anny T. Modi: "Las mujeres jóvenes quieren ser consideradas como actoras y agentes del cambio"

Fecha: jueves, 2 de agosto de 2018

Anny T. Modi. Photo: UN Women/Christian  Mulumba

Anny Tengandide Modi es una madre soltera de 36 años que vive en Kinshasa, en la República Democrática del Congo (RDC). En julio de 2017, se unió a la Red de Mujeres Líderes Africanas, una iniciativa de ONU Mujeres, la Comisión de la Unión Africana y la Misión Permanente de Alemania. Modi es la Defensora de la Juventud dentro de la Red. También es la directora ejecutiva de Afia Mama (salud de la mujer), una organización comprometida con la salud reproductiva y el acceso de las mujeres a la justicia, además del desarrollo del liderazgo, el empoderamiento económico, la asistencia legal y el desarrollo económico y social de las mujeres jóvenes.

Quote

Para escapar de las matanzas y la guerra en la región oriental de la RDC, mi tío consiguió enviarme a Sudáfrica como refugiada. Yo hablaba inglés con fluidez y empecé a ayudar a otras personas refugiadas víctimas de discriminación cuando había que tratar con las autoridades locales para que se tramitara su documentación.

Aún estaba en Sudáfrica cuando estalló otro conflicto armado en la RDC en 2009. Se usaba la violación como arma de guerra. Junto con otras jóvenes, empecé una campaña contra la violación. Me apoyaba la Iniciativa Sociedad Abierta de África meridional. Fue la primera vez que pensé en mí misma como una joven líder.

Las jóvenes carecen de información sobre sus propios derechos. La discriminación que sufren [y los roles que se espera que desempeñen] aún está arraigada en nuestra cultura. La falta de unos entornos propicios impide que surjan las iniciativas dirigidas por mujeres.

En todos los lugares, no sólo en las principales ciudades, las jóvenes necesitan orientación y apoyo a lo largo de toda su formación como líderes. También se las debe considerar como pares que pueden aportar soluciones innovadoras.

Las mujeres jóvenes quieren ser consideradas como actoras y agentes del cambio, y no meras beneficiarias. No estamos pidiendo ayuda, queremos sentarnos a la mesa con el resto de las personas y participar plenamente en el desarrollo de este país.

La Red de Mujeres Líderes Africanas es muy importante para las jóvenes de la RDC. Apareció en un momento en que no había un puente entre las dos generaciones. Como mujeres jóvenes, trabajábamos en compartimentos estancos. La Red ayuda a que se incorporen las jóvenes para fortalecer el movimiento femenino.

La Delegación de la RDC desea mejorar el liderazgo de las mujeres congolesas a la hora de aportar cambios transformadores. Es necesario que las mujeres, no sólo en Kinshasa, conozcan la fuerza y los beneficios de pertenecer a esta Red."